DEPORTES › CARLOS BIANCHI SE REFIRIO A LOS TIEMPOS PARA EL REGRESO DE JUAN ROMAN RIQUELME

“Prefiero tenerlo tarde y bien”

En una conferencia de prensa picante, en la que toreó a los periodistas, cuestionó los planteos de Falcioni y remarcó que los hinchas antes tenían más paciencia, el DT de Boca aseguró que no apurará el retorno del ídolo. Hoy definirá el equipo para jugar ante Tigre.

“Ahora se habrán dado cuenta de que no tengo el celular de Dios”, bramó el entrenador de Boca, Carlos Bianchi, sin intención alguna de ocultar su malestar por el irregular arranque de su equipo en 2013. El conjunto de la Ribera lleva apenas dos partidos disputados en el año, ambos en la Bombonera. En su presentación, en el torneo Final ante Quilmes, logró una agónica victoria 3-2, pero su desempeño –sobre todo en el aspecto defensivo– no convenció del todo. Más aún: en su debut por la Copa Libertadores, el último miércoles, cayó 2-1, frente a Toluca de México. El encuentro fue una desilusión total para el cuerpo técnico, jugadores y seguidores.

“Los hinchas tienen que ser inteligentes y saber que un equipo no se arma de la noche a la mañana”, reclamó. “Del equipo que jugó la final de la Copa Libertadores hay cinco que no están, es decir, prácticamente el 50 por ciento”, analizó, al tiempo que pidió “paciencia” para poder terminar de armar un equipo con el que trabaja hace poco más de un mes.

“Del primer partido (ante Quilmes) destaqué el orgullo –recordó el entrenador– y del segundo (frente a Toluca) sé que (los jugadores) están dolidos. No fue el resultado con que ellos esperaban arrancar la Copa”, consideró. A su vez, Bianchi, sin pelos en la lengua, subrayó: “Yo soy el primero en reconocer que Boca no está jugando bien. Tenemos que ser realistas, si no estamos a la altura de lo que estamos jugándonos vamos a seguir complicándonos la vida nosotros solos”.

Pero el director técnico, ganador de nueve títulos en el club, confía en mejorar el nivel del equipo. “Todo es una cuestión de tiempo”, advirtió, a la vez que prometió que mirará “de frente al trabajo” para que “los defensores” se sientan cómodos “con el sistema” que propone y estén más concentrados” para mejorar los rendimientos anteriores.

“Yo quiero una actitud más positiva, jugar más lejos de nuestro arco. Quizás estos defensores estaban acostumbrados a otra cosa. Darle una identidad a un equipo que uno no formó no es tan fácil, no se hace de un día para el otro”, exclamó, en lo que pareció un reclamo –entre líneas– para con su antecesor, Julio Falcioni.

Además, molesto con la presión externa y empecinado en referencias históricas, Bianchi recordó que con “la camada del ’98 y ’99”, que inició su exitoso pasado en el club, “también hubo que formar un equipo”, e incluso años antes había “mucha más paciencia” para con el equipo. “Del ’81 al ’98, en 34 campeonatos, Boca ganó uno solo, que fue el del ’92 con el señor (Oscar) Tabárez, y no prendieron fuego la Bombonera ni Boca tuvo menos hinchas”, rememoró.

Ante este panorama, la vuelta del ídolo Juan Román Riquelme (ver aparte) aparece como la más grande y cercana esperanza para los hinchas boquenses que esperan una reacción del equipo. Pero Bianchi no piensa precipitar su retorno. “Todavía no pienso en su regreso. Prefiero tenerlo tarde y bien que antes y mal”, analizó. “Vamos a ir manejando los tiempos y sumándole cargas. Yo tengo que hacer que Román llegue al campo con más posibilidades de jugar bien, porque así como lo esperan, también lo van a criticar si no juega bien”, sentenció.

Compartir: 

Twitter
 

“Se habrán dado cuenta de que no tengo el celular de Dios”, indicó Bianchi.
Imagen: Télam
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.