DEPORTES › CON DOS TANTOS DE MESSI, ELIMINO AL ARSENAL EN LA CHAMPIONS LEAGUE

Barcelona gana por demolición

Superó 3-1 a su rival en un partido dramático, no exento de polémica, pero jugado con alto nivel. El rosarino es goleador de la copa.

Con un fútbol por momentos superlativo y dos goles de Lionel Messi, el Barcelona superó una dura prueba ante el Arsenal para clasificarse a los cuartos de final de la Champions League. El partido tuvo todos los atributos de un encuentro emocionante pese a la superioridad del conjunto catalán, gracias a los cambios en el marcador, y la incertidumbre se mantuvo hasta los diez minutos finales, cuando el Barcelona se dedicó a hacer circular la pelota para congelar ese 3-1 que le reportaba el pase tras la caída 2-1 sufrida en Londres una quincena atrás.

El encuentro fue dramático, en verdad, con un equipo dedicado a dar lo mejor de sí mismo, algo en lo que últimamente viene fallando, y otro que decidió variar su habitual planteo ofensivo para replegarse imaginando que esa era la forma más eficaz de evitar que el local lo humillara. Si en alguna ocasión las estadísticas en el fútbol tienen cierta validez, ésta es una de esas: el Barcelona tuvo la pelota el 68 por ciento del partido, contra el 32 de su rival, y pateó 19 al arco visitante; el Arsenal, en cambio, no remató ni una sola vez y su único tanto, a propósito de un tiro de esquina, se produjo cuando Busquets cabeceó en contra de su propio arco.

Sin embargo, pese a tamaña superioridad, el partido no estuvo resuelto hasta que el equipo inglés quedó con diez hombres, por la expulsión de Van Persie, y luego, diez minutos más tarde, Xavi y Messi anotaron dos goles en un par de minutos, el último de penal, soberbiamente ejecutado por el argentino.

El Barcelona registró largos pasajes de dominio de la pelota, sin que su rival acertara a cruzar la mitad del campo cuando podía recuperarla circunstancialmente. Trabajó bien la última línea del equipo inglés, por lo que recién en tiempo de descuento de la primera mitad Messi sentó de culo a Manuel Almunia (el arquero suplente del Arsenal que había entrado a los 18 minutos por la lesión del juvenil en impresionado Wojciech Szczesny) tras un fenomenal pase de Iniesta.

El capitán de la Selección española mostró su clase para abrir el camino de la ventaja final, una vez que el Arsenal consiguiera sorpresivamente el empate. Le puso un pase extraordinario a Villa, que tocó de primera para dejar solo a Xavi contra Almunia. El arquero español del equipo británico había salvado, hasta ese momento, no menos de cinco situaciones de gol. En ésta se reveló impotente.

Cuando Busacca vio penal en el choque de Pedro con Koscielny en plena área visitante, la marea blaugrana ya era imparable. Messi remató con un toque sutil, sumando su octavo tanto en la Champions League, una conquista que lo pone al tope de la tabla de goleadores, por sobre los siete de Nicolas Anelka, Samuel Eto’o y Mario Gómez.

Estuvo muy cerca el Arsenal de dar el batacazo, cuando Bendtner se puso a tiro del segundo gol, lo que habría clasificado automáticamente al equipo inglés por diferencia de gol de visitante. Javier Mascherano salvó de manera providencial y, de alguna forma, fue tan responsable como Messi en la clasificación del Barcelona.

Compartir: 

Twitter
 

El festejo de Messi, tras la conquista del primer tanto.
Imagen: EFE
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.