EL PAíS › EL GOBIERNO PRESENTARA EL LUNES LA REFORMA POLITICA

Quiero retruco al duhaldismo

Son doce proyectos que arman la reforma imaginada por la Casa Rosada. Se contrapone a la iniciativa presentada por Atanasof.

 Por Martín Piqué

El lunes próximo el Gobierno anunciará, desde el Salón Blanco de la Casa Rosada, su propuesta de Reforma Política. Será otro acto ideado para impactar sobre la opinión pública y se realizará un día antes del aniversario de la asunción de Néstor Kirchner. La propuesta está compuesta por doce proyectos de ley que impulsarán cambios en distintos aspectos de la actividad política. En esas iniciativas –que el fin de semana serán supervisadas por el Presidente– se propone eliminar las listas sábana, depurar los padrones, incorporar el voto electrónico, reformar la Justicia electoral y modificar la financiación de los partidos. En la Rosada preparan todo a contrarreloj, para anticiparse al PJ bonaerense que está impulsando su propio proyecto para terminar con las listas sábana.
Los doce proyectos del Gobierno están siendo discutidos con el mayor secreto en distintas áreas del Gobierno. A partir de hoy, el ministro del Interior, Aníbal Fernández, se dedicará en forma intensiva a debatir las propuestas junto con el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, y el secretario legal y técnico, Carlos Zannini. Por orden de Kirchner, Aníbal Fernández convocó a otros ministros para que aporten ideas en la propuesta general que se presentará el lunes. Según el Gobierno, en el debate participan organizaciones no gubernamentales, docentes de universidades públicas, asociaciones profesionales y constitucionalistas.
El apuro del Gobierno responde a la velocidad con que un grupo de diputados del PJ avanzó con una iniciativa propia para eliminar las listas sábana. El autor del proyecto es Alfredo Atanasof, ex jefe de Gabinete de Eduardo Duhalde, quien se inspiró en el sistema electoral vigente en Brasil. La propuesta de Atanasof está incluida dentro de un grupo de 60 proyectos de ley a los que la Comisión de Asuntos Constitucionales le dio estado parlamentario el miércoles pasado. La idea tiene el respaldo de los diputados cordobeses y santafesinos, quienes se comprometieron en apoyarla por sugerencia de los gobernadores Carlos Reutemann y Jorge Obeid.
Básicamente, el proyecto de Atanasof consiste en que cada partido político registre un 150 por ciento de candidatos antes de los comicios. Esto supone que, si en las elecciones se ponen en juego 10 bancas en Diputados, las fuerzas deben presentar 15 postulantes. Así, tras optar por un partido, los votantes deberían elegir entre los candidatos de ese partido a los 10 que quisieran que ocupen los cargos en cuestión. Luego se harían dos escrutinios: uno para definir qué partido ganó, otro para ver qué candidatos ocuparán los cargos. “Así no hay ninguna posibilidad de que alguien se pueda agazapar detrás de la popularidad de otra persona”, explicaba ayer uno de los diputados que apoya esa propuesta.
Pero ese proyecto no cayó bien en la Rosada. La urgencia con que los diputados le dieron estado parlamentario a la propuesta irritó al Presidente. El encargado de transmitir ese enojo fue Aníbal Fernández, quien salió a criticar la forma en que el duhaldismo presentó el plan de Atanasof. También cuestionó, con palabras muy duras, el contenido de la iniciativa. “Es un simple maquillaje”, desafió. Según el ministro del Interior, en una reunión con Duhalde habían acordado esperar para “mirar un proyecto un poquito más detenidamente”. La sospecha del Gobierno es que la actitud de los diputados se puede interpretar como otro capítulo de la guerra de baja intensidad entre Kirchner y los gobernadores.
La tensión entre el Gobierno y los diputados del PJ se reflejó en la respuesta que Chiche Duhalde le dirigió al ministro del Interior. “Es un error de Aníbal Fernández, porque lo más importante que está sucediendo en este tema es que, por primera vez, se pone en escena la necesidad de terminar con las listas sábana”, dijo la diputada. En sus dichos, la esposa de Duhalde insistió en que Fernández “se equivoca” y atribuyó ese supuesto error al “temperamento de Aníbal, que es un poco exaltado”. Pero las diferencias entre el Ejecutivo y los legisladores van más allá dequién presentó el proyecto, cuándo y por qué. Mientras la propuesta nacional está inspirada en el sistema electoral de Alemania, el plan de Atanasof se basa en el método que rige en Brasil.
El proyecto alemán propone que en el cuarto oscuro –se podría hacer en pantalla si prospera el voto electrónico– los votantes tengan a su disposición las boletas partidarias con los candidatos y otra nómina uninominal por circunscripciones, para lo cual habría que dividir cada distrito en circuitos electorales más pequeños. Ese método permitiría que los votantes conozcan mejor a los postulantes. Por el contrario, el proyecto brasileño propone incluir dentro de las listas más nombres que los cargos electivos en disputa. Las diferencias persisten salvo en una cosa: hay que abolir la lista sábana.

Compartir: 

Twitter
 

Aníbal Fernández coordina las tareas del oficialismo.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.