CONTRATAPA

Etica y antiética

 Por Enrique Medina

Serrano acepta el palmario juicio de don Carmelo sobre la televisión basura, agregando:

–Hasta resulta irónico los televisores colgados en bares y restoranes. Están al pedo. Siempre sin sonido. Imágenes al pedo, eso es. No se puede creer el criterio que han tenido los dueños de estos bares para poner televisores. ¿Qué pensaban, que uno vendría a los bares a ver televisión? Hay que ser bien estúpido. Si yo vengo al bar es para estar tranquilo y charlar con amigos, si quiero ver tele la veo en casa...

–No olvides que empezaron a colgarlos para ver los partidos del fútbol...

Y siguen dale que dale, hasta que, siempre mudo, en el televisor aparece el actor Francella publicitando las ventajas del juego.

–¿Cómo se llamaba éste, che...?

–Se llama, no murió, che. Rodríguez, se llama...

Azucena lo corrige, aclarándole que se confunde porque hacen la misma publicidad, y bebe un sorbo de té y mete espiritual bocadillo:

–Mirá vos... A mí me gustaba... Me desilusionó que hiciera esta publicidad de la Lotería... Yo creí que era un buen hombre... Pero estimular a la gente a que juegue es como estimular al suicidio. Es sabido que jugar es una enfermedad.

Y entran a discutir sobre el derecho a trabajar y el derecho a embolsar. Don Carmelo apoya:

–Y sí, hay que agarrar viaje, hoy en día uno tiene que chapar de donde venga... La guita es la guita. ¿Vos te imaginás lo que le deben haber pagado? ¡Ni te cuento! Un fangote que ni te cuento...

Gloria introduce la servilleta manchada de rouge en la taza y pontifica:

–No creo que sea tan grave, Azucena. Me refiero a este actor. Sí, me cayó pesado en el caso de Pinti. Porque Pinti basó toda su carrera en la crítica moral y ética, en lo político y en todo eso; además es un profesor, creo que de filosofía, no sé, de él sí me cayó mal, tanto hacer de juez de los santos cielos y terminar aconsejando que una juegue..., no sé, me parece grosso... En cambio, estos muchachos siempre fueron nada..., no lo veo mal, todo depende de cuál es tu imagen, es decir, si vos sos comunista no vas a hacer publicidad de la Coca-Cola ¿no?, se cae de maduro, creo, no sé... Yo no creo que a Pinti le falte dinero. Toda su vida trabajó a teatro lleno. Esa plata es legítima, se la dio el público. Yo, que pagué la entrada para ver un espectáculo en el que él criticaba todo lo malo y yo me sentía representada por lo que él decía...

Razona Don Carmelo:

–No exageres, Glorita. Se puede cambiar de opinión. ¡La guita es guita y lo demás, verso!...

Serrano deja el diario, le pide otro café al mozo y recuerda:

–No estoy seguro si fue en la época de los milicos, o antes, pero era en ese tiempo, sí... Me recuerdo porque ustedes acaban de hablar de la Coca-Cola. Fue un caso parecido y se ventiló en algunos diarios... La Coca-Cola hizo una campaña publicitaria con actores y gente muy famosa y les pagaron parece que muy-muy bien, en dólares, claro. El ambiente estaba muy politizado y muchos actores firmaban solicitadas por la izquierda y todo eso. Y se zanjó la disputa porque un actor, que parecía de izquierda, agarró viaje, creo que se habló de veinte mil dólares o más, algo así, estuvo mal mirado, y la Solita Silveyra no agarró viaje. Creo que hubo algún otro actor, no muy famoso, que tampoco agarró viaje, pero agarraron casi todos, salvo la Solita, que tuvo conducta. Y según me dijeron esa guita le hubiera venido muy bien, porque creo que estaba medio prohibida o algo así...

–Lo que me molesta no es que hagan publicidad sino que digan una cosa y hagan otra, ¿no? Si vos te convertís en fiscal de la República, al mismo tiempo que te estás arrogando derechos, también te estás condicionando personalmente, ¿o no?... No me molesta que hagan publicidad de un vino, un detergente, lo que sea... ¡Pero no del juego! ¡Hay límites! Si no hay límites, en cualquier momento terminamos haciendo publicidad de la marihuana y la cocaína...

Al concluir de hablar Gloria, se enciman todos a la vez y la conversación se convierte en ensalada. El mozo deposita el café en la mesa y Serrano le pregunta:

–¿Si usted es de Boca y le ofrecen muy buen dinero para que haga una publicidad a favor de River, la hace, eh?...

Sorprendido en la encrucijada, el mozo abre los ojos, piensa dos segundos y suelta:

–La verdad... Es que el fútbol no me interesa; me gusta la cocina, estoy estudiando con...

Compartir: 

Twitter
 

 
CONTRATAPA
 indice
  • Etica y antiética
    Por Enrique Medina

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.