EL PAíS › ALGUNOS EX FUNCIONARIOS SE JUNTARON PARA REIVINDICAR A DE LA RúA

Mirá quién vino a almorzar

Ex funcionarios y dirigentes radicales como Héctor Lombardo, Nicolás Gallo, Rafael Pascual y Juan Pablo Baylac se juntaron para almorzar junto a De la Rúa. Aseguraron que el tiempo reivindicará la figura del ex presidente.

 Por Fernando Cibeira

“El tiempo va a reivindicar la figura de De la Rúa”, aseguraba con convicción el ex ministro de Salud Héctor Lombardo, sin detallar qué aspecto de la figura del ex presidente le parecía que merece destacarse. Detrás de él, un centenar de personas ocupaban el medio salón del restaurante Lalín, que habían reservado para agasajar a De la Rúa, ubicado en una mesa contra la pared junto al también ex ministro Nicolás Gallo. “Es una reunión como siempre, como todos los fines de año, de amigos y nada más”, fue una de las pocas frases que soltó. Más canosos o con menos pelo, los delarruistas volvieron a juntarse después de mucho tiempo, un poco como reacción a los muchos homenajes que viene recibiendo Raúl Alfonsín y al oscuro papel que la historia parece haberle reservado al otro ex mandatario radical del retorno democrático. Todo eso por culpa del “golpe” que, aseguran, provocó la salida en helicóptero.

De la Rúa huyó también de los micrófonos. “No voy a hablar hasta que tenga libertad”, soltó al ingresar al restaurante. La referencia era a las causas judiciales que aún tiene pendientes. La principal, la de los sobornos en el Senado, en donde está procesado por cohecho activo. Lombardo, uno de los organizadores del encuentro, estuvo entre los más enfáticos en la defensa del ex presidente. “La causa de los sobornos se inició por un papel que sacaron de un tacho de basura, y las reuniones se hacían en el despacho de Chacho Alvarez”, revisionaba.

Como ministro de Salud, Lombardo tuvo dos momentos recordados. Uno fue cuando –luego de que le practicaran una angioplastia– reveló que De la Rúa tenía arterioesclerosis. El otro lo llevó a los diarios de todo el mundo y fue el día que aseguró que en la Argentina se había recibido un sobre con un bacilo de ántrax. Dos semanas después tuvo que desmentirse.

Gallo tuvo el honor de sentarse al lado del homenajeado. “La figura de De la Rúa ha sido injustamente atacada”, sostuvo antes de atacar él una austera entrada de jamón cocido y queso. El cubierto del menú en Lalín –restaurante radical por definición– costaba 45 pesos. Gallo explicó que los hombres del Ministerio de Obras Públicas que él encabezó solían realizar cada fin de año un encuentro que se ha ido agrandando hasta llegar a lo de ayer: medio Lalín. Del otro lado de una división, el local bullía de empleados de oficina en cenas de fin de año. En algún momento se escuchó un burlón: “Yo te daré, te daré una cosa, que empieza con ‘P’: ¡Perón!”. Ni en Lalín hay paz para los radicales.

Gallo también reconoció que el gobierno de De la Rúa no era una gestión para ser reivindicada, pero sí “explicada”. Para el ex ministro, la culpa de la caída fue del “brazo combativo del PJ”, como a su entender actuó la CGT. Gallo estuvo entre los que se ubicaron fuera de la actividad política. Otros comensales, en cambio, quieren seguir en carrera. Por ejemplo, el ex presidente de la Cámara de Diputados Rafael Pascual, uno de los dirigentes de la UCR porteña que vienen haciendo fuerza por el vicepresidente Julio Cobos. “Estuvimos en los 25 años de Alfonsín y ese día también eligieron a De la Rúa senador en la Capital”, explicó sobre el encuentro de ayer.

Otro que quiere volver es el ex diputado y ex vocero Juan Pablo Baylac. “Estoy hablando con todos y trabajando para reconstituir el tablero radical”, explicó Baylac, otro entusiasmado con Cobos. “Me gusta, tiene una expectativa popular importante”, subrayó. Sobre el almuerzo de ayer, prefería catalogarlo como un encuentro entre conocidos de fin de año. “La historia juzgará”, sobre la gestión delarruista.

Por más que se buscara, ninguno con el convencimiento de Lombardo. “Nos tocó gobernar en época de vacas flacas, ¿qué le vamos a hacer? Tuvimos la mala suerte de que los indios y los chinos empezaron a comer después.”

Compartir: 

Twitter
 

Fernando de la Rúa se sentó junto a Nicolás Gallo y no quiso hacer declaraciones.
Imagen: Alfredo Srur
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.