ECONOMíA › HUGO YASKY, DE LA CTA, MANIFESTó OBSERVACIONES AL PROYECTO OFICIAL DE MOVILIDAD JUBILATORIA

La fórmula de ajuste se mueve demasiado

La conducción de la CTA solicitó tres informes a técnicos vinculados con la Central y los resultados fueron todos distintos. Para superar esa confusión proponen que el ajuste sea sólo por la evolución salarial. Negociaciones en el bloque oficialista.

 Por Sebastián Premici

El proyecto de movilidad jubilatoria, que ya tiene media sanción de Diputados, encontró ayer sus primeros escollos en la Cámara alta. El titular de la CTA, Hugo Yasky, criticó la fórmula utilizada para calcular los haberes, al calificarla de “compleja y discrecional (a un gobierno de turno)”. “Lo más transparente sería una movilidad ajustada por salarios, tomando sólo el índice de la Secretaría de Seguridad Social (el Ripte). La movilidad no puede estar sujeta a la recaudación”, aseveró Yasky durante el plenario de las comisiones de Trabajo y Presupuesto del Senado. El dirigente gremial solicitó además un nuevo aumento de la jubilación mínima y la intangibilidad de los recursos que la Anses destina a los jubilados. Estos puntos serían compartidos por la CGT de Hugo Moyano, que ayer decidió no asistir al plenario. La oposición y el peronismo disidente coincidieron con las críticas de Yasky.

“La fórmula mixta incorpora una ecuación economicista, que es atarla a la recaudación. Además, cuando se recurre a una fórmula tan compleja, lo más probable es que algún funcionario se arrogue el derecho de hacer modificaciones a su criterio”, graficó Yasky. Tan compleja resulta, que el titular de la CTA informó a los senadores (con poca participación del oficialismo) que la central está realizando proyecciones con tres grupos de economistas (Flacso, Cenda y el instituto de la CTA), los cuales todos arrojan números diferentes.

“Si se tomara la fórmula que tiene media sanción (evolución de los salarios según el Indec o el Ripte, más la recaudación tributaria), en marzo de este año se habría otorgado un aumento del 6 por ciento y en septiembre otro del 12 por ciento”, resaltó Horacio Fernández (CTA). El segundo informe que maneja la central arroja un número por debajo del dígito y el tercero está cerca del 19 por ciento. Más allá de cada uno de los porcentajes, la CTA reclama que la movilidad se ajuste exclusivamente por el Ripte y que se recompongan las contribuciones patronales, para la sustentabilidad del sistema.

Hasta el momento, la complejidad de la fórmula no hizo más que sembrar dudas entre los legisladores. Adolfo Rodríguez Saá, si bien se mostró de acuerdo con el gesto político del Ejecutivo para impulsar la movilidad, aseveró que tal como está el proyecto, es “inentendible y manipulable”.

La UCR también hizo sus críticas en el mismo sentido que el puntano. La incertidumbre también golpeó dentro del propio bloque kirchnerista, que conduce el rionegrino Miguel Angel Pichetto.

Quien hizo pública sus objeciones con más fuerza fue Sonia Escudero (FpV, Salta), senadora que votó en contra de las retenciones móviles y a favor de la reestatización de Aerolíneas, aunque con algunas disidencias. “El Ejecutivo insiste en que el proyecto tiene que salir tal cual está. Pero debería ser algo que le sirva al país. Hoy es la Anses quien determinará la movilidad”, señaló Escudero a PáginaI12.

–¿Por qué? –le preguntó este diario.

–La ley dice que parte de la fórmula se compone de los recursos tributarios, pero no dice de dónde sale ese dinero. ¿Será de la Anses, de las exportaciones? Esa falta de aclaración es el primer acto de discrecionalidad del Gobierno. Encima, el ministro Tomada nos pidió un acto de fe, cuando le preguntamos cuáles eran sus cálculos –respondió.

Los santafesinos Carlos Reutemann y Roxana Latorre y el pampeano Rubén Marín presentaron sus dudas durante la reunión realizada anteayer con el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, y el bloque K. Sin embargo, un asesor del bloque oficialista indicó a este diario que las disidencias con esos tres senadores se habrían saldado con la promesa de otras leyes complementarias a la movilidad. “Quizás, en particular, terminen votando algún artículo en contra”, agregó la fuente.

Frente a este escenario, la oposición confía en que podrá dar batalla. Rubén Giustiniani (PS, Santa Fe) y José Martínez (ARI, Tierra del Fuego) pusieron en duda la cantidad de votos del oficialismo. “Ayer (por el martes) Pichetto dijo al mediodía que la votación iba a ser el miércoles 17. A la tarde, (Fabián) Ríos tuvo que decir que se pasaba una semana más. Si hubieran tenido los votos, lo hacen el 17”, afirmó Martínez.

La versión oficial es que la votación se postergó una semana ya que varios senadores de ese bloque estarán de viaje. “Es verdad, el 24 vamos a tener mejores números”, afirmó a este diario un asesor. El margen para tener más votos se reduce a dos senadores, José Pampuro y Daniel Filmus, que estarán fuera del país por sendos viajes oficiales.

Compartir: 

Twitter
 

Hugo Yasky, de CTA, en el Senado. “Lo más transparente sería una movilidad ajustada por salarios”, afirmó.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.