EL MUNDO › SEGúN DATAFOLHA, LA MANDATARIA SE UBICA CUATRO PUNTOS ARRIBA DE SU RIVAL SOCIALDEMóCRATA

Dilma empezó a sacarle ventaja a Aécio

“Empleo o FMI”, sintetizó la presidenta Rousseff ayer al caracterizar las alternativas que están en juego en el ballottage donde buscará su reelección el próximo domingo. La Bolsa de Valores paulista reaccionó a los sondeos de opinión.

 Por Darío Pignotti

Desde Brasilia

“Empleo o FMI”, sintetizó la presidenta Dilma Rousseff ayer al caracterizar las alternativas que están en juego en el ballottage donde buscará su reelección, y un eventual cuarto mandato del Partido de los Trabajadores (PT), ante Aécio Neves, candidato del Partido de la Socialdemocracia Brasileña (PSDB), que gobernó entre 1995 y 2003.

“Las elecciones de este domingo van a colocar de un lado a los que defendemos el empleo y el salario y del otro a los que causaron desempleo, se arrodillaron ante el FMI y quebraron tres veces a Brasil”, dijo Dilma, en las caravanas proselitistas realizadas en dos barrios de la periferia carioca.

“Nosotros no somos como aquellos que sólo piensan en los banqueros, nosotros queremos un Brasil donde todos crezcan... con la Bolsa Familia y Mi Casa, Mi Vida”, agregó, citando los programas sociales de mayor impacto en los doce años de gestiones petistas, iniciados en 2003 con Luiz Inácio Lula da Silva. Mientras Dilma recorría Río de Janeiro antes de volar hacia San Pablo, la Bolsa de Valores paulista, donde predomina la simpatía por el candidato Neves, cayó al 2,5 por ciento, con las acciones de la petrolera Petrobras en un repliegue del 6,3 por ciento y el dólar valorizado el 1,3 por ciento.

El bien informado diario Valor Económico on line atribuyó la baja de la Bolsa y las acciones de Petrobras al pesimismo de los operadores luego de que se conocieran dos nuevas encuestas. Según el sondeo que divulgó el Instituto Datafolha, la candidata a la reelección superó en cuatro puntos al senador opositor Aécio Neves en la disputa por la segunda y decisiva vuelta de las elecciones del próximo domingo. Si el ballottage se realizara hoy, la líder del Partido de los Trabajadores (PT) recibiría el 52 por ciento de los sufragios válidos, frente al 48 por ciento de su rival del Partido de la Socialdemocracia Brasileña (PSDB).

La encuesta anterior del Datafolha, divulgada el 15 de octubre, apuntó a un empate técnico, pero con leve ventaja para Neves (51 a 49 por ciento). Si se considera el total de votos, Rousseff tiene, cinco días antes de la elección, el 46 por ciento de las preferencias –lo que supone un aumento de dos puntos frente a la investigación anterior–, mientras que Neves retrocedió dos puntos y suma un 43 por ciento de las intenciones de voto.

En tanto, la consultora MDA dio el 50,5 por ciento de las intenciones de voto a la candidata del PT y el 49,5 al postulante del PSDB. MDA mostró que creció el rechazo de los votantes hacia el ex gobernador de Minas Gerais, lo cual sería resultado de las denuncias del PT sobre la gestión de Neves al frente de ese estado, la persecución contra los gremialistas mineiros y las versiones acerca de su adicción a la cocaína, supuesto hábito que fue comentado elípticamente por Dilma y Lula. El estudio fue concluido el domingo antes del tercer debate televisivo entre los presidenciables en la cadena evangélica Record.

En el programa del domingo, Dilma y Aécio fueron más comedidos que en los anteriores duelos, lo que no impidió que se lancen dardos, como cuando ella recordó el bajo presupuesto a las políticas sociales durante el gobierno de Fernando Henrique Cardoso, el correligionario de Neves que presidió Brasil entre 1995 y 2003.

Neves retrucó argumentando que “la gente quiere mirar hacia delante”, mientras que la presidenta está “obstinada” en hablar sobre el pasado y “mirar por el espejo retrovisor”.

Dilma hizo oídos sordos y replicó que si Neves es electo el domingo, escogerá como ministro de Hacienda a Arminio Fraga, ex presidente del Banco Central durante la fase de ajuste más ortodoxo del gobierno de Cardoso, que incluyó tasas de interés de hasta el 45 por ciento, causantes “del segundo mayor desempleo del mundo”.

El economista Arminio Fraga también recibió críticas ayer en San Pablo, donde fue acusado de servir a la banca internacional y planear el vaciamiento de los grandes bancos estatales durante un acto encabezado por el titular de la Central Unica de Trabajadores, Vagner Freitas.

Rousseff y Neves, que ayer visitó en el Santuario de la Piedad, en Minas Gerais, planean realizar actividades proselitistas hasta el sábado, en una disputa extenuante por conquistar adhesiones en los comicios más imprevisibles desde el fin de la dictadura en 1985.

Al cierre de esta crónica, la postulante del PT se dirigía hacia el populoso barrio de Itaquera, en el este de San Pablo, donde iba a encabezar un acto junto a Lula, quien desde la semana pasada ha recorrido estados de la región amazónica, el nordeste y el sudeste en actos proselitistas.

A sus 68 años, Lula preserva una alta popularidad, como lo demuestra que el 37 por ciento de los electores está dispuesto a votar al candidato que él recomiende, mientras que sólo el 16 por ciento seguiría el consejo del socialdemócrata Fernando Henrique Cardoso, informó la semana pasada la agencia Datafolha.

Luego de algunos días de descanso, que alimentaron rumores en la prensa sobre discrepancias con Dilma, el ex presidente reapareció la semana pasada en un spot publicitario, recomendando votar a su heredera política.

Consultado sobre su ausencia en los estudios donde Rousseff debatió con Neves, Lula respondió que no le agrada ir porque “me pongo nervioso como un hincha de fútbol cuando ve patear un penal... desde afuera, el hincha cree que sabe patear mejor que el jugador, él cree que nunca erraría un penal”.

Luego de conceder esa entrevista, Lula se dirigía al encuentro de Dilma en el barrio de Itaquera, donde se esperaba la presencia de representantes de la parcialidad del popular Corinthians, club del cual es hincha el líder petista. Está previsto que hoy Dilma y Lula viajen al estado nordestino de Pernambuco para una nueva serie de eventos de campaña.

Compartir: 

Twitter
 

Dilma y Lula viajarán hoy al estado nordestino de Pernambuco para una serie de eventos de campaña.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.