EL PAIS › AHORA UN HABEAS CORPUS PARA EVITAR LA PRISION

Porretti tiene que preparar el bolsito

 Por Alejandra Dandan

Roberto Porretti estuvo a punto de ser detenido. Sucedió el martes pasado, cuando la Cámara Penal de Dolores le rechazó la opción de apelar la eximición de prisión ante la Cámara de Casación. En ese momento, la fiscal Fernanda Haschman volvió a ordenar su detención. Sólo una veloz reacción de su equipo de abogados logró detenerla. Esta vez con la presentación de un hábeas corpus ante la Cámara Penal. Ahora, los jueces discuten si esa opción es válida. Si la rechazan, es probable que Porretti finalmente quede en prisión.

Como en un absurdo juego de estrategias, el intendente de Pinamar sigue interponiendo hasta lo inimaginable recursos ante las instancias que sean para ganar días antes de ir a la cárcel.

Su abogado José Ochoa hizo el último intento el martes pasado, apenas se enteró de una última resolución de la Cámara Penal. Ese día, los jueces rechazaron por improcedente la opción de apelar la prisión ante Casación. En Dolores se sabe que es una de las tradiciones de la Cámara: siempre rechaza esos pedidos para evitar la acumulación de tráfico de causas en Casación. Y ése fue el caso de Porretti: la Cámara tomó la decisión apenas expiró el plazo, con fundamentos recién aportados, pero en segundos.

Una decisión así hubiese disparado de inmediato la orden de prisión para el intendente, tal como lo dispuso la misma Cámara veinte días atrás. Pero no ocurrió: para ganar aún más tiempo, los abogados del intendente presentaron el hábeas corpus en la Cámara.

“Es un recurso extraordinario”, dice uno de ellos, Gonzalo Díaz Cantón. “Una institución distinta que hasta ahora no se usó.”

Ahora, la Cámara deberá expedirse sobre el nuevo planteo que puede llegar a dejar en suspenso la prisión. Para los abogados de Porretti, los camaristas no se tomarán más de 24 horas en decidirlo, pero otros especialistas en materia penal consultados por este diario dicen que si el reo no está detenido el plazo puede ser más largo.

Así las cosas, lo que ahora resta saber es qué hará la Cámara. Si sigue el criterio que siguió hasta ahora en la causa del escándalo de las coimas, es probable que rechace el hábeas corpus. Y si eso sucede, la defensa del intendente va a volver a apelar ahora a Casación o la Corte. Aun así, Porretti puede quedar detenido.

Luego, y aun, existe otro problema. La causa hasta ahora estuvo en manos de una fiscal –Fernanda Haschman– y de dos jueces de garantías. Uno, Laura Elías y el otro, Gastón Giles. Elías dispuso la primera detención de Porretti y respaldó toda la investigación de la fiscalía. Pero ella no era la jueza natural de la causa. Tomó el caso porque el juez natural (Giles) estaba de licencia. Cuando él volvió, intentó deshacerse del expediente planteando un problema de competencia ante la Cámara Penal. La Cámara le rechazó el planteo y le devolvió la causa. Será él quien deba decidir el futuro de Porretti si la Cámara rechaza el hábeas corpus o si la fiscal Haschman decide insistir con la detención a pesar del recurso.

La pregunta que se oye entre quienes rondan los pasillos de los tribunales de Dolores es si lo hará.

Compartir: 

Twitter
 

El intendente de Pinamar, Roberto Porretti, en capilla.
Imagen: Guadalupe Lombardo
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared