ECONOMíA › EL GOBIERNO SE HACE CARGO DE PAPELERA MASSUH PARA RESCATARLA

Con Moreno de piloto, desembarco en Quilmes

Bien temprano, a las siete y media de la mañana, Guillermo Moreno producirá el desembarco anunciado en la planta de la papelera Massuh en la localidad de Quilmes. Tal como le prometió el secretario de Comercio la semana pasada a la comisión interna, irá a hacerse cargo personalmente de la dirección ejecutiva y operativa de la planta, para lograr su puesta en marcha en un período no mayor a veinte días. Es la salida resuelta por las autoridades nacionales para salvar la planta parada hace cuatro meses y de la que dependen 600 trabajadores.

Los fondos necesarios para recuperar la planta serán aportados por la Anses, la principal fuente de financiamiento y respaldo a la actividad productiva que encontró el Gobierno para hacer frente a la crisis. A partir de ese rescate, quedará conformado un fideicomiso en el que se invitará a participar a otras empresas privadas del rubro. El fideicomiso quedaría constituido en las próximas dos semanas.

En paralelo, se creará un consejo directivo, al frente del cual quedará el propio Moreno, que estará integrado por los miembros de la comisión interna o quienes aquélla designe y representantes de los supervisores. Al mismo tiempo, se propondrá la conformación de un órgano consultivo, donde además participarán los actuales gerentes de la empresa, como apoyatura operativa al momento de retomar la actividad. Fuentes vinculadas con el diseño de esta estrategia señalan que, a su vez, el funcionamiento de este órgano “servirá para evaluar la actitud de los actuales gerentes”.

El ex titular de la Unión Industrial Argentina y dueño de la empresa, Héctor Massuh, será desplazado de la administración, al igual que sus más allegados, como es obvio. Su administración carga con las sospechas generadas por las denuncias de vaciamiento por parte de los representantes sindicales de la planta, a raíz de los millones de dólares de créditos públicos que recibió y esfumó en cuestión de semanas, cayendo en cesación de pagos.

La salida propuesta por el Gobierno intenta pilotear sobre un concurso preventivo en el que los principales acreedores son el Estado y los trabajadores. Curiosamente, la Federación de Obreros y Empleados de la Industria del Papel, que encabeza el dirigente de la CGT Azul y Blanca (barrionuevista) Blas Alari, tomó distancia de la propuesta oficial y expresó dudas sobre su viabilidad, según lo reflejó el sábado último el diario La Nación.

Una asamblea de trabajadores aguardaría hoy el arribo de Moreno a la planta, que simbólicamente cambiará de nombre: dejará de ser Papelera Massuh para pasar a denominarse Papelera Quilmes. Al ex dueño, en cambio, le quedará el compromiso de responder por un proceso que destruyó la empresa, dilapidó recursos públicos y estuvo a punto de dejar en la marginación a más de 600 familias.

Compartir: 

Twitter
 

Guillermo Moreno, secretario de Comercio, se pondrá al frente.
Imagen: Télam
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.