DEPORTES › QUE HAY DETRAS DEL ESCANDALO CARUSO

La cuenta regresiva

El círculo alrededor de Ricardo Caruso Lombardi está a punto de cerrarse. En parte por el contexto y en bastante medida por decisión propia, el entrenador resolvió enfrentarse con los diferentes actores que conforman la vida institucional de San Lorenzo, lo que implica que su salida del club no parece lejana. En una semana, el DT fogoneó conflictos con jugadores, hinchas, dirigentes y hasta con periodistas que cubren las prácticas del equipo. A esta altura, no parece un comportamiento casual.

Con un personaje que maneja tan bien los medios y las apariencias, resultan llamativas las actitudes de Caruso Lombardi en la última semana, si no hay un objetivo oculto por detrás. Apenas consumada la derrota, la exposición a los jugadores quedó reflejada ante una cámara que lo enfocaba desde un metro. “Ahora bánquensela, bánquensela”, gritaba el ex DT de Racing y Tigre ante los silbidos y algunos insultos que bajaban desde la platea. Lo curioso es que la mayor parte de los cuestionamientos de la gente iban dirigidos hacia él y no hacia los futbolistas...

Un rato más tarde, ya en el contacto con los periodistas, Caruso Lombardi arremetió contra los hinchas, al resaltar que no había habido aliento durante todo el segundo tiempo. Cualquier protagonista del fútbol argentino sabe que los fanáticos son capaces de perdonar muchísimas cosas, pero una declaración contra la propia gente casi nunca tiene retorno. Para completar el combo, el martes llegó el cruce mediático con los periodistas y la inmediata respuesta de los dirigentes. A pesar de la exigencia del presidente Matías Lammens de retractarse, la desmentida de Caruso resultó más que tibia, lejos del corte que pretendía la directiva. Por eso, como la sugerencia de mantener un bajo perfil que se le había bajado cuando asumieron las nuevas autoridades no había tenido el efecto deseado, llegó una medida más drástica, como el “bozal mediático” que le impusieron, por ahora hasta nuevo aviso.

¿Cuál es la estrategia de Caruso Lombardi para tensar tanto la cuerda en todos los frentes posibles? Con un equipo que deambula en la cancha, sin mostrar una fisonomía definida y con una situación en el promedio cada vez más comprometida; con jugadores que se pelean en el entretiempo; con integrantes que cuestionan por lo bajo –y no tan bajo– los planteos del DT; con críticas de parte de la gente; y con la mirada de reojo de parte de los dirigentes, no es difícil imaginarlo: forzar un despido prematuro, que deje en un segundo plano una probable mala campaña y quede enmascarado en cuestiones externas y no futbolísticas. En ese razonamiento, que ya ocurrió en otras experiencias, el entrenador se las ingeniará para evitar cargarse el fracaso, con el antecedente de haber evitado el descenso con la promoción ante Instituto en el torneo anterior.

Del otro lado, Marcelo Tinelli y compañía parecen haber tomado nota de las intenciones del técnico. Por eso, la pulseada está en marcha. A favor de la dirigencia es que Caruso Lombardi nunca tuvo en sus cruces anteriores un aparato comunicacional como el que tiene Tinelli. La gran contra son los resultados, ya que desde lo futbolístico no hay mucho margen para una pelea intestina, que pueda perjudicar el futuro del club.

Compartir: 

Twitter
 

 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.