DEPORTES › RACING NO LA PASO BIEN, PERO DERROTO 1-0 A ALL BOYS EN AVELLANEDA

Con poco le alcanzó para ganar

El equipo de Russo fue superado en buena parte del desarrollo, pero se encontró con un gol de rebote de Aveldaño y pudo quedarse con los tres puntos, ante un rival que dejó una sólida imagen. La Academia terminó con diez por la expulsión de Yacob.

Sin jugar bien y con una buena dosis de fortuna, Racing arrancó con una victoria en el Apertura al derrotar 1-0 a All Boys, que lució mejor que su adversario y, al menos, mereció la igualdad. Lucas Aveldaño, tras un rebote en el área, marcó el gol de Racing, que terminó con diez hombres por la expulsión de Claudio Yacob.

El encuentro generó una expectativa enorme. Por un lado, por la histórica ilusión de los hinchas de Racing, potenciada por la llegada de nombres interesantes, más allá de la ausencia de ayer del colombiano Giovanni Moreno por un error burocrático. Y por el otro, de los simpatizantes de All Boys, que luego de 30 años volvieron a ver a su equipo en la Primera División. Entonces, con un clima impactante, el juego encontró un marco mucho más interesante que el propio cuadro.

Empujado por su gente, Racing salió dispuesto a arrollar a su rival. Pero bastaron tres minutos para darse cuenta de que nada de eso iba a suceder. Con personalidad y orden, All Boys se plantó en la zona de la cancha que quería jugar, cortó las posibilidades creativas de su rival y le dio la pelota a Grazzini, que desde su zurda manejó los hilos de todos los contragolpes. Y con esa fórmula, el conjunto visitante contó con las mejores ocasiones del parcial: un zurdazo desde el punto del penal de Grazzini que el debutante Fernández mandó al corner; un mano a mano que el arquero le ganó a Matos, que remató mordido tras una gran asistencia del enganche; y un remate del propio ex Racing que entre Fernández, el palo y Licht sacaron para evitar el primer gol.

Por el contrario, Racing sólo se acercó con una corrida por izquierda de Hauche, que no pudo con Cambiasso. Y cuando la pelota le iba a quedar a Lugüercio, Soto llegó con lo justo para rechazar. Estaba claro que el conjunto de Russo no tenía circuito creativo, con lo que la ausencia de Moreno se sentía más todavía. A Toranzo le costaba mandar desde el costado derecho y Hauche no podía asumir el rol de conductor. Por eso, los delanteros no pesaban.

No iba por un camino muy diferente la segunda mitad, aunque All Boys ya no era tan peligroso. Pero en una maniobra inesperada, el equipo de Russo se encontró con el gol, cuando Bieler ejecutó un tiro libre, la pelota se desvió en la barrera y Aveldaño aprovechó el rebote para vencer a Cambiasso. A partir de allí, Racing se replegó, en especial a partir de la expulsión de Yacob, y tuvo espacios para aumentar la diferencia de contragolpe, aunque también pasó un par de sustos, como un centro de Torassa, que se cerró y terminó pegando en el travesaño o un tiro libre que Fernández no pudo controlar y ningún jugador de All Boys pudo tocar al gol. Sin embargo, pudo soportar los embates y celebrar su primera victoria.

Compartir: 

Twitter
 

Hauche intentó definir ante Cambiasso, pero el arquero le ganó el duelo.
Imagen: Fotobaires
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.