CARTAS DE LECTORES

Aguinaldo

Luego de larga espera, quería cobrar mi aguinaldo como el resto de mis compañeros docentes de la ciudad de Buenos Aires.

Pero nunca esperaba llevarme tamaña sorpresa delante de un cajero.

En vez de tener depositados los setecientos pesos (suma paupérrima comparada con los seis mil que debe tener depositado el ministro de Educación), tenía sólo 380.

Sí, así como suena. La mitad del aguinaldo al que ya le había asignado múltiples usos.

Pero Mauricio me cambió el cronograma, ahora deberé pensar de dónde sacar la otra mitad de mi sueldo.

Cuando pude salir de mi estupor me hice dos preguntas: ¿y si el jefe de Gobierno se preocupa más por estas cuestiones y no por las mangueras en las despedidas de quinto año? ¿O será acaso un castigo contra un gremio que no acepta sus políticas y luchó todo el año para frenar el neoliberalismo del PRO? Y por último un llamado a la solidaridad: ¿dónde están los recibos de sueldo? ¿En qué despacho se perdieron? Desde el mes de noviembre que no llegan a las escuelas.

Muchas gracias por este espacio de opinión y catarsis.

Mauro Falduto

DNI 31.343.297

Compartir: 

Twitter
 

 

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.