DIALOGOS › POR QUE RICARDO PIGLIA

Hacer literatura y estudiarla

 Por C. A.

A partir de 1980, cuando se publica su novela Respiración artificial, Ricardo Piglia –nacido en Adrogué, provincia de Buenos Aires, en 1941– comienza a consolidarse y proyectarse como una de las grandes figuras de la literatura argentina. Antes había publicado dos libros de cuentos, La invasión (1967) y Nombre falso (1975), e innumerables artículos de crítica en revistas literarias. Después llegarían otras obras de ficción y de ensayo –hilos que en sus textos se entretejen en una compacta urdimbre– que no harían más que expandir su prestigio: Crítica y ficción (1986); Prisión perpetua (1988), una selección de relatos que reunía varios ya publicados y otros inéditos; La ciudad ausente (1992), novela sobre la que también escribió el libreto para una ópera del mismo título cuya música compuso Gerardo Gandini, estrenada en el Teatro Colón, de Buenos Aires, en 1995; La Argentina en pedazos (1993); Plata quemada (1997); Formas breves (1999); Diccionario de la Novela de Macedonio Fernández (2000); El último lector (2005). Paralela a su labor de escritor, desarrolló las de editor y profesor en las universidades de Buenos Aires, Harvard y Princeton, y más tarde la de guionista cinematográfico. Piglia es un brillante estudioso de la literatura y ha escrito algunos ensayos canónicos sobre escritores argentinos, como los que dedicó a Borges, Roberto Arlt, Sarmiento o Macedonio Fernández. Suele parapetarse, para formular sus opiniones más estridentes, tras el nombre nada enigmático de Emilio Renzi, perteneciente a un personaje que aparece en muchas de sus obras y que alguna vez utilizó él mismo como seudónimo, y que no es más que parte de su nombre completo: Ricardo Emilio Piglia Renzi.

Los viajes de Piglia entre Buenos Aires, Estados Unidos, los países latinoamericanos y Europa, para dictar cursos o conferencias, son constantes. Hace un tiempo fue uno de los participantes, junto a intelectuales como Roberto Calasso, Gayatri Chakravorty Spivak, Andrzej Warminski o Darío Villanueva, entre otros, en el ciclo En torno de los grandes maestros de la crítica literaria del siglo XX: repensando la Weltliteratur, que organizó la Fundación La Caixa en Barcelona. Precisamente en la capital catalana tuvo lugar esta conversación.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • Hacer literatura y estudiarla
    Por C. A.
 
DIALOGOS
 indice
  • [HTML]RICARDO PIGLIA HABLA SOBRE EL LECTOR Y LA LECTURA DEL ESCRITOR
    “La literatura siempre se está preguntando por su esencia”
    Por Carlos Alfieri

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.