DEPORTES › BASQUETBOL LA SELECCIóN ARGENTINA PASó A LA SIGUIENTE FASE

Ya embocaron en los octavos

La sufrida victoria sobre Filipinas y una nueva derrota de Puerto Rico, esta vez ante Grecia, catapultaron al equipo de Julio Lamas a la próxima fase del certamen. Hoy habrá jornada libre, y mañana, ante Senegal, comienza a definirse el grupo.

La Argentina se recuperó de un mal inicio y bancó con lo justo la remontada de Filipinas para imponerse por un sufrido 85-81 en un encuentro del Grupo B del Mundial, con la actuación destacada de Marcos Mata, el alero que resultó el inesperado héroe argentino, con 17 puntos (5-7 triples), nueve rebotes y una tapa a 12 segundos del final que prácticamente selló el triunfo albiceleste en Sevilla. Con esta victoria, el conjunto dirigido por Julio Lamas se clasificó a los octavos de final, luego de la derrota 90-79 de Puerto Rico ante Grecia. En el otro partido del grupo, Senegal sorprendió superando 77-75 a Croacia.

No fue bueno el comienzo para Argentina, que se vio sorprendida por la velocidad e intensidad que propuso el conjunto asiático. Las dos faltas en un minuto que cometió Andray Blatche, su principal referencia, obligaron a Filipinas a buscar otras variantes en ataque. Con un ritmo vertiginoso y lanzamientos rápidos, con mucha efectividad, el equipo asiático se adelantó 12-2 y luego 17-7, ante una formación argentina que miraba sin entender. Y los gritos desorbitados de los fanáticos filipinos ante cualquier acción del juego parecían desconcertar aún más a los argentinos, que entraban en un ida y vuelta frenético que no les redundaba en ningún beneficio.

Apenas el base Facundo Campazzo con su ritmo eléctrico podía sostener la velocidad de los rivales y mantenía a su equipo cerca en el tanteador, gracias a nueve puntos, tres asistencias y tres robos en ese primer cuarto. El 25-22 para Filipinas con el que se cerró el parcial pareció un gran negocio para Argentina, que nunca pudo imponer su línea de juego. Pero el ingreso de Mata empezó a darle dividendos, por su capacidad para los recobres y una efectividad desde lejos que no había mostrado en los juegos anteriores. Por eso, Argentina pudo dar vuelta el marcador para irse al descanso con cinco puntos de ventaja, gracias a un triple sobre la chicharra del alero reserva.

La segunda parte parecía convertirse en un trámite para la albiceleste. Con Luis Scola dominando bajo las tablas y un buen ingreso del debutante Nicolás Laprovittola, Argentina tomó una ventaja de 15 puntos que parecía ser decisiva (68-53) sobre el cierre del tercer cuarto.

Sin embargo, la llamativa rotación que impuso Lamas no pareció ser la mejor elección, con un solo cambio en 19 minutos de juego. El entrenador argentino se olvidó en el banco a Campazzo y Herrmann, y los argentinos empezaron a perder a cada minuto las diferencias gracias a la puntería de Jim Alapag, autor de cinco triples.

Hasta que llegó el cierre con Argentina en ventaja 83-81 y Filipinas con la pelota con 26 segundos por jugar. Entonces surgieron los larguísimos brazos de Mata para tapar a Jayson William, decorar su consagratoria actuación y decretar el sufrido triunfo argentino.

Con los 19 puntos que anotó, Luis Scola se convirtió en el quinto máximo anotador de la historia de los mundiales al superar, con 525 puntos, al puertorriqueño José “Piculín” Ortiz, que sumó 511 en su campaña. El brasileño Oscar Schmidt es el máximo anotador con 872 puntos en seis mundiales.

Estadio: Sevilla

Arbitros: Ilija Belosevic (Serbia), Juan Carlos González (España) y Carlos Julio (Angola).

Parciales: Argentina 2225, 2113, 2823, 1420.

Compartir: 

Twitter
 

Prigioni se eleva asediado por William.
Imagen: afp
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.