DEPORTES › HUBO MUCHA BRONCA PORQUE LAS POPULARES DE HURACáN SE AGOTARON MUY RáPIDO

Las entradas volaron en un rato

Las 4500 localidades que tenían a disposición los hinchas del Globo se terminaron en poco más de dos horas, lo que generó un tumulto con la policía y hasta una chica desmayada. En la reventa, una popular se llega a cotizar 400 pesos. Pondrán una pantalla gigante en el Ducó.

Las 3500 entradas generales y las 1000 plateas destinadas a los hinchas de Huracán que se pusieron ayer a la venta en el estadio Tomás Ducó para el decisivo partido de mañana ante Vélez, quedaron agotadas en poco más de dos horas, lo que generó una mezcla de bronca y decepción entre quienes se quedaron sin su boleto. “Acá vendieron mil populares menos de las que dicen. Los dirigentes guardaron como mil entradas para dársela a la barra. Esto no puede ser. Hice la cola desde ayer (por el jueves) a las 10 de la noche y no puede ser que me haya quedado sin poder ver la final”, protestó un hincha ante la prensa una vez concluido el expendio.

La venta de tickets comenzó a las ocho de la mañana y se desarrolló con normalidad hasta que, apenas pasadas las diez, un cordón policial se interpuso entre la fila y las boleterías y se produjo un amontonamiento en ese sector, con algunas vallas caídas por la presión de la gente, cuando se confirmó oficialmente que no había más localidades a la venta.

Además de denunciar que en realidad se expendieron menos localidades de las que estaban disponibles, muchos hinchas recriminaron e insultaron a Vélez por la cantidad de lugares otorgados, y hasta se vio a algunos simpatizantes llorando desconsolados por no poder conseguir su entrada y a una joven desmayada por el tumulto.

Las ventanillas que se abrieron en el Ducó fueron cinco, para vender las populares a un costo de 30 pesos y las plateas a 100 pesos; pero la demanda superó la oferta en un lapso llamativamente corto, teniendo en cuenta que sólo se entregaba una entrada por persona con carnet en mano, y hubo mucha gente disconforme en los alrededores del estadio.

Mientras tanto, en simultáneo con la confirmación de que no había más localidades para Huracán, en los sitios de venta por Internet se ofrecían tickets para la parcialidad visitante por entre 250 y 400 pesos, con la particularidad este último aviso de que para garantizar la autenticidad del boleto ofrecían cobrarlos “una vez que el comprador esté dentro del estadio”. Según versiones, varios hinchas de Huracán se dirigieron hacia el estadio José Amalfitani y, logrando pasar inadvertidos, compraron entradas para los sectores locales.

Como consuelo para los que se quedaron sin su entrada, los hinchas del único líder podrán adquirir, a un precio de 15 pesos a partir de mañana a las 12, su entrada para ver el partido ante Vélez en pantalla gigante en el estadio de Huracán. Socios y no socios podrán ingresar al Ducó para ver el encuentro, desde ambas cabeceras o la platea Alcorta, en la pantalla que se instalará en el sector que da a la platea Miravé.

Mientras tanto, el equipo conducido por Angel Cappa entrenó ayer en el estadio y el conductor confirmó a los que iniciarán el juego en Liniers. Los titulares serán Gastón Monzón; Carlos Araujo, Paolo Goltz, Eduardo Domínguez, Carlos Arano; Leandro Díaz, Mario Bolatti, Patricio Toranzo; Javier Pastore, Matías Defederico; Federico Nieto.

El plantel quedó concentrado ayer después del almuerzo en el estadio y volverá a entrenarse hoy, desde las 10, donde sólo realizarán movimientos físicos y trabajos con pelota.

Compartir: 

Twitter
 

Cuando se acabaron las entradas, la situación con los hinchas se puso tensa.
Imagen: Télam
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.