DEPORTES › DEL POTRO DERROTO A STEPANEK Y MONACO ESTUVO MUY CERCA DE GANARLE A BERDYCH

Mano a mano en la primera jornada

La serie por la semifinal de la Copa Davis comenzó siendo muy pareja. El estadio Mary Terán de Weiss, del Parque Roca, estuvo colmado y el público disfrutó de un gran espectáculo, pese al 1-1. Hoy, desde las 12, se jugará el dobles.

 Por Diego Martínez

En medio de un clima espectacular, con un estadio Mary Terán de Weiss colmado de espectadores, se llevó a cabo ayer la primera jornada de la serie por las semifinales de la Copa Davis ante República Checa, que terminó empatada por 1-1. Juan Martín Del Potro, la primera raqueta del equipo nacional, se impuso en el primer turno por 6-4, 6-4 y 6-2 frente a Radek Stepanek, y Juan Mónaco jugó en un gran nivel, pero no le alcanzó para vencer al top ten Tomas Berdych, quien debió esforzarse para imponerse por 6-1, 4-6, 1-6, 6-4 y 6-4. Hoy, desde las 12, se jugará el punto del dobles: Eduardo Schwank y Carlos Berlocq jugarían frente a Stepanek y Berdych.

El punto ganado por Del Potro (número 8 del ranking ATP) no resultó fácil, como se creía. El tandilense no mostró su mejor nivel ante Stepanek (40), quien le ofreció resistencia y en algunos pasajes del partido llegó a complicarlo. Las dos primeras mangas fueron parejas, porque Del Potro no encontraba sus golpes y el checo, sin dejar de molestar sobre el revés del argentino, devolvía todo. Estuvo muy cerca Stepanek de quebrar a Del Potro en el octavo game de la primera manga, pero el tandilense levantó tres break points y con ese envión le alcanzó para quedarse con el servicio del checo en el noveno y, finalmente, el parcial.

En la segunda manga, Stepanek se puso 3-1 arriba, pero comenzaba a tener problemas con el público, cuyas intervenciones lo fueron sacando de partido. Además, comenzaba a notar también que la muñeca izquierda de Del Potro respondía a sus exigencias. Del Potro recuperó el quiebre y, cuando su derecha comenzó a hacer daño, volvió a sacar ventaja en el séptimo game y así se puso dos sets arriba.

El público se encendió con todo en la última manga. El apoyo al tandilense y las burlas sobre le checo fueron determinantes. Stepanek se salió del partido, protestó ante el árbitro, pero no pudo evitar la caída. Luego de desperdiciar tres chances de quiebre, cedió su servicio en el tercero y quinto game, lo que le permitió a Del Potro cerrar el parcial con autoridad. “Cuando no podés disponer de todos tus tiros es difícil. Tratás de ser agresivo y de buscar tiros ganadores con todos los golpes, y a veces es frustrante no poder hacerlo”, manifestó Del Potro en conferencia de prensa. “Me quedé con una sensación hermosa. Fue muy emocionante jugar acá, hace que todo valga la pena”, agregó. Y le contestó a Stepanek: “Estuvo a la vista de todos cómo jugué y cómo me influye la lesión. Es súper difícil jugar así”. En la conferencia previa, el checo había criticado a Del Potro: “Lo vi absolutamente sano y entero. Aprovechó todas las posibilidades”, se quejó, y agregó: “Tuve la impresión de que los primeros dos sets le jugué de igual a igual, y después me caí”.

El segundo punto de la serie tuvo todavía más clima que el primero. La condición de punto de Mónaco, que no había podido ganarle nunca a Berdych, hizo que la gente tomara rápidamente partido por el argentino. En la previa se había hablado mucho de la importancia del contexto para que Mónaco tuviera alguna chance ante su rival. Y así fue. El constante apoyo de los presentes, entre los que se destacaba Diego Maradona como maestro del coro, le permitió a Mónaco meterse en partido luego de una arrolladora primera manga a favor de Berdych, quien le quebró tres veces su servicio para imponerse por 6-1.

Mónaco reaccionó en una segunda manga atípica que, con tres quiebres para el checo y cuatro para el tandilense, terminó adjudicándose por 6-4. El “Vamos Pico, vamos, ponga huevos, que ganamos”, retumbaba en el estadio del Parque Roca. Los hinchas revoleaban sus remeras. La fiesta era total. Y Mónaco pagó con creces tanto aliento. En la tercera manga, después de salvar dos puntos de quiebre, Mónaco comenzó a jugarse más con sus tiros ganadores y, apoyado en una enorme cantidad de errores no forzados del visitante, dominó la manga de punta a punta y la cerró con un contundente 6-1. El capitán del equipo argentino, Martín Jaite, se entusiasmaba con la levantada de Mónaco y se encargaba de señalárselo al resto del equipo que seguía el desarrollo a un costado. Se puso el tandilense 4-2 arriba en el cuarto set, y estuvo a dos games de la gloria. Pero Berdych dejó de equivocarse, ganó cuatro games al hilo y se llevó la manga por 6-4.

Otros cuatro games seguidos, para totalizar ocho, ganó Berdych en el arranque del quinto set y el 4-0 parecía lapidario. Sin embargo, Mónaco levantó los dos quiebres y 4-5 abajo sacó para emparejar. Ese décimo game fue fatal, 0-40 y le dio la oportunidad de Berdych para empatar la serie.

“Es difícil hacer un análisis, pero rescato que hice todo lo que pude, lo que estuvo a mi alcance”, admitió Mónaco. Y agregó: “Me deja tranquilo que estoy haciendo las cosas bien. En el cuarto set tuve mis oportunidades para llegar a una ventaja, pero adelante estaba el seis del mundo, que en los momentos críticos mejoró su nivel”. En tanto que, Berdych, por su parte, comentó: “Estoy muy contento porque pude dar vuelta un partido difícil y finalmente darle el punto a mi país. No esperaba un partido fácil porque Mónaco es un gran jugador y viene de una temporada excelente. Juan demostró que es un jugador de nivel top ten”.

Compartir: 

Twitter
 

Del Potro festeja el primer punto de la serie, tras vencer a Stepanek.
Imagen: AFP
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.