DEPORTES › EL CORDOBES JOSE MARIA LOPEZ, CAMPEON MUNDIAL DE AUTOS DE TURISMO (WTCC)

“Siempre fui muy aguerrido”

El cordobés reveló las claves que lo llevaron a conseguir el primer título mundial de automovilismo para la Argentina desde Fangio y les contestó a los rivales que minimizaron su éxito. La Fórmula 1 ya no es una opción para su futuro.

 Por Pablo Vignone

–Aumentó su cotización.

–Sí, je, je... Para el currículum, nada más. Pero yo sigo siendo el mismo de siempre.

–¿Fue, realmente, el mejor campeonato de su campaña?

–Sí, por supuesto. Fui creciendo con la temporada, hasta mitad de campeonato corrí muy parejo, pero en la segunda mitad desequilibré, lo terminé muy fuerte, ganando muchas carreras.

–¿Por qué fue campeón mundial en el equipo que lo dominó todo?

–Porque le saqué más jugo al auto que mis compañeros. Fui competitivo en todas las pistas, pese a que no conocía 8 de los 12 circuitos en los que corrimos, en cualquier tanda siempre estuve entre los tres más rápidos, abandoné una sola carrera de 23... Fui muy regular, pero especialmente contundente.

–¿En qué rubro hizo la diferencia?

–Creo que no hubo uno en particular, un aspecto en el que haya sido más fuerte, si lo analizo bien creo que fui 9 puntos en todo. Fui muy homogéneo en todos los aspectos. Aunque si tengo que apuntar algún mérito, diría que fui muy aguerrido, lo que se reflejó por ejemplo en cómo corrí la segunda carrera de cada fecha, en la que largábamos desde atrás y había que avanzar: yo gané cuatro de esas carreras, Muller no ganó ni una...

–Sus principales rivales fueron sus propios compañeros de equipo. ¿Cuánto costó vencer a dos campeones del mundo?

–A Yvan (Muller) nunca lo vi vencido, la verdad, es muy profesional, dedicado. En Argentina sí, cuando gané las dos carreras lo vi un poco desmoralizado. Pero creo que todo el mundo se sorprendió por mi rendimiento, no solo él. Seb (Loeb) tampoco la tuvo fácil, le costó mucho pelear mano a mano la posiciones, viene del rally, no está acostumbrado al pelotón. Como él ganó una carrera en la primera fecha, en Marrakech, creyó que iba a ser todo más fácil y por ahí se confió un poquito. Para colmo, ganó su segunda carrera en Eslovaquia, bajo la lluvia, en la cuarta fecha... No volvió a ganar más. No debe ser fácil para un monstruo como él tener un año como el que tuvo.

–¿Defender el título 2015 será más difícil que ganar el 2014?

–¡Seguro! Mis compañeros van a apretar las dientes, habrá más coches, los Honda van a ser más competitivos. Pero la adaptación siempre fue mi fuerte, eso me da esperanza para el año que viene. El gran desafío será correr en el circuito largo de Nurburgring, en el que no podés ir despacio porque te pasan por arriba.

–Además de defender el título del WTCC, ¿tiene pensado competir en otra categoría?

–Hay chances de que Citroën me permita correr las 24 Horas de Le Mans, una prueba que quise correr siempre, en la medida en que no se superponga con las actividades del equipo. Yo estoy muy cómodo en el WTCC, que es un Mundial, el campeonato en el que quiero estar: subirte a un podio y oír el Himno argentino en cualquier parte del mundo, en Rusia, en China, aunque ganes seguido no hay una sola vez en la que no te emociones.

–Ensayó en el simulador de McLaren de Fórmula 1. ¿Algo a futuro?

–Estuve un día entero gracias a una invitación de Eric (Boullier, el director deportivo de McLaren), sumé muchísimo, pero fue nada más que eso.

–¿Y? McLaren acaba de desligarse de quien fuera su tercer piloto y tester, Gary Paffett.

–Sí, pero no hay nada conmigo.

–Mucha gente, fanáticos inclusive, preguntan si después de este título viene otra vez la chance de correr un Fórmula 1...

–Sí, a mí también me lo preguntan, y uno no le quiere cortar la ilusión a nadie, pero hay que aceptar que es una etapa superada. Aunque la puerta está abierta, yo soy piloto de Turismo, necesitaría un tiempo de adaptación, y sería un poco como poner en riesgo esto que me llevó tiempo construir.

–¿Y la Fórmula E? En enero viene a Buenos aires, ¿hay alguna chance de correr esa prueba?

–No, no creo. No es algo que me entusiasme, la verdad. Hay nombres importantes, pero no me entusiasma un auto que marcha a 160 km/h de máxima cuando en Macao anduve a 270 km/h y con un auto de Turismo.

Compartir: 

Twitter
 

“Estoy muy cómodo en el Mundial”, asegura López.
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared