ECONOMíA › LA ZONA DEL EURO SE SUMó OFICIALMENTE A LA DEBACLE ECONóMICA JUNTO A LA DE EE.UU. CAíDA DE LAS BOLSAS

Otro gigante económico está en recesión

El retroceso en la zona euro es el más pronunciado desde su creación, en 1999. Ya lleva tres trimestres consecutivos de repliegue en el conjunto de quince países del bloque. Los mercados mundiales cerraron en su mayoría en baja.

Los efectos de la crisis financiera cuyo epicentro fue en Estados Unidos se trasladaron hacia el otro lado del Atlántico con una velocidad y fuerza inusitadas. Cada vez más países que integran la eurozona dan cuenta de haber entrado en recesión. La Comisión Europea informó ayer que la actividad se contrajo en el último trimestre del año pasado 1,5 por ciento para todo el conjunto de la región. Las economías de España, Portugal, Holanda y Hungría se sumaron a los países que ya se encontraban con un crecimiento negativo de su Producto, como Alemania, Gran Bretaña, Italia y Francia. De esa manera, la recesión en el Viejo Continente supera en cinco décimas la caída estadounidense. Los mercados mundiales reflejaron la preocupación que existe en torno de la extensión de la crisis y cerraron en su mayoría en baja.

“La crisis avanza a pasos agigantados”, advirtió la Comisión Europea. En un informe de la oficina de estadísticas Eurostat se detalla la gravedad de la crisis, que parece haber afectado el año pasado más a Europa que a los Estados Unidos, alimentando las ideas proteccionistas que dividen a la región.

El retroceso de la actividad en la zona euro es el más pronunciado desde su creación en 1999. Se trata además del tercer trimestre consecutivo de repliegue de la actividad en el conjunto de 15 países (que a partir del mes pasado se convirtió en 16, con el ingreso de Eslovaquia). El PIB ya se había contraído un 0,2 por ciento en el segundo y tercer trimestre de 2008, con lo que entró oficialmente en recesión. Según proyecciones privadas, recalculadas para la región, la baja más fuerte correspondería a 1974, con un retroceso de 1,2 por ciento.

En un detalle por países, se informó que España registró una caída del uno por ciento entre octubre y diciembre. Su segundo retroceso consecutivo, con lo cual el país entró oficialmente en recesión por primera vez desde 1993. Holanda corrió con igual suerte, con una contracción de 0,9 por ciento de su PIB en el cuarto trimestre de 2008, tras un retroceso de 0,3 por ciento en el tercero.

Alemania, en tanto, fue uno de los países que peores resultados registró con un retroceso de 2,1 por ciento, afectada principalmente por una disminución de las exportaciones. El PIB de Italia, que ya había entrado en recesión en el tercer trimestre de 2008, retrocedió un 1,8 por ciento en el cuarto, mientras que en Francia la caída fue de 1,2 por ciento. Fuera de la eurozona, la economía británica registró una contracción de 1,5 por ciento en los últimos tres meses del año pasado.

Estos datos ponen en evidencia que la crisis originada al otro lado del Atlántico acabó por tener efectos mucho más perversos sobre los países miembro de la zona euro. Durante el tercer trimestre de 2008 Estados Unidos registró una caída del crecimiento del 0,1 por ciento, inferior a la de la Unión Europea, que se posicionó en el 0,2 por ciento.

La producción industrial en la región también evidenció una caída record de 12 por ciento en un año, tras registrar un retroceso de 2,6 por ciento en diciembre. En particular, la venta de automóviles nuevos en Europa sufrió en enero su peor mes en dos décadas, con un recorte de 27 por ciento interanual. La respuesta de algunos fue elevar las barreras a la importación y subsidiar la industria. En ese sentido, las principales críticas apuntan a Francia, quien implementó un plan de salvataje para el sector automotor.

Los analistas responsabilizan de la situación a la falta de una política coordinada entre los miembros de la región. Ahora, los responsables de la política financiera de esos países deberán ver la manera de absorber todos los activos tóxicos existentes en sus bancos, como prevé el plan de rescate estadounidense, que ayer logró la aprobación de la Cámara de Representantes (ver aparte). Los mercados siguieron pendientes de la votación del Capitolio. Wall Street finalizó con un descenso del uno por ciento en el Dow Jones de Industriales. Mientras, las autoridades definen también las iniciativas que llevarán al encuentro del G-20 que se realizará entre el 1º y 2 de abril en Londres. Así, las plazas de Europa se despidieron con un cierre más dispar.

Compartir: 

Twitter
 

La Comisión Europea informó ayer que la actividad se contrajo en el último trimestre del año pasado 1,5 por ciento.
Imagen: Jorge Larrosa
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.