DEPORTES › EL MíTICO RALLY AFRICANO SE PONE EN MARCHA CON LA LARGADA SIMBóLICA ESTA TARDE EN EL OBELISCO

El Dakar sale a la conquista de Sudamérica

Más de 500 vehículos tomarán parte de la prueba, a lo largo de casi 10.000 kilómetros durante dos semanas, con la participación de doce argentinos. Los especialistas auguran una competencia más dura que en Africa. Mañana a las 4.30, la largada.

 Por Pablo Vignone

Después de 30 años, el Dakar, la competencia mecánica más dura del planeta, abandona su territorio natural, las dunas, las rocas y las playas africanas, para internarse en la geografía argentina. Con un costo aproximadamente 20 veces menor al que significaría la organización de un Grand Prix de Fórmula 1, pero con una exposición varias veces mayor –se calcula que 189 países recibirán cerca de 630 horas de producción televisiva a lo largo de los 15 días de la competencia–, el Dakar pondrá a la Argentina en un plano de relevancia a nivel deportivo mundial durante la primera quincena del 2009. La prueba, de la que tomarán parte 530 vehículos (230 motos, 30 cuatriciclos, 188 autos y 82 camiones), se pondrá en marcha oficiosamente esta tarde, entre las 17 y las 23, en una largada simbólica en el Obelisco, y de manera oficial mañana muy temprano, a las 4.30, cuando la primera máquina, la moto KTM nº 1 del francés Cyril Despres, ponga rumbo a La Pampa.

La prueba, se anticipa, será más dura que cualquier edición africana: tendrá más de 9500 kilómetros de recorrido repartidos en 14 etapas, todas en días consecutivos salvo una jornada de descanso, el 10 de enero, en Valparaíso (Chile). Salvo el punto de partida y de llegada de cada etapa, el recorrido es conocido por los pilotos con muy poca antelación a la largada, y comprende mayormente zonas de campo traviesa, transitando numerosos y típicos accidentes naturales. A diferencia de Africa, habrá mucho agua que vadear y la prueba trepará desde el nivel del mar en Buenos Aires a los 4700 metros del paso cordillerano.

Esta excursión a Sudamérica se produce luego de que la edición 2008 se suspendiera un día antes de arrancar a causa de una amenaza terrorista de Al Qaida al paso de la carrera por Mauritania. La competencia, creada en 1979 por el aventurero francés Thierry Sabine, recorrió siempre terreno africano, partiendo desde Europa (en París, Granada o Lisboa). Sabine murió en 1986 al caerse el helicóptero que lo transportaba. Pero sucesivos problemas políticos o sociales en Africa fueron quitándole viabilidad al Dakar en las dunas saharianas. Por eso, la edición 2009 parte desde Buenos Aires.

Este Dakar asegura una fuerte competencia en la división más atractiva, la de los prototipos 4x4, en la que tres equipos oficiales –los de Mitsubishi, Volkswagen y BMW– se disputan el triunfo. La adopción de motores diesel por parte de la escuadra oficial Mitsubishi presupone la primera victoria de un automóvil gasolero en el Dakar, ya que tanto VW como BMW utilizaban ya ese tipo de impulsores.

La marca japonesa, que posee el historial más rico de victorias en la prueba, compite con los nuevos Lancer Racing, con chasis de acero, carrocería de fibra de carbono y tracción en las cuatro ruedas. Sus pilotos serán los franceses Stéphane Peterhansel (seis veces ganador en moto y tres en auto, en 2004, 2005 y 2007), Luc Alphand (ganador en 2006 y campeón olímpico de esquí), el japonés Hiroshi Masuoka (vencedor en 2002 y 2003) y el español Joan “Nani” Roma. El equipo nipón trajo 180 toneladas de equipamiento para lograr su 13ª victoria en la prueba, y las moverá a lo largo de los casi 10 mil kilómetros de la competencia: siete camiones y ocho coches de asistencia, 28 mil litros de gasoil y el material necesario para sostener a las 65 personas del equipo a lo largo de la quincena de prueba.

Mitsubishi no pierde el Dakar desde 2001 pero Volkswagen quiere ganárselo por primera vez, y por eso apuesta a la confiabilidad de sus Touareg Race 2 a sus cuatro pilotos, el español Carlos Sainz (campeón mundial de rally en dos ocasiones, va por su tercera participación en el Dakar), el alemán Dieter Depping, el sudafricano Giniel De Villiers y el estadounidense Mark Miller. El equipo BMW, con sus X3 diesel, es la tercera fuerza en acción, y tendrá otros cuatro autos en competencia, para el qatarí Nasser Al Attiyah (el mejor piloto de Medio Oriente), el francés Guerlain Chicherit, el argentino Orlando Terranova y el ruso Leonid Novitski.

Para defender el prestigio de la mecánica naftera quedaron los Hummer del mercurial Robby Gordon (ex piloto de IndyCar) o los buggies de Thierry Magnaldi, Alfie Cox o Yvan Muller (campeón mundial de autos de turismo).

Entre las motos el panorama es menos disputado, ya que sólo la casa austríaca KTM tiene presencia oficial, de manera que la prueba podría reducirse a un duelo exclusivo entre sus dos principales pilotos, el francés Cyril Despres y el español Marc Coma.

Compartir: 

Twitter
 

El Dakar en Avenida Santa Fe: el McRae de Michel De Groot lidera la caravana.
Imagen: Alejandro Leiva
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.