SOCIEDAD

Choferes con tarjeta magnética para que las empresas no violen la ley

El Ministerio de Trabajo lo acordó con las empresas de larga distancia. Es para controlar que se cumplan los horarios de descanso de los conductores y, de esa manera, evitar accidentes.

 Por Pedro Lipcovich

Los conductores de ómnibus de larga distancia deberán registrar sus jornadas en una tarjeta magnética personal, a fin de evitar que las empresas incumplan los tiempos de descanso obligatorios; así lo anunció la viceministra de Trabajo. La medida, que fue acordada con los empresarios del transporte, procura mitigar el “fraude a la ley” que, según la funcionaria, cometen esos mismos empresarios al falsear los datos en las libretas de trabajo de los choferes. En el incumplimiento del descanso de los conductores –importante causal de accidentes– inciden también otros factores. Las empresas aducen que, habiendo dos choferes en el ómnibus, el que no maneja está cumpliendo su período de descanso; el Ministerio –en sintonía con la experiencia internacional– sostiene que no es así y que debería instaurarse un sistema de postas para que, en viajes largos, cada mil kilómetros la dupla de conductores sea reemplazada por otra. Esta discrepancia se debate desde hace cuatro años en una comisión; mientras tanto, las empresas siguen imponiendo su criterio. “Todo se resume en una frase: hay que tomar más personal”, precisó la viceministra, pero las empresas están lejos de hacerle caso: ante la multiplicación de servicios en las vacaciones de verano o –como ahora– en las de invierno, en vez de contratar más choferes vulneran el descanso de sus empleados.

“Los empresarios del transporte de pasajeros y la Unión Tranviarios Automotor (UTA) ya aceptaron reemplazar la actual libreta de trabajo por una tarjeta magnética, y esta semana comenzará la tarea de establecer su diseño”, anunció Noemí Rial, viceministra de Trabajo de la Nación, a Página/12. “En las inspecciones, una de las mayores irregularidades registradas es que la libreta de trabajo, donde debería constar cada toma y salida de servicio, está llena de borrones, tiene hojas en blanco o está escrita con lápiz para poder cambiar los datos. Es un fraude a la ley”, señaló.

El acuerdo consiste en “cambiar la libreta manual por un sistema informático que, al garantizar que no se vulneren los horarios de ingreso y egreso, preservará los francos y descansos correspondientes –explicó la funcionaria–. Cada ómnibus tendrá un aparato por el cual el chofer deberá pasar su tarjeta, que deberá ser inviolable y personal: pensamos en la posibilidad de que incluya el registro de su huella digital, para que no pueda intercambiarse”.

–¿Alcanza con una solución técnica acordada entre las partes? Porque usted hablaba de una actitud fraudulenta de las empresas: ¿No rigen sanciones? –preguntó Página/12.

–Lo primero es contar con un documento de trabajo inviolable, como lo será la tarjeta. Además, las empresas saben los perjuicios que les trae cada accidente, en términos de demandas de los damnificados o de sus deudos. El nuevo documento de trabajo va a generar la modificación de los ciclos de jornadas y francos, algo por lo que el Ministerio viene peleando desde hace cuatro años –contestó Rial.

Porque, además, “en viajes muy largos, como los que llevan a Bariloche, Ushuaia o al norte, las empresas interpretan que, al haber una dupla de conductores, el tiempo de manejo de cada uno se reduce a la mitad del viaje. El Ministerio, al igual que la CNRT, sostiene que el conductor que no maneja también trabaja, y de hecho debe estar atento a advertir peligros o a reemplazar a su compañero. Lo que planteamos es un sistema de postas como el que rige en países como Chile, por el cual la dupla de conductores se sustituye cada mil kilómetros. Se trata de garantizar el descanso de 12 horas”, explicó la funcionaria.

“Si quiere que lo resuma –resumió Rial–, hay que tomar más personal. En verano, los viajes a Mar del Plata y otros destinos turísticos se multiplican, al igual que el trayecto a Bariloche en vacaciones de invierno: si las empresas no contratan más trabajadores, ¿cómo hacen para sacar más coches con los que ya tienen, si no es reduciéndoles el descanso? Ya en 2004, las empresas acordaron con la Secretaría de Transporte tomar más conductores. Pero no hay mano de obra ociosa en larga distancia; se podría recurrir a choferes de corta distancia, pero habría que capacitarlos, porque no es lo mismo manejar en ruta que en ciudad: nos proponemos, con la UTA y con la Secretaría de Empleo de este ministerio, ofrecer capacitación”, se esperanzó la viceministra.

Compartir: 

Twitter
 

La tarjeta reemplazará a la actual libreta, que suele presentar borrones y otras irregularidades.
Imagen: DyN
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.