ECONOMIA › EL GOBIERNO DECLARO OFICIALMENTE QUE NO PAGARA INTERESES DE PASIVOS QUE JUZGA ILEGITIMOS

Ecuador le dijo no a la deuda “ilegal”

El presidente Rafael Correa anunció una decisión histórica: rechazar una porción de la deuda denunciando su irregularidad e “inmoralidad”. Dijo que convocará a los acreedores a negociar una reestructuración. El antecedente del Consenso de Cartagena.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, anunció ayer una decisión histórica: repudiar el pago de una porción de la deuda de ese país por considerarla “ilegítima” e “inmoral”, luego de que una comisión investigadora llegara a esa conclusión tras una “profunda investigación”.

“No se seguirá pagando esa deuda externa y presentaremos a los acreedores un plan de reestructuración en los próximos días”, afirmó Correa en una declaración a la prensa en Guayaquil. Es una medida inédita para los países de América latina, que en otras oportunidades cayeron en default, ya sea en un intento por forzar una negociación con los acreedores o bien porque no pudieron soportar el ahogo financiero, como el caso de Argentina en 2002. Ecuador, en cambio, lo hace sobre una porción de la deuda de poca significación en términos económicos y alegando razones de justicia y moralidad.

En 1984, Argentina, Brasil y México conformaron el Consenso de Cartagena para plantear a los acreedores la ilegalidad y la inmoralidad de parte de la deuda asumida por las dictaduras de esos países. Funcionarios de los tres países mantuvieron algunos encuentros para intentar formalizar un plan de acción conjunto, pero nunca lograron pasar de las buenas intenciones. Finalmente, la propuesta quedó en la nada y no hubo quita bajo esos preceptos. Ecuador ahora concreta aquel propósito.

Correa precisó que su gobierno dejó de pagar los intereses de los bonos Global 2012, que ascienden a sólo 30,6 millones de dólares y debían ser cancelados un día laborable antes de su vencimiento el 15 de diciembre, es decir, ayer hasta las 10 hora local. El presidente afirmó que el plan de reestructuración que planteará a los acreedores busca evitar “complicados, engorrosos y tal vez dolorosos litigios”. Luego reconoció que no todos los Global 2012 son “ilegítimos” y por eso buscará llegar a un acuerdo con los acreedores.

“Por supuesto, no toda la deuda es ilegítima, inmoral, pero sí una gran proporción; por eso estamos dispuestos a presentar un plan de reestructuración”, señaló Correa. La deuda ecuatoriana asciende a 9937 millones de dólares, equivalentes al 19 por ciento del PIB. De ese total, 3000 millones corresponden a Global 2012. “Sabemos la decisión que estamos tomando, sabemos a lo que nos estamos enfrentando, como presidente de la república, asumo toda la responsabilidad, pero les insisto: ya es hora de inaugurar la justicia y la dignidad”, recalcó. La comisión investigadora de la deuda empezó a trabajar en junio del año pasado y revisó los pasivos del país de 1976 a 2006. La única nota que empañó la algarabía en el gobierno ecuatoriano fue la renuncia de la canciller María Salvador, alegando razones personales.

Compartir: 

Twitter
 

“Sabemos la decisión que tomamos, pero es hora de inaugurar la justicia y la dignidad”, resaltó Correa.
Imagen: AFP
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared