DEPORTES › NALBANDIAN Y MONACO BUSCARAN UN SITIO EN EL PARTIDO DECISIVO

En la final habrá un argentino

El cordobés aprovechó el abandono de Ferrero para avanzar a la semifinal del ATP de Buenos Aires, en la que se enfrentará al tandilense, que un rato antes había superado a Máximo González. En la otra semi, Acasuso se medirá con Robredo desde las 12.

 Por Facundo Martínez

La quinta jornada del ATP de Buenos Aires no arrojó sorpresas. Con las victorias de anoche de David Nalbandian y Juan Mónaco, Argentina se aseguró un finalista, ya que ambos tenistas se cruzarán hoy, no antes de las 14, por una de las semifinales del torneo; la otra la protagonizarán, desde las 12, el misionero José Acasuso y el español Tommy Robredo (ver aparte). Tanto Nalbandian, que ayer llegó a su victoria número 300 en el circuito, como Mónaco buscarán repetir el título conseguido en 2008 y 2007, respectivamente.

El partido entre Nalbandian y Ferrero propició que prácticamente se llenara el estadio. Para la victoria, el cordobés no necesitó más que una cuota de su exquisito repertorio. Es que Ferrero no pudo meterse mucho en el partido, sobre todo luego de haber pedido médico al cabo del quinto juego del primer set, cuando ya perdía 4-1, con dos quiebres sobre sus espaldas. Sin embargo, el español remontó el marcador al regresar y complicó un poco al cordobés. Entonces apareció el público y con su constante apoyo levantó a Nalbandian para que éste cerrara la manga por 6-3. Con ese envión, Nalbandian arrancó ganando el segundo set, ante un rival que cada vez oponía menos resistencia. Así llegó a ponerse arriba 3-0, y eso fue suficiente para Ferrero, que no pudo seguir.

Antes, Mónaco se impuso en el duelo entre tandilenses. Derrotó a su amigo y ex compañero de entrenamientos Máximo González por 6-2 y 6-3 y se metió en las semifinales. Se esperaba un partido más parejo. Mónaco venía de ganar en tres calurosos sets a Martín Vassallo Argüello y González apenas había luchado para imponerse frente a Brian Dabul. Pero si hubo paridad en el court, fue más bien en los errores.

De arranque, Mónaco le regaló a González dos chances de quiebre, pero el amigo las dejó pasar. Lo mismo, pero al revés, pasó en el sexto juego, pero esta vez Mónaco consiguió imponerse en la primera de dos. Sosteniendo su servicio, Mónaco llegó al octavo juego con una diferencia de 5-2 y con un nuevo quiebre, en la tercera chance que dispuso, terminó llevándose el primer set por un contundente 6-2. Curioso fue el desarrollo del segundo. González experimentó una leve reacción y tuvo dos veces a su contrincante entre las cuerdas: lo quebró en el primer y quinto juego, pero en ambos casos cedió su saque inmediatamente después, dándole la oportunidad a Mónaco para cerrar el encuentro, cuando éste volvió a quitarle el servicio en el octavo juego. A Mónaco le quedaba todo servido para cerrar el partido, cosa que logró luego de desperdiciar tres match points.

En cuanto al historial previo entre Nalbandian y Mónaco, el cordobés se impone 2-0, con triunfos en Munich y en Indian Wells, ambos en 2005. “Será difícil, porque Pico es un gran jugador”, señaló Nalbandian.

Compartir: 

Twitter
 

Nalbandian mostraba su repertorio hasta que Ferrero dijo basta.
Imagen: EFE
SUBNOTAS
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared