DEPORTES › BASQUETBOL > BECKY HAMMON, AYUDANTE DE POPOVICH EN LOS SPURS

Una entrenadora para Ginóbili

El campeón de la NBA tiene como asistente del técnico a una ex jugadora de la NBA femenina, que se nacionalizó rusa y obtuvo la medalla de oro olímpica en Beijing 2008. En unos años podría reemplazar a Popovich al frente del equipo.

 Por Daniel García Marco

Dos franceses (Tony Parker y Boris Diaw), un italiano (Marco Belinelli), un argentino (Emanuel Ginóbili), dos australianos (Patty Mills y Aron Baynes), un brasileño (Tiago Splitter), una estrella de las Islas Vírgenes (Tim Duncan) y ahora también una mujer: San Antonio Spurs, campeón de la NBA, ha agregado para la nueva temporada a su exitoso y multiangular sistema a la ex jugadora Becky Hammon como asistente del entrenador Gregg Popovich.

Una mujer entrena ya en la NBA, aunque no sea en el cargo máximo. La operación, histórica, no es publicitaria ni estética para Popovich, convencido de que cuantas más visiones nuevas tenga, mejor para los Spurs, que a su plurinacional equipo también ha sumado al técnico italiano Ettore Messina, una de las estrellas de los bancos en Europa.

“Tras haber observado su trabajo con el equipo la pasada temporada, confío en que su inteligencia para el básquetbol, su ética de trabajo y sus habilidades interpersonales sean de gran beneficio para los Spurs”, dijo Popovich sobre Hammon. “Fue una decisión fácil.”

La ex jugadora de 37 años dejó el baloncesto en San Antonio Stars sólo dos semanas antes de que el campeón de la NBA la reclutara en agosto para aportar a un equipo casi perfecto, como demostró con su exhibición ante Miami Heat en la final de junio.

Hammon, que la pasada temporada ya estuvo cerca del vestuario de los Spurs mientras se recuperaba de una lesión, se caracterizó siempre por ver el básquetbol mejor que nadie en la cancha en sus 16 campañas en la NBA femenina. Pero a Popovich no sólo le gustó eso.

El técnico, que posee un diploma en Estudios Soviéticos y habla ruso, conversó con Hammon sobre vino y sobre Rusia, dos de sus pasiones, en el avión de regreso de los Juegos de 2012. La jugadora se nacionalizó rusa y ganó el bronce olímpico en 2008 con su seleccionado.

“Podía tener una conversación que iba más allá de defender el pick and roll”, dijo a The New York Times R. C. Buford, manager y hacedor junto a Popovich del éxito continuado de los Spurs. “Impresionó mucho a ‘Pop’”, agregó. El entrenador no reparó mucho en que fuera una mujer. “No creo que le importe. No quiero que me contraten porque soy una mujer. Me están contratando porque estoy capacitada”, aseguró Hammon.

“Una brillante mente para el básquetbol”, la elogió en Twitter Kobe Bryant, cuando en agosto los Spurs anunciaron la contratación. “Tiene un gran conocimiento del baloncesto y aporta otra perspectiva”, afirmó el francés Tony Parker, gran estrella del equipo y amigo de Hammon desde hace años.

“Sabe cuándo hablar y cuándo callar”, dijo en NBA TV Popovich con su habitual estilo áspero en público. “Es tan simple como eso y mucha gente no lo comprende”, añadió. “Nuestros jugadores la respetan”, confirmó el técnico la bienvenida que le dio un vestuario multinacional.

Mientras en España el novedoso nombramiento de una mujer, Gala León, como capitana del equipo de tenis de Copa Davis generó cierta polémica por la interacción en un vestuario de hombres “con poca ropa”, eso no será un problema en una NBA en la que casi todos los días los jugadores comparten espacio, recién salidos de la ducha y con poco más que una toalla anudada a la cintura, con periodistas.

A falta de contrataciones en el plantel, Popovich, considerado como el mejor entrenador de la NBA, ha buscado novedades en el banco con el toque europeo que pueda aportar Messina y con el femenino de Hammon, a la búsqueda de enlazar dos anillos seguidos, algo que nunca pudo conseguir el campeón de 1999, 2003, 2005, 2007 y 2014.

No es sencillo mejorar un equipo que en la temporada pasada rozó la perfección y que sobresale por su excelente movimiento de pelota, por su fluido ataque y por la ausencia de egos. “Pop”, de 65 años y que dirige los Spurs desde 1996, ya dijo que su futuro como técnico estará ligado al que tenga en la cancha Tim Duncan, de 38, y que sólo piensa de año en año. Mientras Kawhi Leonard se asoma como el heredero de Duncan y de Manu Ginóbili (37), el técnico puede estar preparando su relevo. ¿Por qué no Hammon? Los Spurs siempre están abiertos a todo.

Compartir: 

Twitter
 

Becky Hammon, 37 años, entrenadora alterna de los San Antonio Spurs.
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.