ECONOMIA › LA CARNE VUELVE A LAS GONDOLAS

Asado en camino

 Por Cledis Candelaresi

Posiblemente pasado mañana y, con más certeza, el lunes o martes de la semana que viene, el abastecimiento de carne quedará normalizado. Así lo aseguran actores del sector, que también arriesgan que los precios volverán a los niveles previos al lockout agropecuario. Para poder canalizar parte de la hacienda retenida en los campos estos días, el Mercado de Liniers podría operar excepcionalmente el sábado. Más aún, por cuestiones estacionales, que poco tienen que ver con los acuerdos de precios impulsados desde Comercio Interior, hay chances de que en las próximas semanas el asadito resulte aún más barato.

Hoy se espera un ingreso relativamente magro a Liniers, de alrededor de 2000 cabezas. Pero es sólo el comienzo de un flujo que promete ser muy importante en jornadas venideras, después de que ese centro estuvo sin operar varios días. En parte porque los piquetes ruralistas ya no impedirán el traslado de animales, forzando a los frigoríficos a despachar casi todo lo que tenían capacidad de conservar refrigerado. En parte porque los hacendados ya no tendrán dificultad para conseguir la documentación necesaria para movilizar a los vacunos: el DTA (documento de traslado de animales), impartido por la autoridad sanitaria, ni la guía municipal que acredita propiedad.

La liberación de caminos y de papeleo necesario para llevar las vacas al mercado puede aumentar de modo importante la oferta contenida estos días por la medida de fuerza. Pero en poco tiempo más ese volumen podría ser reforzado con una mayor afluencia, alentada por el comienzo del otoño más el aporte de las cabezas de feed lot. Una cuestión propia de los ciclos de producción que podría ayudar a que los precios estén, incluso, por debajo de los anteriores a la protesta ruralista. Siempre y cuando esos números sean el resultado del encuentro entre oferta y demanda.

Ayer ya empezaron a activarse algunas operaciones a valores iguales a los de hace veinte días, de 7 pesos el kilo de carne faenada, según dio fe ante este diario un consignatario. En el caso del ganado en pie, ese precio podría superar los 3 pesos el kilo de novillo, cerca del límite que alguna vez sugirió la Secretaría de Comercio (3 pesos más IVA). Sin embargo, todos los protagonistas de esta historia bien saben que el grueso de la carne se comercializa por afuera de ese espacio fiscalizado y a valores por encima de la pauta oficial.

Alberto Wiliams, líder de los carniceros de la Capital Federal, apostaba ayer a que el lunes los mostradores estarían nuevamente repletos y que los precios podrían ser similares a los de hace tres semanas, aunque con algunas dudas al respecto. El fin del paro dejará al desnudo aquellas cuestiones específicas del sector, que a principios de marzo dieron lugar a un singular anuncio oficial, comprometiendo a los protagonistas de la cadena a respetar valores topes para trece cortes populares. Pero más de un empresario se siente excluido de un “acuerdo” que no considera tal.

Entonces, y sin mediar ningún piquete rutero, escaseaba la hacienda, cuyo precio se escapa rápidamente del corsé que intenta imponerle Guillermo Moreno en cualquiera de los puntos de la cadena: desde el mercado en pie menudeo, pasando por el frigorífico. Quizás el mayor ingreso estacional mencionado arriba atenúe el problema de oferta insuficiente para atender un mercado interno ávido y frene el encarecimiento de un producto relevante en el Indice de Precios al Consumidor.

La carne aporta 1 punto de cada 10 que mueve ese indicador. Según empresarios del sector, en una de las últimas reuniones mantenidas con Moreno quedó claro que en todo 2007 este alimento había aportado 4 puntos al IPC, algo que el secretario de Comercio no negó. El dato es revelador. Con ese aporte sólo de un producto, difícilmente el índice real haya podido ser de sólo 8,5 por ciento anual, tal como informó el Indec.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared