DEPORTES

“Me siento feliz de volver a jugar”

Le rebajaron la sanción a Guillermo Cañas y podrá regresar al tenis a partir del 11 de septiembre próximo.

La apelación de Guillermo Cañas al Tribunal de Arbitraje Deportivo de Lausana dio efecto, ya que el organismo disminuyó la pena de dos años que la ATP le había aplicado en agosto del año pasado y el tenista de Tapiales podrá volver a jugar a partir del próximo 11 de septiembre, habiendo cumplido quince meses de ausencia del circuito. “Me siento feliz de tener una fecha para volver a una cancha –dijo anoche Cañas–. Me siento muy contento, limpio y con la seguridad de que lo que afirmé el primer día se confirmó. No tengo bronca, no puedo tenerla porque dije toda la verdad.”

Cañas reclamó su inocencia en el recurso interpuesto tras la sentencia inicial, a pesar de que los análisis a los que se sometió tras el torneo de Acapulco, en febrero del 2005, delataron el consumo de la sustancia hidroclorotiazide (HCT), un diurético incluido en la relación de productos prohibidos. “Un error en la entrega de la medicación fue cometido no por el jugador, sino por el personal del torneo”, reconoció el Tribunal de Arbitraje. “Limpiar mi nombre, con todo lo que dije en aquel primer día y terminar dándome la razón, eso es justicia. Más allá de que yo no crea que tuve una mínima culpa en el tema de la sanción”, afirmó Cañas.

El tenista argentino, quien alcanzó su mejor ranking en noviembre del 2004, cuando se ubicó undécimo, deberá volver al circuito en los torneos challengers, ya que el ranking que tendrá en esa fecha no le permitirá entrar en los torneos más importantes. “Tengo una expectativa muy grande –aseguró–. Haré todo lo posible para poder estar nuevamente y muy pronto en los primeros puestos.”

La sanción al argentino fue la mayor para casos de doping y fue impuesta por un tribunal de la Asociación de Tenistas Profesionales (ATP), que vinculó la ingesta de la sustancia prohibida con una intención de toma de ventaja deportiva. Debió devolver 276.070 dólares de premios más 595 puntos para el ranking individual, y su regreso había sido fijado para el 11 de junio de 2007. “La defensa de mis abogados españoles fue malísima, y quizá perdí algún tiempo con ellos.”

A partir de la sanción, Cañas comenzó una carrera legal y realizó varias presentaciones ante el TAS, para que le redujera la pena. El “caso Cañas” había sido analizado por un tribunal independiente del control antidoping del tenis, compuesto por el canadiense Richard McLaren, el holandés Meter van Beek y el puertorriqueño Arturo Martí, reunidos en Nueva York el 21 y 22 de julio pasados. Según el listado de sustancias prohibidas por el Código Mundial Antidoping, los diuréticos no están permitidos “tanto durante como fuera de la competencia, en todos los deportes”. Los diuréticos, utilizados en medicina para pacientes con dificultades renales, son considerados por esa norma como un “agente enmascarador que persigue estimular el aparato urinario para eliminar otras sustancias” en el organismo.

Sin embargo, el TAS ha descartado ahora levantar totalmente la sanción a Cañas y aceptar totalmente su recurso, argumentando que el tenista pecó de imprudente. “El jugador tomó la medicación sin repasar el contenido de la caja, aun sabiendo que había pasado por varias manos antes de llegar a él”, indica el Tribunal. “Para mí, la justicia es volver a tener mi nombre limpio. Creo que también depende mucho de cómo está escrita la sanción”, aseguró Cañas. “Sé que voy a volver a estar en los primeros puestos. Es muy grato saber que voy a estar de nuevo en una cancha de tenis.”

El tenista ganó seis torneos en toda su carrera: Casablanca, en el 2001; Chennai y Toronto, en el 2002; y Shanghai, Stuttgart y Umag en el 2004.

Compartir: 

Twitter
 

Guillermo Cañas tendrá que volver a jugar challengers hasta volver a subir en el ranking. Hoy es 166º del mundo.
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.