ECONOMíA › PRIMERA EVALUACIóN DEL COMITé DE SEGUIMIENTO DE LA CRISIS

Brasil y dólar bajo la lupa

El escenario posible que plantea la crisis internacional no descolocaría a la Argentina en sus metas de cumplimiento de la deuda ni en su posición comercial, estimó el equipo que encabeza Sergio Massa. “El financiamiento está garantizado”, aseguran.

 Por Daniel Miguez

La comisión que formó la presidenta Cristina Fernández de Kirchner para seguir de cerca la crisis financiera internacional y eventualmente prevenir efectos que puedan recaer en la Argentina, en su primera reunión llegó a una conclusión inicial: el financiamiento está garantizado para este año y 2009 sin necesidad de ayuda externa e incluyendo el pago de los vencimientos de la deuda. También se analizó cómo afectará las exportaciones a Brasil la devaluación del real, pero dejaron en claro que Argentina de ninguna manera devaluará el peso en pos de no perder competitividad, porque sería peor el remedio que la enfermedad.

El equipo, denominado “comité de seguimiento de la crisis internacional” (y no “gabinete de crisis”, de connotaciones casi apocalípticas, que leyó con enojo la Presidenta en algunos medios) está encabezado por el jefe de Gabinete, Sergio Massa. Ayer a la mañana se reunió en su oficina, por una hora y media, con los restantes integrantes: el ministro de Economía, Carlos Fernández; el presidente del Banco Central, Martín Redrado; el secretario de Finanzas, Hernán Lorenzino, y los titulares de la AFIP, Claudio Moroni; de la Anses, Amado Boudou; de la Comisión Nacional de Valores, Eduardo Hecker; de la Superintendencia de AFJP, Carlos Weitz; y de la Superintendencia de Seguros, Miguel Angel Baelo. “La integran estos funcionarios porque la comisión evalúa los números de la recaudación, de la planificación presupuestaria y de la regulación cambiaria”, explicó una fuente de la Jefatura de Gabinete a PáginaI12.

La misma fuente sostuvo que a la primera conclusión que llegó el grupo es que “la Argentina tiene sólidas defensas, como un elevado superávit fiscal primario, una balanza comercial favorable, un tipo de cambio competitivo y una economía fuerte desde 2003”.

Massa no dio precisiones sobre lo que hablaron en su oficina y sólo señaló: “El objetivo que nos marcó la Presidenta es hacer un seguimiento para que la situación internacional no nos afecte en lo local y que podamos hacer valer la robustez de la economía argentina”.

Luego de la reunión, Massa le fue a informar a la Presidenta y más tarde se entendió por qué no quiso anunciar las conclusiones. Lo hizo ella al mediodía en la Cancillería durante el almuerzo en honor del príncipe Philippe de Bélgica, que visita el país junto a 80 empresarios. En esa ocasión CFK señaló que el financiamiento para 2009 está “totalmente abordado”.

La Presidenta sostuvo además que está siguiendo el desarrollo de la crisis financiera internacional “con prudencia y responsabilidad” y destacó que “si un cimbronazo así hubiera ocurrido cinco o seis años atrás, estaríamos en una situación más que difícil”, para concluir que la Argentina está en buenas condiciones para “afrontar una problemática que va a requerir también de una fuerte regulación para los mercados financieros y el movimiento de capitales”.

Las medidas para que los cálculos de la Presidenta se hagan realidad y la economía argentina no se vea tan afectada como la de otros países fueron también tema de análisis en la reunión del comité que preside Massa. Allí estimaron que las exportaciones a los países donde la crisis pegue más fuerte pueden mermar y la idea es avanzar sobre nuevos mercados que estén más protegidos del terremoto financiero.

Otro elemento que ocupó una buena parte de la reunión fue la relación cambiaria con Brasil (el principal comprador de Argentina), que al devaluar el real impactará en las buenas condiciones de competitividad que tenía hasta ahora la producción nacional. En ese tema la voz más escuchada fue la de Redrado, presidente del Banco Central, que con sus intervenciones en el mercado de las monedas indirectamente regula la tasa de cambio. Según fuentes cercanas a los participantes de la reunión, el funcionario desaconsejó por completo mover el peso para adecuarlo a los cambios en el real, que se devaluó un 21 por ciento en la última semana hasta llegar ayer a 2,18 reales por dólar.

“Por una cuestión de historia económica y de idiosincrasia de cada sociedad, en Brasil que el dólar suba a esos niveles sólo es un dato económico y para la mayoría de la gente pasa casi desapercibido. Acá, si hacemos una devaluación de ese tipo, la gente se desespera y pasa a ser más un tema social que económico”, explicó uno de los participantes de la reunión a PáginaI12.

El comité evaluó también que hay distintos acuerdos de política comercial, como los cupos que protegen a la producción argentina y que, a la vez, las empresas exportadoras a Brasil tendrán que adecuar su estrategia. Allí se consideró que las exportaciones textiles, de papel y la llamada línea blanca (lavarropas, cocinas y heladeras) se verán menos afectadas por la devaluación, contrariamente a lo que podría ocurrir con la producción de autopartes.

Compartir: 

Twitter
 

Sergio Massa, jefe de Gabinete, estrenó ayer el comité de seguimiento de la crisis.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.