UNIVERSIDAD

Para que los estudiantes sigan los trámites desde el celular

Los alumnos de treinta universidades nacionales que tengan celular podrán acceder vía telefónica a información sobre su historial académico y realizar operaciones administrativas.

 Por Julián Bruschtein

Cerca de 600 mil estudiantes de treinta universidades de todo el país podrán hacer un seguimiento de sus actividades académicas a través del teléfono celular (siempre y cuando tengan uno). La red de navegación de telefonía móvil fue integrada por la Secretaría de Políticas Universitarias al sistema informático de las universidad para que los alumnos puedan acceder a los datos sobre fecha y lugar de clases, confirmar inscripciones a materias o consultar las notas de sus exámenes y otros trámites. Entre las universidades nacionales que ya están en condiciones de implementar el servicio están las de Buenos Aires, del Comahue, Litoral, San Luis, Formosa, Misiones y Córdoba.

El SIU-Guaraní es un sistema informático que ya viene funcionando con el propósito de agilizar la gestión de las universidades. Por su intermedio, los estudiantes pueden obtener, a través de Internet, información sobre su historia académica. Ahora, según difundió ayer el Ministerio de Educación, también pueden hacerlo desde el teléfono celular. El sistema facilita el flujo de información entre las unidades académicas que lo utilizan y los alumnos, sin necesidad de que los universitarios se acerquen hasta las sedes donde cursan. A distancia pueden consultar notas de exámenes finales, confirmar su inscripción a alguna materia o averiguar el cronograma de clases.

La coordinadora del proyecto, María Luján Gurmendi, explicó a Página/12 que su función era “brindar software de gestión a las entidades que lo requieran. El SIU-Guaraní registra toda la actividad académica que realicen los alumnos en las aulas, desde que ingresan al sistema universitario hasta que egresan”. El objetivo primordial del sistema es impulsar “una mejora en la gestión institucional. Funciona con la misma seguridad con la que se pueden hacer movimientos bancarios electrónicamente”, agregó Gurmendi, “por lo tanto, la información es privada y segura”.

La masificación del uso de los teléfonos móviles entre los estudiantes decidió a los impulsores del proyecto a incorporarlo como instrumento de gestión. Sobre las 41 universidades existentes, por ahora son treinta las instituciones que formalmente utilizan la red, mientras que otras nueve se encuentran probando el software. Aunque depende de la organización de cada universidad –sea centralizada o descentralizada–, en total suman 208 las unidades académicas que están en condiciones de ofrecer el servicio WAP, la red de navegación para los celulares.

Para obtener el permiso de acceso al servicio “sólo hace falta pedir un usuario y generar la clave de acceso en la misma unidad académica en la que estudian, y si ya la tienen para la navegación en la web, no hace falta generar otra, porque es la misma”, explicó la funcionaria. Los docentes también están incluidos para el uso de la aplicación. Desde allí pueden verificar la agenda de las clases o la cantidad de alumnos que se inscribieron para rendir exámenes, con un sistema que “facilita en tiempo y forma el acceso a los datos”, en cualquier momento, sin tener que acercarse al establecimiento, y a un costo “menor al de una llamada de celular o similar al de una visita al ciber o conexión dial-up”, según consta en la página web del SIU (www.siu.edu.ar). A su vez el sistema guarda el recorrido administrativo-académico de cada uno de los alumnos, información que luego se cruza con otro programa utilizado para generar datos acerca del alumnado de cada institución, con el fin de elaborar informes estadísticos.

Compartir: 

Twitter
 

“La información es privada y segura”, aseguró la coordinadora del proyecto, María Luján Gurmendi.
Imagen: Guadalupe Lombardo
 
UNIVERSIDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.