VIDEOS

Lanzamientos

BONANZA, EN VIAS DE EXTINCION,
de Ulises Rosell. Con Bonanza Muchinsci, N. Muchinsci.
2003, 80 min. Primer Plano Video.

Llega al video el curioso documental de Ulises Rosell sobre los Muchinsci, familia de chatarreros presidida por un pater familiae que se conduce como si fuera una majestad del desecho. Dueño de un taller dedicado al desguace y reciclado de chapa, Bonanza Muchinsci no tiene ningún problema en reconocerse como ex pirata del asfalto, a la vez que cría zorritos, amaestra serpientes yarará a pelo y vive vaya a saber de qué negocios. Su hijo Norberto juega a zambullirse en el barrizal que está al costado de la casa-taller-criadero, mientras la pequeña Vero protesta porque el papá no la deja “boxear” a un vecino. Rosell filma todo como un testigo mudo, sin emitir ningún juicio. Pero puede intuirse su simpatía hacia estos personajes que parecerían representar una suerte de Argentina bizarra, tal vez más auténtica que la oficial.


UNA RAZON PARA VIVIR,
de Gérard Jugnot. Con G. Jugnot, Jules Sitruk y Michèle García.
2002, 100 min. Transeuropa.

Durante la ocupación nazi, un colaboracionista parisino convence a su suegro de que quienes le robaron un cerdo de la carnicería son los hijos de un matrimonio judío, que vive en el piso de arriba. Esto sucede justo en el momento en que la familia está por huir. Tras la denuncia, terminan siendo llevados justo al lugar de donde querían escapar: un campo de exterminio. Ese es sólo el comienzo de Monsieur Batignole, insidiosa visión del fascismo cotidiano en la Francia de la ocupación, que por estos días se edita en video. Después, toda la familia del carnicero terminará apropiándose del departamento de los deportados. Lamentablemente, en su segunda mitad la película le da al carnicero la oportunidad de redimirse, lo cual termina diluyendo el poder vitriólico que la primera parte había evidenciado.


TE DOY MIS OJOS,
de Iciar Bollain. Con Laia Marull, Luis Tovar, Candela Peña y R.M. Sardá.
2003, 106 min. Gativideo.

Como denuncian las estadísticas, en España el problema de la violencia familiar es particularmente grave. Dirigida por Iciar Bollain (que allá lejos y hace tiempo supo ser la pecosa protagonista de El sur), Te doy mis ojos toma ese toro por las astas, practicando una suerte de radiografía de castigador y castigada. Bollain no cae en el maniqueísmo de negarle una humanidad al esposo pegador (el cada vez más destacado Luis Tovar), mostrando cuánto le cuesta dejar de serlo. Tampoco exculpa del todo a ella (magnífica Laia Marull), que no puede evitar volver a ponerse en el lugar de golpeada. La realizadora evita todo golpe bajo y prefiere dar a pensar antes que shockear. Lo cual no quiere decir que la película no incluya una escena de humillación que está al borde de lo intolerable.


SIETE AÑOS DE MATRIMONIO,
de Didier Bourdon. Con D. Bourdon, Catherine Frot y Jacques Weber.
2003, 94 min. AVH.

Una comedia que funciona menos como comedia que como estudio de un matrimonio corto en deseos. El es un médico que se la pasa fantaseando con otras mujeres, pero a la que duerme a su lado no le da ni la hora. Alrededor de ellos todo parece temblar: la hija anda muy curiosa con besos de lengua y otras prácticas sexuales, y al cuñado le da por salir de fiesta vestido de mujer. Un sexólogo les recomienda sacudirse un poco las polillas, por lo cual ambos comienzan a frecuentar clubes de swingers, pornoshops y esas cosas, terrenos en los que a ella se la nota mucho mejor predispuesta que él. Todo un éxito en su país, a esta comedia francesa no le sobra comicidad, y otro tanto podría decirse del protagonista, que es también el director y guionista. Pero como estudio de la sexualidad reprimida no está mal.

Compartir: 

Twitter
 

 
VIDEOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.