CONTRATAPA

Matrimonio, y algo más

 Por Rodrigo Fresán

Algunas entradas para una hipotética enciclopedia en trámite de la real boda principesca del próximo sábado.
AHHH... “Sólo me casaré por amor”, dijo el príncipe hace muchos, pero muchos años. Y mañana se casa, nomás.
ALMUDENA Catedral donde tendrá lugar la magna ceremonia. A nadie le gusta, todos las critican, pero es lo que hay. Aznar casó a su hija en El Escorial en una boda un tanto exagerada. Pero claro, por entonces España era un imperio y no una monárquica constitucional.
ARBOLES Un minuto de silencio por todos los árboles que murieron para fabricar el papel con el que se imprimirá la próxima megaedición de la revista Hola!
BALCONES Se alquilan. Para ver la boda.
BORGES, JORGE LUIS Escritor argentino que Zapatero saca a colación con la más mínima excusa. No me quejo. Es un lujo. El otro día, durante un almuerzo, les recitó un poema de Borges a los novios que lo observaron, seguro, con cierta inquietud. Antes, hubo problemas a la hora de ordenarse para la foto oficial en las escalinatas de La Moncloa. Zapatero es un novato. Felipe, experto en estas cosas desde que tiene memoria, puso orden en cuestión de segundos. Después, Zapatero recitó el poema ya citado. Después comieron y no se recita con la boca llena.
CIUDAD/MADRID Capital del reino y ciudad que de un tiempo a esta parte lleva una vida movida: bombas, cambio de gobierno, ahora la boda y la carrera hacia las Olimpíadas 2012 que acaba de acelerarse. Los edificios y monumentos más emblemáticos han sido iluminados. Los que están en obras han sido cubiertos con lienzos que amplían detalles de cielos madrileños en cuadros de Goya o Velázquez: la verdad que quedan lindos.
COBERTURA Total. 200 cámaras y 27 unidades móviles. Más que en El show de Truman.
CORAZON, PROGRAMAS DEL Han desaparecido. Desde hace días que no hay chismes de cuernos y rupturas varias. Todo es principesco. El lunes, se sabe, volverán las noticias plebeyas y bastardas.
CORTE Atención: cortejar no es lo mismo que hacer la corte. Tampoco confundir con El Corte Inglés, que es otra cosa diferente y, a pesar de su nombre, muy española.
EDUCACION A los niños, en los colegios, les ponen como tarea imaginar cómo será la boda. Y que la dibujen. En serio, lo vi por televisión. La imaginan linda y demencial.
FORUM Va poca gente. ¿Por qué no se casan ahí?
LUGAR/FUERA DE El de Julio Iglesias quien lleva 14 años de concubinato con Miranda y que justo por estos días se le ocurre anunciar casorio. Nadie le dio bola. Raphael –verdadero juglar del reino– jamás hubiera hecho algo así.
PERIODISTAS Muchos, miles, de todas partes del mundo. ¿Tiene la boda alguna importancia histórica? No. ¿Es la boda un acontecimiento histórico? Sí. ¿Quedó claro?
PEÑAFIEL, JAIME Mi personaje favorito. Una especie de crítico de monarquías y, durante muchos años, en buenos términos con el palacio, pero quien se puso pesado con el tema de las novias del príncipe repitiendo una y otra vez que no estaban a la altura del cargo, etc. Resultado: no lo invitaron a la boda y hasta la vista, baby. Ahora pasea su rencor por diversos programas como un oráculo enloquecido señalando con furia cada blooper protocolar de la futura princesa y augurando apocalipsis matrimonial a breve plazo. Es divertidísimo.
REGALOS Muchos. Y una ventaja: los dos tienen presentes para volver a ser regalados en próximas bodas principescas. Argentina envió un salero y un pimentero en plata esterlina. ¿Tendrán motivos gauchescos? Si llegan a verlos en la mesa del príncipe Andrew de aquí a unos años, ya saben: no se los robó, se los regalaron.
REYES La verdad que a mí me caen muy bien. Lo suyo nada tiene que ver con las costumbres tabloides y euro-trash de otras noblezas de por aquí. Las encuestas realizadas a pie de trono en cuanto a si Felipe/Letizia darán la talla son buenas. Sólo 8 de cada 100 españoles piensa que Letizia no será buena reina. A Felipe no se lo encuesta. Felipe es automáticamente bueno. Sangre azul y esas cosas: los efectos especiales de la realeza.
ROPA Los jackets de alquiler se han agotado en Madrid mientras que la venta de pamelas se ha disparado.
SEGURIDAD Nunca hubo tanta desde una cumbre árabe-israelí en los ’90. 8.000.000 de presupuesto y si se arroja una piedra, seguro que uno le pega a un funcionario de seguridad: 23.600 especialistas para 1400 invitados especiales. Estarán en la tierra, en el aire (helicópteros, avión-espía), en los techos (francotiradores) y en las alcantarillas. Pero a no quejarse: si el PP hubiera ganado, los soldados todavía estarían en Irak. Y la cosa estaría un poquito más complicada, un poquito más miedosa.
SOUVENIRS Hay muchos y la mayoría –como debe ser– son espantosos. Banderas, platos, dedales, serie especial de estampillas, cucharitas, chocolates... Toda superficie donde se pueda encajar el rostro de los novios vale, ¿vale? El más creativo, una máquina que te convierte en cuestión de segundos una moneda de 2 centavos en medallita alusiva. Eso sí: la metamorfosis cuesta un euro.
TAMAÑO De eso fue de lo que hablaron Felipe y Letizia la noche en que se conocieron: del tamaño de sus respectivos pisos. El piso entero de Letizia cabía en la suite de Felipe en su no hace mucho estrenado Pabellón del Príncipe: un bulín de soltero que no disfrutó demasiado. 1700 metros cuadrados, 4.000.000 de euros y hay preocupación porque han vuelto a advertir que a la ibérica burbuja inmobiliaria le queda poco tiempo para el ¡pif!
TRAFICO Pesado. Insoportable. Como siempre. Madrid.
TRAJE El de la novia, el gran enigma, siempre. Lo diseñó el histórico y legendario modisto Manuel Pertegaz. El hombre vistió a Audrey Hepburn y a otras princesas de celuloide, parece simpático y no para de dar entrevistas. Hay una retrospectiva de su obra en el Museo Reina Sofía. Y Pertegaz se parece un poco a Gollum. Mi tesssssssssoro.
TRUENOS Y RAYOS El clima –lo supieron los emperadores de la Atlántida y los monarcas de Lemuria– es lo único que no se puede dominar. Pronóstico reservado. Anuncian tormenta el viernes por la noche, y chaparrones para el sábado. Todos miran al cielo, todos cruzan los dedos, todos rezan al santo que corresponda, todos son iguales bajo el cielo. La lluvia no respeta protocolos. La lluvia es anarquista. La lluvia –están todos invitados les guste o no– es la fiesta del agua. La lluvia es aguafiestas.

Compartir: 

Twitter
 

 
CONTRATAPA
 indice
  • Matrimonio, y algo más
    Por Rodrigo Fresán

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.