DEPORTES › TENIS > DIáLOGO CON DANIEL ORSANIC, CAPITáN DEL EQUIPO DE COPA DAVIS

“Hemos generado sentido de identidad”

Cultivador del diálogo y el consenso, el líder del equipo argentino repasa en esta entrevista exclusiva lo que dejó la temporada pasada y lo que se espera para la que se iniciará en la primera semana de marzo frente a Polonia.

 Por Facundo Martínez

–¿Qué balance hace de su primer año como capitán del equipo argentino de Copa Davis y cuáles son sus expectativas para lo que viene?

–El balance creo que fue positivo. El foco nuestro está puesto en generar ese sentido de identidad que creo hemos podido plasmar tanto hacia adentro del equipo como hacia afuera. Hicimos un buen comienzo para ese trabajo y, obviamente, los resultados también ayudaron para convencer a más gente de algo de lo que nosotros estábamos muy convencidos cuando iniciamos este proceso. Hubo mucha gente que, más que felicitarnos, nos agradeció por lo que logramos transmitir como equipo, ese mensaje que para nosotros es tan valioso. De hecho, tenemos un programa que se llama Valores, en el que trabajamos con el equipo de Desarrollo de la Asociación y junto con Bautista Segonds, que viene de Rugby sin Fronteras. Eso me ayuda a bajar a tierra este mensaje, que en definitiva es lo que yo siento.

–¿Cómo hizo para convencer a todos de que el éxito en Copa Davis venía de la mano del trabajo en equipo, algo que se vio reflejado en el festejo grupal tras el triunfo ante Serbia?

–Tengo una manera de pensar y creo que el equipo de trabajo de cada jugador es fundamental, ya que son quienes más lo conocen y saben cuáles son las cosas que más les convienen y las que menos les convienen. Y a mí me gusta incluir a la gente, buscar consensuar y tomar decisiones después de escuchar a los demás. Teniendo a los equipos de trabajo de los distintos jugadores, teniendo a los jugadores, abriéndoles canales de diálogo a todos, siempre dentro de un clima de respeto y organizado, pienso que llegamos a la mejor decisión y nos potenciamos todos para dar lo mejor. Si hasta hemos incluido a todo el equipo en las conferencias de prensa. Son detalles, acciones que muestran el mensaje original que queremos dar.

–Cada serie se trabaja analizando a los rivales, viendo partidos y trazando estrategias. ¿Cómo se trabaja particularmente con cada jugador? ¿Debe aportarles algo extra para que mejoren su juego?

–Para mí que los jugadores se potencien en Copa Davis y que después eso los ayude a ganar más partidos en el circuito y a mejorar en el ranking es una de las satisfacciones más grandes. Yo soy entrenador también y no me privo de dar mi opinión tanto al jugador como a su entrenador. Eso sí, soy muy cuidadoso en ver cómo le llega la información al jugador, porque creo que uno, más allá de la buena intención, por ahí lo termina confundiendo. Si yo, por ejemplo, le digo una cosa contraria a la que le dice el entrenador, ahí comienza la confusión. Y eso pasa tanto a nivel profesional como con un chico de 12 años. Es muy importante que al jugador la información le llegue por una sola vía y en ese sentido digo que es muy importante la comunicación y el diálogo con los entrenadores.

–Pudo ver en el Argentina Open los dos partidos de Juan Mónaco, en su regreso a los courts tras seis meses de ausencia por lesión. ¿Cómo lo vio?

–Con mucha energía, muy bien. Lo vi entrenar también unas semanas antes del torneo y me dijo que estaba entrenándose muy bien, que estaba muy contento y sin ningún tipo de molestias y que eso lo hacía sentir muy bien. Le faltaba trabajar la incertidumbre que da la competencia, y me parece que en primera ronda aquí un muy buen partido ante Cecchinato, hizo notar como que el partido fue fácil (6-1 y 6-3) y no era nada fácil, el italiano juega bien. Lo que pasó es que Pico estuvo en una intensidad muy alta y estuvo muy preciso; y con Nadal (4-6 y 4-6) creo que también jugó muy bien y que tuvo sus oportunidades, como ese segundo break en el segundo set que, como él dijo, hubiese sido clave, pero Nadal es Nadal y puede dar vuelta cualquier situación.

–¿Está pensando en Mónaco para la serie contra Polonia?

–No hablé con Pico después del torneo, aunque llegué a felicitarlo por lo de la primera vuelta. Ahora creo que depende un poco de sus sensaciones, depende de cómo se sienta esta semana en Río de Janeiro. Lógicamente sería un poco prematuro poder considerarlo para que esté en el equipo, sería más lógico que juegue, descanse y vuelva a jugar. Vamos a ver qué pasa.

–¿Y cómo es el caso de Juan Martín Del Potro, que está listo para debutar en Delray Beach?

–Yo soy muy cauteloso con la vuelta de Juan Martín porque, como el mismo dijo, es parte de su proceso de rehabilitación, de su recuperación. Me lo tomo con mucha tranquilidad, ojalá tenga él una buena sensación en el torneo, ojalá que las molestias sean cada vez menores, pero todavía no está al ciento por ciento y sería apresurado querer contar con él ahora.

–Se viene Polonia, ya. ¿Tiene pensado el equipo para la serie?

–Estamos trabajando en eso junto a Mariano Hood, pensando en las distintas opciones para enfrentar de la mejor manera a Polonia, en una serie se va a desarrollar en condiciones totalmente diferentes a las de estos torneos, el de Buenos Aires y el de Río.

–¿Le preocupa particularmente la cancha?

–Sí, esperamos una cancha bastante rápida, que los va a favorecer a ellos. Pero nosotros vamos a tratar de controlar, pidiéndole a la ITF que se respeten los límites de velocidad. Eso es seguro. Acá uno de los factores más importantes será adaptarse a la superficie.

–Si Argentina logra pasar a Polonia, en el cuadro le aparecen Suiza o Italia y luego Serbia o Gran Bretaña. ¿De qué manera se planifica el trabajo ante estos posibles rivales?

–Vamos viéndolo. Todos los países y los jugadores planifican qué torneos juegan antes de la Davis, hay que ir serie por serie, yo no trato de ir más allá. Para mí el foco hay que ponerlo en cada serie.

–¿Cuál es su opinión con respecto al recambio generacional dentro del equipo?

–Hay jugadores que comienzan a meterse en la discusión. Digo, por ejemplo, Renzo Olivo fue a Australia y metió segunda vuelta, después fue a Quito y llegó a cuartos de final, viene acá y gana ronda de nuevo; es un jugador que antes jugaba challengers y que ahora le ha ganado a buenos jugadores en torneos ATP; Marco Trungelliti también jugó muy bien en Australia. Son jugadores que van creciendo en edad, en calidad, en madurez y también en los resultados y empiezan a ser posibles jugadores de Copa Davis.

Compartir: 

Twitter
 

“Me gusta incluir a la gente, consensuar y tomar decisiones después de escuchar”, afirma Orsanic.
Imagen: Alejandro Leiva
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.