DEPORTES › OPINIóN

¿Quién bautiza los estadios?

 Por Diego Bonadeo

“Está probado que el presidente de Banfield Florencio Sola aceptó entregar dos mil pesos para sobornar al jugador Sebastián Gualco (arquero de Ferro), decisión que –según su declaración– adoptó para salvar a su club de la difícil situación en que se hallaba. El mencionado dirigente entregó a Mario Fortunato 500 pesos antes del partido Banfield-Ferro para que éstos perdieran. Los jugadores Carrera (Lanús) y Pícaro (Ferro) aceptaron haber cobrado también 500 pesos. El agente sobornador Tarasconi, ex jugador de Boca, y el periodista Oscar Traba reconocieron haber intervenido...”.

Tal la transcripción textual del dictamen del Tribunal de Penas de la AFA que aparece en la página 93 del libro de Alejandro Fabbri Historias negras del fútbol argentino, que paradójicamente –o no– fue presentado en la Feria del Libro, por, entre otros, “el relator del régimen” Marcelo Araujo, conspicuo y entusiasta reivindicador de varias “historias negras del fútbol argentino”, como la del bidón que descompuso al brasileño Branco en el Mundial de 1990, gracias a los “oficios” del cuerpo técnico de la Selección Argentina a cargo de Carlos Salvador Bilardo.

La investigación de Fabbri continúa respecto de Sola. Se decidió suspender a Banfield por quince fechas del campeonato de Primera División. A Florencio Sola se lo inhabilitó de manera definitiva “por falta de ética deportiva para ser socio o dirigente de cualquier club afiliado a la AFA”.

El 2009 fue el año de los títulos para Vélez y Banfield, aunque el mejor fútbol por goleada haya sido el Huracán del primer semestre. El estadio de Vélez se llama José Amalfitani en recuerdo al histórico presidente del primer título. Aquel del escandaloso penal de Gallo en el partido contra River y dirigido por Guillermo Nimo que sospechosamente se vanagloriaba por aquel episodio. El estadio de Banfield se llama Florencio Sola en homenaje a un reconocido sobornador.

Por estos días es habitual que se nombre los estadios bautizados con los nombres de algunos personajes por vaya a saber quién o quiénes. El propio “relator del régimen” fue fugazmente responsable de ponerle a la cancha de San Lorenzo el nombre de un actual imputado por la Justicia por cuestiones vinculadas con el fútbol: Francisco Fernando Miele.

Compartir: 

Twitter
 

 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.