ECONOMíA › LA PETROLERA FIRMO UN ACUERDO CON LA ESTADOUNIDENSE CHEVRON PARA LA EXPLORACION DE VACA MUERTA

YPF tiene socio pese a la presión de Repsol

El memorando de entendimiento apunta a desarrollar la principal área de petróleo y gas no convencionales, donde la Argentina tiene la tercera reserva mundial. El convenio echa por tierra con las presiones de Repsol para resistir su expropiación.

 Por Sebastián Premici

YPF firmó ayer un memorando de entendimiento (MOU) con la norteamericana Chevron para realizar trabajos de exploración en el yacimiento de Vaca Muerta. El acuerdo establece “el interés mutuo para desarrollar un cluster de hidrocarburos no convencionales, a través de un proceso de investigación y desarrollo de proyectos conjuntos”. Este anuncio se realizó a pesar de los pronunciamientos de la oposición sobre la supuesta falta de seguridad jurídica en el país tras la recuperación de YPF, y las amenazas de Repsol de entablar acciones legales contra potenciales inversores. Si bien no trascendieron los montos de la inversión por parte de Chevron, desde YPF indicaron a Página/12 que “no hay límites” y que éstas se irán cristalizando e incrementando “a medida que se elaboren los proyectos exploratorios”. “Con socios del peso y la importancia de Chevron, y encontrando los caminos para que haya sinergia entre ambas empresas, estoy convencido de que éste es apenas el primer paso de una relación que será larga e importante”, indicó Miguel Galuccio, presidente de YPF, a través de un comunicado.

Según el plan de negocios quinquenal, la petrolera de bandera prevé una inversión de 37.200 millones de dólares, de los cuales 32.600 millones serán aportados por la propia compañía y otros 4600 millones serán inversiones privadas. Además de Chevron, YPF firmó convenios de entendimiento con Bridas, de capitales argentinos y chinos, y el grupo empresario local que encabeza Eduardo Eurnekian.

El acuerdo con Chevron comenzó a tener visibilidad durante la realización del Consejo de las Américas, el pasado 23 de agosto. En ese encuentro, tanto Galuccio como Ali Moshiri, presidente para América latina y Africa de Chevron, se habían cruzado en los pasillos del hotel Alvear. Ese mismo día, el titular de YPF presentaba un plan de exploración en todo el territorio nacional. Al día siguiente, Galuccio y Moshiri tuvieron una primera reunión, donde el norteamericano le manifestó sus intenciones de invertir en hidrocarburos no convencionales.

“Tenemos programado explotar 120 pozos en Neuquén durante los próximos tres años, una parte será en Vaca Muerta, donde ya tenemos tres pilotos. En el mundo existe capacidad de incrementar la producción de crudo hacia 2020 en un 20 por ciento. El gas y el petróleo están ahí. Sólo hay que convertirlos en producción”, había dicho Moshiri durante su disertación en el Consejo de las Américas.

Vaca Muerta es el tercer yacimiento de recursos no convencionales del mundo, detrás de Estados Unidos y China, entre un total de 32 países que poseen este tipo de recursos, según datos del propio Departamento de Energía norteamericano. Para Galuccio, con el 15 por ciento del área total de Vaca Muerta podría cubrirse todo el déficit energético del país.

El memorando de entendimiento entre YPF y Chevron sostiene que las partes se comprometen a “estudiar la potencialidad de aplicar la recuperación y mejora asistida en sus respectivos yacimientos, a través de nuevas y existentes tecnologías y componentes”. En materia de petróleo y gas no convencional, el documento afirma el interés por “evaluar el desarrollo de un cluster de shale (recursos no convencionales)”. YPF ya tiene 37 pozos perforados en Vaca Muerta, 27 pozos completados, 10 en espera de terminación y otros 26 a perforar en todo 2012.

“El acuerdo con Chevron consolida el verdadero triunfo de la recuperación de YPF. No hubo problemas con las inversiones extranjeras ni se afectó la seguridad jurídica del país. Todo lo contrario”, manifestó a este diario una alta fuente de la compañía. El monto de la inversión todavía no está cerrado. Esto implica que los posibles desembolsos de Chevron se irán adecuando a medida que avancen los proyectos de exploración conjuntos. “Sentimos satisfacción en acompañar este nuevo proceso de YPF, ya que su éxito será el de todo el sector”, señaló Moshiri.

El plan 2013-2017 tiene por objetivo realizar 250 pozos exploratorios. Esto significará elevar el promedio anual de pozos exploratorios a 50, en comparación con los 19 por año que se realizaron entre 2007 y 2011. Para alcanzar esta meta se necesitará una inversión de 1440 millones de dólares, un 120 por ciento superior a los 660 millones desembolsados en el último quinquenio. Por otro lado, la empresa estima una inversión necesaria de 19.600 millones de dólares para incrementar la producción de crudo un 29 por ciento en promedio entre 2013-2017 con respecto al período 2011-2012. Ese desembolso supone un incremento del 55 por ciento en la perforación de pozos, que llegarán a ser entre 1000 y 1200 por año. De este total, un 53 por ciento será invertido en recursos no convencionales, la gran apuesta de YPF para los próximos cinco años.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

Miguel Galuccio, presidente de YPF, firmó el entendimiento con Ali Moshiri, presidente de Chevron para América latina y Africa.
Imagen: Télam
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.