ECONOMIA › CRISTINA FERNANDEZ ASEGURO QUE SE DEBE MODIFICAR LA REGULACION DEL MERCADO FINANCIERO INTERNACIONAL

“Será necesario un nuevo Bretton Woods”

La Presidenta afirmó además que el superávit de las cuentas fiscales y comerciales permitirá afrontar las actuales turbulencias que atraviesan los mercados internacionales. Lavagna, en cambio, le pidió al Gobierno que “deje de negar la realidad”.

“La crisis financiera mundial va a necesitar de una fuerte regulación en materia de mercados financieros y movimientos de capitales en el mundo. Se necesitará un nuevo Bretton Woods.” Con estas palabras, Cristina Fernández de Kirchner se sumó al debate sobre las políticas que deberán aplicarse cuando las actuales turbulencias hayan pasado. La mandataria aprovechó además para argumentar sobre la solidez del modelo económico nacional. “Con el financiamiento asegurado para el año que viene, con superávit fiscal y comercial, una cuenta corriente también superavitaria, podemos abordar y afrontar esta problemática”, afirmó luego de reunirse con el príncipe Philippe de Bélgica.

La actual situación internacional podría ser leída como la antesala para un cambio de paradigma en el sistema de regulación financiera. Las políticas del FMI, entidad que nació de los acuerdos de Bretton Woods, pasaron a lo largo de los años por sucesivas crisis. La presidenta de la Nación hizo referencia a esta situación y abogó por la creación de un nuevo acuerdo internacional para regular los movimientos de capitales. Estas palabras las pronunció a dos días de que comience la reunión anual del FMI. “La solidez de nuestro modelo económico le permite al país enfrentar la crisis internacional”, sostuvo la mandataria.

Para la Presidenta, la visita del príncipe de Bélgica al frente de una comitiva de unos 80 empresarios resultó “un símbolo de lo que es nuestro país y de las oportunidades que ofrece”. El comercio bilateral entre Argentina y Bélgica se incrementó un 96 por ciento desde 2002, y en 2007 alcanzó unos 655 millones de dólares, con saldo favorable para Argentina, que exportó por 405 millones de dólares e importó por 250 millones de esa moneda, según datos de la Cancillería.

Con relación a la crisis financiera, el titular del Citibank, Juan Bruchou, señaló ayer que ésta se convirtió en “una crisis de confianza” que va a impactar en las economías reales, pero confió que la Argentina, por su baja exposición crediticia, se encuentra “bien posicionada” para afrontarla.

“Creo que el país, gracias al superávit gemelo que tuvo durante los últimos años, se encuentra muy bien posicionado, con un sistema financiero muy fuerte y con un bajo endeudamiento de sus empresas, lo que hace que el país esté bien posicionado para afrontar la crisis”, opinó Bruchou. Además, aseguró que ahora la crisis comenzará a sentirse fuertemente en Europa, donde varios bancos comenzaron a mostrar sus pérdidas por sus carteras de hipotecas subprime. “La recesión está comenzando en varios países europeos y sus gobiernos están tomando medidas individuales para capear la crisis”, agregó el titular del Citi.

Argentina no está aislada del mundo. Si bien podrá superar el costado financiero de esta crisis, el coletazo llegará por el lado de la actividad económica. Ya son varios los economistas que consideran que frente a este escenario deberían privilegiarse las políticas que tiendan a ampliar el consumo y el desarrollo productivo, para evitar un freno de la actividad. En el marco de un seminario sobre las Sociedades de Garantías Recíprocas (SGR) brindado en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, Roberto Feletti, vicepresidente del Banco Nación, exhortó a mirar los proyectos y el patrimonio a la hora de otorgar los créditos”. El funcionario señaló estar convencido de que “existe una importante masa crítica de emprendedores pymes argentinos que están esperando posibilidades para producir en el país”.

“Somos un banco universal pero tenemos una banca especializada. Aproximadamente tenemos el 29 por ciento del crédito hipotecario, el grueso de los créditos pymes para inversores y la financiación de grandes obras de infraestructura pública”, recalcó Feletti. No mencionó, sin embargo, que a partir de la modificación que se pretende hacer a la Carta Orgánica de la entidad en el Presupuesto 2009, el Banco Nación destinaría hasta el 30 por ciento de sus fondos públicos para pagar gastos de capital o amortización de deuda.

Por su parte, el ex ministro de Economía Roberto Lavagna le solicitó al Gobierno que “se deje de negar la realidad” y programe medidas de mediano plazo. “Hay que mirar con mucha prudencia el tipo de cambio. Hemos vivido de la tablita, luego convertida con valores ficticios, que sacaban competencia a la producción argentina y generaban tremendo desempleo. Mi sugerencia es que hay que ser muy cuidadosos y no permitir que el país siga perdiendo competitividad”, subrayó Lavagna.

El ex ministro de Economía de Eduardo Duhalde y Néstor Kirchner también consideró que el Gobierno “no debería ignorar una devaluación del 40 por ciento en Brasil” por ser el principal mercado competidor de Argentina. “Ese es el peor de los caminos”, concluyó Lavagna.

Compartir: 

Twitter
 

Cristina Fernández se reunió ayer con el príncipe Philippe de Bélgica.
Imagen: AFP
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared