UNIVERSIDAD

El rugir de los motores

En pocos días la autopista Luján-Mercedes, una extensión del Acceso Oeste, partirá en dos el predio de la Universidad de Luján, pasando a metros de la biblioteca. El trazado fue proyectado en los ’60 y luego el mismo lugar fue adjudicado a la universidad creada en 1972. Cuando en 1998 se inició la licitación para construir la autopista, la comunidad académica de la UNLu, con apoyo del resto del sistema universitario, se opuso. Pero fue en vano. Este mes se licitaría el tramo que falta otorgar y en diciembre comenzarían las obras, cuya duración se estima en tres años. Las autoridades de la UNLu lograron mejoras en el proyecto original y también algunas obras para la casa que se harán en compensación. Además, se acordó que los trabajos de construcción se realicen en períodos de receso académico. Otro logro fue que la autopista pasará a unos metros bajo nivel –en semitrinchera– y estará ubicada tras una cortina forestal, que se espera reduzca el impacto sonoro. Un puente unirá los edificios centrales la UNLu, unas cuatro hectáreas, con el resto del predio, unas 245 hectáreas.

Compartir: 

Twitter
 

 

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.