ECONOMíA › EL CORTE DE GAS A INDUSTRIAS Y GENERADORAS ES EL 25% DE SU DEMANDA

No se calienten, pero compren fuel

La restricción que ya aplican las distribuidoras a los grandes usuarios es, en volumen, importante: 27 millones de metros cúbicos diarios. Pero sólo afecta a un número menor de clientes, entre 150 y 200 grandes industrias y centrales térmicas en todo el país.

 Por Raúl Dellatorre

La restricción de oferta de gas natural a grandes usuarios, que se registra desde abril, ha afectado a un número de 150 a 200 clientes industrias y centrales térmicas. La información surge del registro de despacho diario que cada distribuidora eleva al Enargas y revela que, pese a que la temperatura no ha descendido a niveles invernales en la zona metropolitana (cuando sube fuertemente el consumo de gas hogareño), el recorte de abastecimiento a clientes con contrato interrumpible ya suma unos 27 millones de metros cúbicos diarios. Dicho volumen equivale al 25 por ciento de la demanda global de los grandes usuarios. Ayer, por otra parte, se practicó una nueva reducción en el bombeo de gas a Chile, según se informó en Santiago, con lo cual las exportaciones a ese país han pasado de 21/22 millones de m3 por día a menos de 14 millones, desde que la Secretaría de Energía argentina dispuso el mecanismo de restricciones.
La región más afectada por los recortes es el área metropolitana. En la zona correspondiente a Metrogas, se le recortó el abastecimiento a grandes clientes en 15,3 millones de metros cúbicos el último miércoles. Fue la reducción más fuerte de la temporada, pero en la última semana el recorte se mantuvo todos los días por encima de los 13 millones. Según señaló un especialista ayer, “todavía no hubo días con temperaturas en el Gran Buenos Aires inferiores a los 5 grados, porque ahí es donde el consumo de gas domiciliario pega un salto”. Es decir que faltan llegar los picos de consumo que obligarán a cortes más severos en el abastecimiento a industrias.
Por ahora, el desequilibrio pudo controlarse con la reducción del suministro a no más de siete grandes clientes de Metrogas. Entre ellos, los dos más importantes: Central Costanera y Central Puerto. Ambos están siendo alimentados con fuel oil importado desde Venezuela. Otras cinco empresas “aportan” la reducción restante.
Camuzzi Gas Pampeana, la distribuidora que atiende el interior de la provincia de Buenos Aires (salvo zona Norte, bajo control de Gas Natural BAN), recortó el miércoles 6,1 millones de metros cúbicos, centrando el impacto sobre la zona de Bahía Blanca (3,4 millones). Desde el 11 de mayo, los recortes oscilan entre 5,5 y 6,8 millones de m3 diarios. Pero los clientes afectados no superan los 30. Litoral Gas, que atiende la distribución en la provincia de Santa Fe, recortó el miércoles 2,3 millones de metros cúbicos, alcanzando a 43 clientes industriales y generadores eléctricos. En el caso de Gas del Centro (Córdoba), el volumen de reducción de oferta es de 1,5 millón de m3 diarios, afectando a una decena de clientes. Este es el único caso de los mencionados en el que la causa de la restricción es, además de la falta de gas, la limitación en la capacidad de transporte.
El ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, se entusiasmó ayer al comentar que en los primeros 19 días de mayo se había consumido 7 millones metros cúbicos diarios menos que en 2003 aun con temperaturas inferiores, “ahorro” que atribuyó a la “solidaridad” de la población al reducir el uso de energía. Sin embargo, las estadísticas diarias de las distribuidoras revelan que la reducción global del consumo de gas no obedece centralmente a reducciones voluntarias, sino a que los cortes a la industria están por encima de los niveles del año pasado para la misma fecha. Las consecuencias, sin embargo, no son ni de cerca tan alarmantes como las sugeridas por el ministro de la Producción bonaerense.
Los funcionarios del área energética resaltaron ayer que el uso a pleno de la capacidad de transporte y la inyección de gas a su máxima capacidad hacia fin de mes permitirán equilibrar la demanda doméstica sin gran sacrificio de industriales con contratos interrumpibles. Desde Neuquén, el ministro de Empresas Públicas de la provincia resaltó que “la Nación se está dando cuenta de que la solución de la crisis energética pasa por Neuquén”, principal región gasífera del país. Pero como el tema es también el transporte, aseguró que el próximo 10 de junio se inaugurará una planta compresora que agregará cinco millones diarios al sistema. En el gobierno nacional siguen haciendo cuentas y sumando oferta para cuando llegue el frío.

Compartir: 

Twitter
 

La industria y las generadoras con servicio interrumpible ya sufren las consecuencias de la falta de gas.
SUBNOTAS
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.