DEPORTES › LUIS SUAREZ QUEDO AFUERA DEL MUNDIAL, SUSPENDIDO POR NUEVE FECHAS POR SU MORDISCON A CHIELLINI

Morder no paga ningún dividendo en este Mundial

La FIFA sacó al uruguayo de la Copa y lo borró del fútbol por otros cuatro meses, además de aplicarle una fuerte multa. Uruguay protestó la medida y el presidente José Mujica lo defendió.

Desde Río de Janeiro

Ahora fue la FIFA la que le mostró los dientes al delantero uruguayo Luis Suárez, a quien le aplicó ayer un castigo ejemplar para desterrarle de una buena vez el mal hábito que tiene de morder a los defensores rivales dentro del campo de juego. El delantero del Liverpool inglés deberá cumplir con nueve fechas de suspensión y una suspensión de cuatro meses para ejercer cualquier actividad vinculada con el fútbol. La noticia es un duro golpe para el seleccionado charrúa, donde Suárez a fuerza de goles venía siendo su principal figura. El equipo que dirige el Maestro Oscar Tabárez sentirá su ausencia mañana cuando, en el estadio Maracaná, de Río de Janeiro, Uruguay se enfrente con la sorprendente Colombia, que dirige el argentino José Pekerman y que junto con Argentina, Holanda y Bélgica son los únicos equipos que cerraron su participación en la primera fase con puntaje ideal.

Vaya a saber qué tiene Suárez como para reaccionar como lo hizo en el partido por la tercera fecha del Grupo D en Natal, donde Uruguay consiguió una valiosa victoria 1-0 frente a Italia que le dio la clasificación como segundo de la sorprendente Costa Rica. En el minuto 76 del partido, mientras intentaba acomodarse dentro del área rival, le mordió el hombro al defensor italiano Giorgio Chiellini, pero como el árbitro Marco Antonio Rodríguez no lo vio se salvó de la expulsión; incluso a pesar de que Chiellini, indignado, le mostraba al mexicano la marca de los dientes del uruguayo.

Pero lo cierto es que, instintivo o no, el comportamiento de Suárez no es precisamente una novedad. El delantero tiene el mal hábito de morder a sus rivales, algo que hasta un niño en edad escolar sabe que no debe hacer. Lamentablemente, Suárez no aprendió esa lección, ni siquiera cuando se le cuestionaron públicamente sus otras mordidas.

Este Hannibal Lecter sudamericano mordió el año pasado al defensor de Chelsea Branislav Ivanovic y por esa acción recibió una dura sanción disciplinaria de la Federación Inglesa de Fútbol (FA), que le impuso diez fechas de suspensión. La sanción fue considerada también ejemplar, debido a que superaba las tres fechas que suele aplicar el tribunal de la FA para castigar las acciones violentas de los jugadores.

Suárez venía de recibir un castigo similar cuando tres años atrás, en 2010, como jugador del Ajax de Holanda, le hincó los dientes en el cuello al defensor del PSV Eindhoven Otman Bakkal, en medio de una gresca y discusión que involucró a varios futbolistas. Por esa acción, la Federación Holandesa le impuso ocho partidos de suspensión y el propio Ajax lo castigó con otras dos.

Los videos de las mordidas de Suárez son furor en Internet. Incluso aquí en Brasil se comenta que el propio Mike Tyson se sumó a la cuenta de seguidores del uruguayo en Twitter. Pero lo que incluso algunos pueden tomarse con humor, para el seleccionado del país vecino ha sido una pésima noticia, comparable en el dolor con lo que sería la eliminación del Mundial, ya que la de Suárez será una baja sensible y difícil de superar para el equipo oriental.

Según informó ayer la FIFA a través de sus órganos oficiales, a Suárez “se lo considera culpable de haber violado el art. 48, apdo. 1d del Código Disciplinario de la FIFA (CDF) al agredir a otro jugador, y el art. 57 del CDF por haber cometido una ofensa a la deportividad contra otro jugador”. Y el castigo impuesto, considerado ejemplar, implica una suspensión por nueve partidos, debiendo cumplir el primero a partir de mañana, cuando Uruguay se enfrente con Colombia, en el partido que abrirá los octavos de final de la Copa Mundial FIFA 2014, y el resto de la sanción se aplicará en los siguientes partidos de Uruguay en el Mundial si continúa avanzando o en los próximos partidos oficiales entre Copa América y Eliminatorias Sudamericanas.

Suárez, que pasó de los elogios por su calidad de goleador extraordinario a mordedor serial por la vía del precipicio, tampoco podrá ejercer durante cuatro meses ninguna actividad relacionada con el fútbol, ni siquiera podrá ingresar a un estadio durante la vigencia de la prohibición, y le aplicarán una multa económica de 100 mil dólares.

El goleador del Liverpool recibió la comunicación oficial de la FIFA que, como fundamento para avalar la sanción, a través de Claudio Sulser, presidente de la Comisión Disciplinaria de la FIFA, señaló: “No se puede tolerar este tipo de comportamiento en un terreno de juego, especialmente durante la Copa Mundial de la FIFA, cuando millones de personas tienen la vista puesta en los jugadores. La Comisión Disciplinaria ha tenido en cuenta todos los elementos del caso y el grado de culpabilidad de Luis Suárez de acuerdo con lo estipulado en el Código Disciplinario”. El futbolista llegó anoche al aeropuerto de Montevideo, donde lo esperó el presidente José Mujica.

Así, Uruguay se quedó sin uno de sus mejores exponentes, su garantía de gol. Mañana frente a Colombia, que de la mano de Pekerman ha desplegado un gran fútbol en estos primeros partidos de la Copa, la Celeste deberá apostar a su garra charrúa; como diría el Cholo Simeone, deberá salir a jugar con el cuchillo entre los dientes, y no precisamente los de Suárez.

Compartir: 

Twitter
 

Brasil2014
Uruguay quedó conmocionado por la sanción a Suárez.
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.