DEPORTES › PERFIL DE LOS CUATRO INTEGRANTES DE LA COMISION DE LA AFA

¿Es normal la normalizadora?

Parece a tono con las urgencias del Gobierno y la FIFA antes que con las de la propia asociación. La integran el presidente de Belgrano, una empresaria que colocaba jugadores, un dirigente del Consejo Federal y un asesor letrado de Boca.

 Por Gustavo Veiga

Normalizadora viene de normal, de norma, de ahí que la comisión designada para administrar la AFA debería ponerla en orden antes del 30 de junio de 2017. En el enunciado es eso, pero a poco de investigar cómo se constituyó, qué objetivos tendrá y quiénes la integran, la normalidad declamada parece muy sesgada. Sus cuatro miembros –tres hombres y una mujer– no salieron de un repollo. Con ver sus antecedentes, se podría deducir que serán funcionales a los intereses del gobierno nacional, la Conmebol antes que la FIFA (aunque parezcan lo mismo no lo son) y a un proyecto como el de la Superliga, que le abrirá las puertas a las sociedades anónimas deportivas. Dicho de otra forma, que entregará el patrimonio de los clubes al mercado. A eso vienen los normalizadores, cada uno con su impronta, su historia y sus relaciones profesionales y políticas. No se asemejan a una comisión de notables. Forman apenas una comisión a secas que buscará la normalidad que mejor se adapte a los poderes que le dieron vida.

Armando Valentín Pérez, el presidente de Belgrano de Córdoba, encabezará la comisión. Tiene para mostrar como un logro su gestión en el club. Saneó su tesorería, lo llevó a Primera División y lo mantiene estable. Incluso con respecto a la AFA pasó de deudor a acreedor. Un informe de mayo pasado publicado por La Nación señalaba que aquella le debe 2.006.473 pesos. También hay que decir que tras su quiebra decretada el 18 de septiembre de 2001, Belgrano pasó a estar encuadrado en la ley de fideicomiso y su pasivo se redujo por ley en un 40 por ciento. El 29 de junio de 2005 el empresario puso un pie en el club como gerenciador. Compró el 70 por ciento de Córdoba Celeste SA que controlaba la institución. Seis años después y pocos días antes de que Belgrano mandara al descenso a River, levantó la quiebra.

Su éxito económico y deportivo en el club no se compadece con su situación empresarial. Es dueño de una firma de venta directa, TSU Cosméticos, que está concursada. En 2013 admitió: “No es mi mejor momento, una de mis empresas pasa por un momento delicado”. Acumula decenas de demandas, sobre todo en los tribunales comerciales y laborales. Cualquier banco de datos del sistema financiero lo corrobora. TSU en realidad se llama Arca Distribuciones SA. Pérez es además el representante en el país de todos los productos de la NBA.

En una interesante entrevista que le hizo el periodista Hugo Caric en la revista El Sur, el 16 de abril pasado, Pérez se esmeró en desmentir todo vínculo político con el presidente de la Nación: “Le digo con todas las letras que yo no soy el candidato de Macri”. Pero tres líneas más abajo aclaró: “Yo con Mauricio hablé un montón de veces, pero jamás sobre fútbol. Sus elogios me cayeron bárbaro, me llenaron el corazón, pero de ahí en más… ¿me entiende?” En efecto, a buen entendedor, pocas palabras.

La única mujer que integra la comisión es Carolina Cristinziano. Ex socia del intermediario Gustavo Mascardi, empresaria del fútbol y casada con el ex delantero de Central y Lanús, entre otros equipos, Gonzalo Belloso (hoy funcionario de la Conmebol). A pocas horas de que fuera oficializado su nombre en la normalizadora, se difundió una entrevista que le concediera al diario Perfil el 16 de enero de 2011. Era casi la única pista que se tenía y su contenido la dejó mal parada.

Autodefinida como futbolera e hincha de Central, describió sus vivencias como espectadora de un modo que envidiaría Andrés ‘Pillín’ Bracamonte, el jefe de la barra brava de su club: “Siempre me peleo con la Policía. Todos los partidos de visitantes entro a los tiros, a veces sin entrada ¡y con el jefe de la barra!” Su manera de vivir el fútbol como un safari la ubica entre las voces autorizadas para normalizar la violencia que rodea al espectáculo, un karma que seguramente la comisión no evaluará. Cristinziano ocuparía su lugar en la comisión por iniciativa de la directora jurídica de la Conmebol, Monserrat Jiménez.

Es evidente que aggiornó su dialéctica al ambiente futbolero en que suele moverse. Hace cinco años, en el diálogo con Perfil contó una anécdota que lo confirma: “Tinelli siempre me dice: ‘Hija de..., en el fútbol me rompieron el o..., pero la que más me rompiste fuiste vos’”. Se refería a cuando negociaba pases de futbolistas. Tuvo que ver con el de Andrés D’Alessandro a San Lorenzo en 2008 y el retorno de Martín Palermo a Boca.

Al presidente del Consejo Federal de la AFA, Pablo Toviggino, lo apodan el jinete. Ese mote le viene a medida porque la asociación que ahora deberá normalizar quedó en el umbral del Apocalipsis. Es el más joven de los cuatro integrantes. Santiagueño, dirigente del interior y de carrera casi meteórica en el ambiente del fútbol, no las tiene todas consigo. En diciembre pasado y en vísperas del bochorno en que terminó la elección empatada en 38 votos cuando participaban 75 asambleístas, fue denunciado penalmente por comprar voluntades. En una entrevista radial respondió a la acusación que lo vinculaba como favorecedor de la candidatura presidencial de Luis Segura: “Desconozco totalmente la denuncia, es casi gracioso, hago fuerzas para no reírme”.

Pero ésa no era la única denuncia judicial que tiene en su haber. Según una fuente que pasó por el Consejo Federal llegarían a siete. También se ocuparon de él algunos medios de su provincia. Arena Política y Código Rojo lo señalan como “testaferro” de Daniel Zamora, hermano de Gerardo, el gobernador de Santiago del Estero, en el manejo discrecional de tierras fiscales.

El cuarto integrante de la comisión es el abogado Javier Medin, asesor letrado de Boca y miembro de la Asociación Sudamericana de Abogados de Fútbol que preside el brasileño Eduardo Carlezzo. Esta entidad ha coorganizado congresos con entidades privadas donde se discutieron, por ejemplo, “Temas actuales en la gestión de los clubes y sociedades anónimas deportivas en Chile” y “La conversión de los clubes de fútbol en sociedades anónimas en Colombia”.

Por formación, Medin es el más sólido de los cuatro miembros de la comisión. Ha sido expositor en aquellos congresos del tópico “La extinción de los derechos económicos derivados de los traspasos de futbolistas y sus consecuencias en el fútbol sudamericano”. Especialista en derecho deportivo, pasó también por la comisión fiscalizadora de Boca, el club donde presta servicios como secretario de asuntos legales e internos en la gestión actual..

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

Armando Pérez, Carolina Cristinziano, Pablo Toviggino y Javier Medin.
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared