ECONOMíA › LA ANSES ACLARO QUE LOS TRABAJADORES NO CAMBIARAN DE ESCALA PARA EL COBRO DEL BENEFICIO

Sin bajas en las asignaciones

El organismo de la seguridad social señaló que ningún beneficiario pasará a cobrar menos de asignación por hijo por el nuevo cómputo familiar de ingresos. Seguirán en la escala en que estaban, con el aumento correspondiente.

 Por David Cufré

La Anses emitió ayer un comunicado para aclarar que no habrá bajas en las asignaciones familiares para ningún trabajador. El organismo evitará que eso ocurra a través de la reglamentación de los decretos que el Gobierno emitió anteayer. De allí surgía que el nuevo parámetro de ingresos por pareja que utilizará la Anses empujaba a numerosas familias a una escala superior, lo cual provocaba que terminaran percibiendo una asignación menor que antes de los últimos anuncios. Diego Bossio, titular del organismo, advirtió que el objetivo de la medida es mejorar la situación de los trabajadores: “El grupo familiar seguirá cobrando la suma de dinero correspondiente a la categoría a la que pertenecía antes del cambio, con los aumentos otorgados a dicha categoría”, precisó.

El Gobierno estableció cuatro rangos de ingresos para el cobro de las asignaciones de los trabajadores en relación de dependencia. El primero va de 200 a 3200 pesos, con un beneficio de 340 pesos por hijo. El segundo es de 3201 a 4400 pesos, con 250 pesos. El tercero va de 4401 a 6000 pesos, con 160 de asignación. Y el cuarto, de 6001 a 14.000, con 90 pesos. El nuevo tope salarial para acceder a este derecho es de 14.000 pesos, pero la Anses computa los ingresos de los dos integrantes de la pareja. Además, ninguno puede cobrar más de 7000 pesos al mes. Si cumplen esos requisitos, uno de ellos percibirá la asignación. Si el salario de alguno pasa los 7000 pesos, aplicará deducciones por hijo al Impuesto a las Ganancias (7200 pesos al año), pero esa familia no cobrará asignaciones.

Esa medida se hizo para resolver la situación de quienes estaban por arriba del tope para cobrar el beneficio, de 5200 pesos, pero no alcanzaban a deducir del Impuesto a las Ganancias, con un mínimo no imponible de 7000 pesos. Ellos ahora cobrarán la asignación correspondiente al rango 4, que va de 6001 a 14.000 pesos, al que se le asignaron 90 pesos. Esta decisión incorpora a 269.813 trabajadores que antes estaban excluidos del beneficio.

Una segunda consecuencia del cambio del tope individual al familiar es que se da de baja a 63.331 hogares que tenían doble transferencia por parte del Estado. Uno de los integrantes de la pareja deducía Ganancias, porque su nivel salarial así lo permitía, y el otro cobraba la asignación, porque estaba debajo del tope de 5200 pesos. Ahora, con el cálculo de los ingresos de los dos, superarán el tope de 14.000 pesos y sólo el de salario mayor podrá deducir de Ganancias, pero el otro no percibirá la asignación.

El tercer efecto de la medida era el que causaba perjuicios a algunos trabajadores, que la Anses salvará con la reglamentación de los decretos.

El problema era que la suma de los ingresos familiares los hacía subir de rango, por lo cual pasarían a cobrar menos que cuando el tope era individual. Por ejemplo, dos personas que ganan el salario mínimo, de 2670 pesos en este momento, quedaban encuadradas en el rango tres, que va de 4401 a 6000 pesos, ya que la suma de sus ingresos da 5340. El rango tres tiene una asignación de 160 pesos por hijo. Antes de esta medida, en esa familia cobraba uno de los cónyuges en el rango uno, que iba de 100 a 2800 pesos, y percibía 270 pesos de asignación. En conclusión, esa familia sufría una baja en el monto de la asignación que cobraría desde octubre, ya que pasaría de 270 a 160 pesos.

La Anses aclaró que corregirá esa situación con la reglamentación de la medida. Las familias seguirán en la escala donde estaban y cobrarán el aumento establecido. Para seguir con el ejemplo, la familia se mantendrá en el rango uno y pasará a cobrar 340 pesos de asignación por hijo. Sólo subiría de rango si la persona obtuvo un aumento salarial. Fuentes del organismo dijeron a Página/12 que los casos a resolver serían cerca de 35.000, sobre un universo de 2,2 millones de trabajadores que acceden a las asignaciones. La Anses aclaró que si se supera el tope de 14.000 pesos de ingreso familiar, entonces sí se dejará de percibir la asignación y se aplicarán deducciones del Impuesto a las Ganancias.

Compartir: 

Twitter
 

Diego Bossio, titular de la Anses, remarcó que la medida aportará 5200 millones de pesos.
Imagen: Leandro Teysseire
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.