ECONOMíA › EL DóLAR CAYó A 3,83 PESOS, PESE A LAS COMPRAS DEL BANCO CENTRAL

En retroceso aquí, allá y en todas partes

El dólar sigue en su lento desplazamiento descendente. La divisa al público cedió un centavo ayer en las agencias y casas de cambio del microcentro y se ofreció en promedio a 3,83 pesos. El retroceso estuvo en sintonía con el desempeño de la moneda estadounidense a nivel mundial. Nuevamente, los fantasmas de la recesión en los Estados Unidos provocaron la huida de los inversores del billete verde. Los temores surgieron de un informe de la Reserva Federal. La entidad que conduce Ben Bernanke difundió las minutas de su última reunión en las cuales diagnostica una recuperación “débil” y “dispersa” en ese país (ver aparte). La respuesta fue inmediata. El dólar se ubicó en su mínimo frente al euro, cuya cotización superaba la 1,5 unidad de la moneda estadounidense.

Las materias primas, todas valuadas en dólares, se encarecieron. El petróleo se negoció a 81,37 dólares el barril, su mayor precio en 14 meses. Esa suba permitió en la Bolsa local apuntalar un alza de medio punto porcentual en el índice Merval.

La salida de la crisis comienza a vislumbrarse, pero muy lentamente. Ese ritmo es el que desespera a los mercados, que siempre están a la caza de noticias espectaculares y pronósticos sorprendentes. Sin embargo, la actividad real no tiene los mismos tiempos de reacción que demanda el sistema financiero y todavía tiene mucho camino por recorrer antes que pueda hablarse de recuperación. Ayer la Fed desilusionó con un relevamiento de la actividad económica estadounidense, en el que se hace mención de “progresos modestos, a menudo, a partir de niveles muy débiles” desde principios de septiembre. A los inversores más conservadores les alcanzó para continuar desdolarizando sus carteras. En cambio, los especuladores se lanzaron hacia las acciones de sectores que ya mostraban algún nivel de normalización.

El dólar se ubicó en su mínimo ante el euro, al cambiarse a 1,501 verde por unidad de moneda comunitaria. También se disparó la libra, luego de que el Banco de Inglaterra anunciara que resolvió no inyectar más dinero en efectivo en la economía británica. La libra esterlina se revalorizó un 1,8 por ciento frente a la moneda norteamericana, hasta un valor de 1,663 dólar, y un 1,1 por ciento respecto a la moneda comunitaria, a 1,1087 euro.

Esos reacomodamientos impactaron en la plaza local. Hubo un nuevo retroceso del dólar, pese a que el Banco Central volvió a intervenir con compras en el mayorista y en el mercado de futuros. De esta manera, logró evitar un desplome en la cotización. Sin embargo, en las pizarras de la city porteña se ajustó el valor un centavo abajo, acomodándolo a los retrocesos en el mayorista de los últimos días. Mientras las agencias cerraron con un dólar a 3,83 pesos, los compromisos a fines de noviembre se pactaban en el mercado a futuro en 3,389 pesos y para el último día del año a 3,851 pesos. Al cierre de la jornada, el Central contabilizó un stock de reservas de 45.925 millones de dólares.

La caída del dólar favoreció al petróleo, que se situó en los 81,37 dólares el barril WTI para entrega en diciembre. Esa mejora en el petróleo alcanzó a los activos de empresas vinculadas con el negocio. Las acciones de Tenaris, con un alza de 2 por ciento, y Petrobras Brasil, con 1,2 por ciento, impulsaron una mejora de 0,5 por ciento en el panel líder de la Bolsa porteña. El Merval fue apuntalado por las cotizaciones de las firmas con mayor ponderación en el indicador. Los bonos se perfilaron hacia abajo con diferencias muy moderadas.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.