ECONOMíA › UN INFORME DE FLACSO

El avance de la soja

En el escenario de crisis internacional, la rentabilidad de la soja implica un efecto desplazamiento sobre otras siembras. En un reciente trabajo titulado “Especialización agraria y conflicto agrario”, el investigador de Flacso Nicolás Arceo da cuenta de este fenómeno y marca que la primacía de la oleaginosa se exacerbaría en el caso de una baja en las retenciones. Ese riesgo pareciera no ser tomado en cuenta por los sectores que presionan insistentemente para cumplir los deseos de la Mesa de Enlace.

Arceo se centró en el análisis de los cuatro principales cultivos de exportación en la región pampeana durante el período 1993-2009. Desde los noventa, indica el investigador, a la suba en la productividad que se venía dando desde los ’70 se le adicionó el aumento en la superficie sembrada, para generar el mayor incremento de la producción agrícola en 80 años. Se pasó de 19,6 millones de has sembradas en 1993/94 a 32,6 millones en 2007/08. Este aumento, en un 95 por ciento, está explicado por la soja.

A la vez, se produjo un crecimiento del margen de rentabilidad durante la posconvertibilidad en relación con la década pasada. Sin embargo, indica que “los precios desde el 2002 hasta 2007 –en dólares de valor constante– no se recuperaron de los niveles de los ’90. El alza en los márgenes –concluye– se debió a la política cambiaria”.

Luego del aumento espectacular de los precios producto de la burbuja financiera y el posterior derrumbe, la situación particular de cada cultivo es dispar. Por un lado, los precios evolucionaron en forma distinta, mejor para la soja y el girasol y más débilmente para el maíz y el trigo. Además, los precios de los insumos utilizados en la soja cayeron, arrastrados por la baja en el petróleo pero, por ejemplo, para el caso de los insumos del trigo, la baja no fue tal.

La evolución diferencial de los precios de estos cultivos y de los insumos que se utilizan para su producción generó una fuerte heterogeneidad en la rentabilidad. Según Arceo, la rentabilidad absoluta de la soja aumentó y está en los mejores valores de la posconvertibilidad, al igual que el girasol. En cambio, el maíz está en el promedio de los años anteriores, pero su rentabilidad relativa frente a la soja, indicador que resulta muy significativo para el investigador, cayó más de la mitad. El trigo, directamente, tiene un margen negativo.

Según Arceo, la consecuencia del proceso de baja en la rentabilidad en los cultivos indicados, por la evolución dispar de los precios, insumos, y en buena medida por la tremenda sequía, es la caída en la superficie sembrada y el avance de la soja sobre otros cultivos. Por primera vez desde 1997/98, la superficie sembrada en 2008/09 cayó en un 6,9 por ciento, aunque la soja aumentó en 2,8. El resto de los cultivos promedian una baja del 20 por ciento. La sequía hizo disminuir la rentabilidad promedio en todos los casos, pero el impacto mayor se verá en la próxima campaña.

El grave problema de la sequía requiere de soluciones puntuales inmediatas para el investigador. Pero en paralelo, indica que la evolución del sector desde principios de la convertibilidad, pasando por el auge en la posconvertibilidad producto de la política cambiaria, muestra la consolidación del esquema basado en la soja, que avanza sobre otros cultivos a causa de su mayor rentabilidad relativa.

Para dilucidar las consecuencias sobre el proceso político, Ernesto Mattos, en un trabajo titulado “Crecimiento económico y sector agropecuario 1991-2007”, afirma que la aglutinación de los representantes del agro en torno de la soja no es contradictorio con la base económica sectorial, sino que, en cambio, esclarece el predominio marcado del “oro verde” en la estructura económica del sector.

Para Mattos, quien también participó en el congreso de AEDA, se trata de la aparición de un nuevo sujeto hegemónico, “que se fue desarrollando en torno a la soja, a la par de la tecnificación, concentración y extranjerización de la producción, cuestión que se puso de manifiesto en el conflicto de la 125”. Ahí fue cuando la representación política clarificó su contenido económico. Es la consolidación del modelo sojero, algo, como mínimo, “no positivo”.

Informe: Javier Lewkowicz.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Bernardino Avila
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.