DEPORTES › SOBRE EL DILATADO REGRESO DE RIQUELME A BOCA

Angelici tiene la última palabra

El viernes, el presidente del club de la Ribera vuelve al país y resolverá si aceptan las nuevas condiciones para que el futbolista vuelva a calzarse la camiseta azul y oro. Es que ya se gastaron el dinero que tenían disponible.

El posible retorno de Juan Román Riquelme a Boca se dilatará, al menos, hasta el próximo fin de semana, cuando Daniel Angelici, presidente de la institución, retorne al país. El mandamás de la entidad boquense, que se encuentra en Qatar, donde acompaña a la delegación del Sub-17 del club que disputa el torneo Al Kass International Cup, retornará entre viernes y sábado al país y deberá resolver la situación.

Riquelme sorprendió el pasado lunes, cuando en medio de las negociaciones para sumarse a Tigre, su representante, Daniel Bolotnicoff, hizo pública una conversación de Román con el entrenador Carlos Bianchi, en que el enganche le manifestó sus ganas de volver al club de la Ribera.

Pero antes de tomar una decisión, Angelici deberá analizar bien la situación. Por su parte, el prestigioso entrenador no tiene dudas en cuanto a lo positivo que sería el retorno de Riquelme para darle al equipo un plus de rendimiento luego de las dudas que sembraron las actuaciones en el verano. Aunque dejará que los directivos tomen la decisión final.

Sin embargo, el principal problema para los dirigentes parecería ser el económico. Desde la tesorería de la entidad, no estarían en condiciones de afrontar el costoso contrato del jugador, dado que daban por seguro su retiro e invirtieron ese dinero en los tres refuerzos (Juan Manuel Martínez, Claudio Pérez, Ribair Rodríguez) que llegaron este verano.

La determinación final, en tanto, pasaría por la reacción de los hinchas el próximo sábado, cuando Boca haga su debut en el torneo Inicial ante Quilmes en su estadio. Tal como sucedió en la última fecha del pasado campeonato ante Godoy Cruz, día en el que “La Bombonera habló”, según admitió el propio Angelici, cuando tras advertir el notable desencanto con el entonces técnico Julio Falcioni decidió no renovarle el vínculo, esta vez podría utilizar esa misma modalidad para resolver la intrincada situación.

El único dirigente que se manifestó ayer en favor de la vuelta de Riquelme fue el vicepresidente Juan Carlos Crespi. “Vuelve porque quiere a Boca, nunca se debería haber ido. Dios quiera que vuelva, esa es mi posición y, creo, también la de Bianchi”, expresó.

Mientras tanto, Bianchi, un profundo conocedor del vestuario, se tomará ese tiempo para palpar el clima interno del resto del plantel y cómo tomarían el regreso del ex capitán, quien en las últimas semanas formuló ciertas declaraciones que no cayeron bien en algunos futbolistas que no forman parte de su entorno, aunque nadie tomaría la palabra para oponerse a la definitiva reincorporación del ídolo de Boca.

Por otra parte, el plantel boquense, a excepción de Pérez y Juan Sánchez Miño, que se recuperan de sendas lesiones, cumplió ayer el entrenamiento más prolongado en lo que va del año. Los jugadores realizaron ejercicios físicos en el gimnasio y luego se mudaron a la cancha auxiliar para realizar tareas tácticas.

Compartir: 

Twitter
 

Una nueva charla entre Riquelme y Bianchi reabrió la expectativa.
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.