DEPORTES › EL EX JUEZ BERGES Y LOS ABOGADOS DE LOS BARRAS

“Son relaciones políticas”

 Por Gustavo Veiga

Mariano Bergés es un abogado comprometido con la problemática de la violencia en el fútbol. Lo era como juez –procesó a la cúpula de la barra brava de Boca y a Luis Barrionuevo, el ex presidente de Chacarita– y no ha cambiado un ápice desde que volvió a la actividad privada. Desde la organización Salvemos al Fútbol colabora asesorando a los familiares de las víctimas y los medios que se ocupan del tema lo consideran un profesional de consulta permanente.

–¿Qué piensa de las conexiones entre los grupos violentos del fútbol y abogados penalistas que cobran suculentos honorarios?

–Esto es muy similar a lo que ocurre con las personas de cierto poder económico que recurren a estudios prestigiosos o conocidos, aunque a mí me cuesta mucho decir quién es un buen abogado en este tipo de casos. Cuando el implicado cuenta con relaciones políticas, hay una serie de estudios de abogados que usualmente aparecen y el factor común en estos casos es que los imputados tienen dinero para pagar sus honorarios.

–¿No es común también que esos estudios jurídicos posean aceitadas conexiones políticas?

–Eso puede ser en algunos casos, como sucedió con el de Chacarita. Me da la impresión de que ahí apareció el estudio de Hugo Anzorreguy, aunque después derivó en otros abogados, que también suele pasar. Como estaba Luis Barrionuevo de imputado, me parece que a lo mejor había una conexión política. Aunque también hay barras que tienen dinero para pagar defensas costosas.

–¿Usted no se pregunta a menudo cómo hace un barrabrava para abonar sumas que, por lo general, no bajan de los diez mil pesos cuando se trata de los servicios de un penalista?

–Me lo he preguntado en más de una charla de café, aunque cuando era juez no me importaba quién era el abogado. Pero a veces, uno se extraña de cómo estos individuos pueden contar con ingresos para solventar a abogados que no son, precisamente, lo que se dice baratos. Hay dos alternativas: o los dineros son propios o hay alguien que los ayuda. En ciertos casos, puede ser el club o, en otros, las relaciones políticas que algunas barras tienen. Yo, si tomara el ejemplo de Di Zeo, no diría que es así. Mi opinión muy personal es que podría tener el dinero, de la manera que él lo obtenía, claro. También escuché decirle al doctor Monteleone, su abogado en casi todo el proceso, que no le cobraba porque parece que era un amigo de él. Aunque sobre el final, cuando se le complicó muchísimo la situación a Di Zeo, aparecieron otros letrados que no eran gratuitos.

–Cuando usted era juez, ¿algún funcionario o puntero político le acercó su preocupación por la situación procesal de algún barra brava?

–No. A mí, jamás. Se ve que nadie se animó o no quiso hacerlo, aunque yo sé que otros jueces han sido visitados. Antes de ir, la gente averigua y en mi caso sabían que inmediatamente iban a ser rechazados.

Compartir: 

Twitter
 

El ex juez Bergés.
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.