ECONOMíA › LOS DIRIGENTES DEL AGRO CONTINúAN CRITICANDO EL RéGIMEN DE REINTEGROS ANUNCIADO EL VIERNES

El diálogo sigue, pero las quejas aumentan

El Gobierno y las entidades del campo volverán a reunirse hoy por la tarde para intentar consensuar políticas para el sector lácteo. La discusión sobre el trigo quedaría para mañana. Malestar de los ruralistas.

El Gobierno y las entidades del campo volverán a reunirse hoy por la tarde para intentar consensuar políticas para el sector lácteo. La cita es en la Secretaría de Agricultura y está planteada como un espacio de “discusión técnica”, aunque los encuentros que se realizaron la semana pasada fueron promocionados de la misma forma y terminaron dando lugar a un debate sobre la política agropecuaria con funcionarios de primera línea como el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, y su par de Agricultura, Javier De Urquiza. “Las reuniones no avanzaron porque los productores vinieron a plantear acá cuestiones que no corresponden. Ahora vamos a reencauzar la situación para que el análisis técnico se dé en la secretaría y la discusión política en la Casa Rosada”, aseguró a Página/12 una fuente oficial. La discusión sobre el trigo quedaría para mañana.

Desde las entidades, en cambio, sostienen que las reuniones no avanzaron porque el Gobierno no está dispuesto a hacer concesiones. “En las reuniones macro coincidimos en los diagnósticos pero cuando comenzamos a darles contenido (a las tratativas), allí se traban todas las negociaciones”, aseguró ayer el vicepresidente de Federación Agraria, Ulises Forte, que además cuestionó las actitudes “patoteriles” del Gobierno y las medidas “unilaterales e inconsultas” adoptada, mientras se desarrollan las negociaciones, en referencia a los reintegros para pequeños productores anunciados el viernes por la noche de manera sorpresiva.

Las entidades habían pedido que se contemplara dentro de los reintegros a los chacareros que producen hasta 3000 toneladas, pero la resolución, que hoy se publicará en el Boletín Oficial, se fijó un techo de 500 toneladas, en sintonía con el anuncio que había realizado la presidente Cristina Fernández de Kirchner el pasado 31 de marzo. El viernes también se informó que a los que estén ubicados a más de 450 kilómetros del puerto se les subsidiará el costo adicional que suponga el flete por encima de esa distancia. El jefe de Gabinete, Alberto Fernández, aseguró que estas dos medidas benefician a 62.500 productores que verán reducida la retención efectiva al 29/30 por ciento.

Sin embargo, los dirigentes del campo continúan exigiendo que se modifique el régimen de retenciones móviles que motivó la protesta. “El tema central son las retenciones”, sostuvo ayer el presidente de Federación Agraria, Eduardo Buzzi, y volvió a agitar el fantasma del lockout. “La gente del interior nos dice que no podemos dejar que nos manoseen y que actuemos con firmeza, y si hay que volver al paro, se vuelve”, sostuvo.

El presidente de la Sociedad Rural, Luciano Miguens, también amenazó con el “paro”. “Si en estos quince días perdemos el tiempo, y no encontramos soluciones concretas y solo promesas, el campo va a volver a salir a la calle”, afirmó. Según la visión de Miguens, “el productor descree que va a ser atendido por la política oficial y de este diálogo porque hace tiempo que espera soluciones, y cuando aparecen medidas van en contra de ese diálogo”. Las medidas que según Miguens van en contra del diálogo son, llamativamente, los reintegros para pequeños y medianos productores y los subsidios a los fletes.

En lo que se refiere a la discusión prevista para hoy sobre el sector lácteo, tampoco es fácil que lleguen a un acuerdo. Los tamberos vienen reclamando desde hace varios meses que el precio de referencia que les paga la industria por cada litro de leche se eleve de 85 centavos a 1,20 peso, pues afirman que el valor actual no les permite afrontar los costos. En el Gobierno hay dos posiciones frente al reclamo. El secretario de Comercio, Guillermo Moreno, se niega a otorgarles un aumento porque afirma que los 85 centavos les permiten cubrir sus costos ampliamente. En Agricultura también afirman que los tamberos no están perdiendo plata, pero estarían dispuestos a subir el precio de corte que reciben las industrias al exportar para que se le mejore el precio al productor.

Compartir: 

Twitter
 

El secretario de Agricultura, Javier De Urquiza, en una de las primeras reuniones con los dirigentes ruralistas.
Imagen: Télam
 
ECONOMíA
 indice
  • LA DIFICULTAD DEL ACCESO AL CRéDITO POR PARTE DE LAS EMPRESAS
    Financiamiento a la producción
  • LOS DIRIGENTES DEL AGRO CONTINúAN CRITICANDO EL RéGIMEN DE REINTEGROS ANUNCIADO EL VIERNES
    El diálogo sigue, pero las quejas aumentan

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.