ECONOMIA › TRAS LOS PIQUETES, COMIENZA LA NORMALIZACION DE LA OFERTA DE ALIMENTOS

Horas extras para los repositores

Supermercados y almacenes mostrarán primero la vuelta de lácteos. El lockout ocasionó fuertes pérdidas.

 Por Sebastián Premici

El abastecimiento de alimentos en todo el país comenzará hoy su proceso de normalización, tras la finalización de 21 días de lockout agropecuario. Lo primero que irá apareciendo en las góndolas de supermercados y almacenes de barrio son los productos lácteos –tanto leche como sus derivados–, las frutas y las verduras. El abastecimiento de la carne tardará un poco más, recién el sábado comenzarían a llegar algunos cortes a los comercios. En el caso de la harina y el pan, el normal suministro se dará dentro de 10 días, como mínimo. En tanto, el Mercado Central de Buenos Aires abrirá nuevamente de manera extraordinaria el próximo sábado, para garantizar el abastecimiento de alimentos durante la semana que viene.

Desde la empresa SanCor afirmaron a Página/12 que los camiones con leche comenzaron a circular apenas se levantó el lockout. “La mayor distribución de lácteos comenzará a notarse mañana (por hoy), principalmente en las grandes ciudades como Buenos Aires, Córdoba, Rosario y Santa Fe. En las zonas más alejadas, el abastecimiento se verá durante el fin de semana. La variedad en todos los productos, fluidos y secos, comenzará recién la semana que viene”, indicó un director de la empresa cooperativa. Desde SanCor informaron que durante esta semana realizarán un balance de las pérdidas ocasionadas por el lockout, aunque adelantaron que como mínimo perdieron un millón de litros. La semana pasada, La Serenísima comunicó la pérdida de más de 6 millones de litros de leche.

Por otro lado, los molinos de trigo calcularon quebrantos por 100 millones de pesos. Alberto España, titular de la Federación de la Industria Molinera, aseguró a Página/12 que el total abastecimiento para esta industria llegará dentro de 10 o 15 días. “Los molinos estaban con stock. Por lo tanto, al levantarse los cortes de ruta, la materia prima para las panaderías y otros sectores ya circulan con normalidad. En teoría sucede así, pero todavía tenemos que ver cómo se dan las cosas, sobre todo en el interior del país”, advirtió España. Por su parte, Miguel Angel Rodríguez, presidente de la Federación Obrera del Pan de La Plata, indicó a este diario que si bien el paro se levantó, el abastecimiento puede ser lento. “Primero las industrias tienen que recibir el trigo, molerlo, empaquetarlo y luego distribuirlo. Supuestamente las industrias grandes ya están trabajando mientras que las chicas estaban a la espera”, afirmó Rodríguez.

“Hoy lo crítico son los faltantes de harina, azúcar y arroz, donde los stocks están tocando fondo. La normalización gradual en los comercios se dará dentro de 3 y 4 días hábiles”, señaló Alberto Guida, titular de la Cámara Argentina de Distribuidores y Autoservicios Mayoristas. Si el problema en el abastecimiento es logístico, todo dependerá de las distancias que deban recorrer los diferentes camiones con mercadería. Sin embargo, Guida advirtió que aquellas industrias que tuvieron que frenar su producción por falta de insumos tardarán más en normalizarse, como en el caso de la carne (ver aparte). Desde el sector avícola informaron que a partir de hoy empezará a llegar más cantidad de pollos a las carnicerías y restaurantes.

Como consecuencia del lockout agropecuario, los precios de los alimentos se dispararon. Distintas asociaciones defensoras de consumidores denunciaron aumentos del 30 por ciento en varios de los productos que integran la canasta básica. En el interior del país, una docena de huevos llegó a pagarse 10 pesos y los pollos, que antes del lockout se conseguían a 5 pesos el kilo, pasaron a costar 10 pesos. A pesar de los aumentos, no se dejó de comprar. La Confederación Argentina de la Mediana Empresa informó ayer que si bien las ventas minoristas retrocedieron un 4,3 por ciento en marzo, el único rubro que no tuvo modificaciones fue el de alimentos y bebidas. Fuentes de la entidad indicaron que ante el temor de un agravamiento de la crisis, los consumidores optaron por comprar alimentos para almacenarlos.

Una vez levantado el lockout, desde el Mercado Central de Buenos Aires informaron que los precios de las frutas y verduras comenzaron a regularizarse: en el caso de la papa, que llegó a valer a costo mayorista 60 pesos los 30 kilos, ayer el valor osciló entre 30 y 33 pesos; en tanto, para el consumidor final el precio de la papa se ubicó entre 1,50 y 1,75 peso el kilo. “La recepción de frutas y verduras se está normalizando y para fines de esta semana no habría faltantes”, explicaron diversos operadores del Mercado Central. Por segunda semana consecutiva, este mercado –que tuvo pérdidas de mercadería calculadas en 3 millones de pesos– abrirá extraordinariamente el sábado, para garantizar el normal abastecimiento de alimentos durante la semana que viene.

Compartir: 

Twitter
 

La variedad en todos los productos, fluidos y secos, se dará recién la próxima semana.
Imagen: Jorge Larrosa
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared