ECONOMIA › EL SENADO APROBO LA SUBA DE IMPUESTOS A ELECTRONICOS, PERO LO DEVOLVIO A DIPUTADOS

Fueguinos con aire mal acondicionado

Una modificación al proyecto enviado con media sanción de Diputados impidió que ayer mismo el proyecto que grava a los electrónicos fabricados fuera de Tierra del Fuego se convirtiera en ley.

 Por Sebastián Premici

El Senado aprobó por 35 votos a favor, seis en contra y dos abstenciones la media sanción del proyecto para aumentar los impuestos internos y el IVA a una serie de productos electrónicos –LCD, cámaras digitales, monitores, celulares– con el objetivo de favorecer la fabricación nacional de esos mismo equipos en Tierra del Fuego. Pero como la Cámara alta realizó una modificación sobre el dictamen que ingresó de Diputados, la iniciativa deberá volver a la Cámara baja para una segunda revisión. Según indicaron a Página/12 fuentes del kirchnerismo en Diputados, el bloque que conduce Agustín Rossi acompañará la iniciativa con las correcciones realizadas ayer.

El tratamiento de este proyecto de ley, pensado desde el Ejecutivo para favorecer el desarrollo tecnológico en Tierra del Fuego, generó cortocircuitos dentro del oficialismo parlamentario y el Ejecutivo. Primero, el kirchnerismo tuvo que sortear el lobby de las cámaras importadoras de computadoras. Con la intención de conseguir el apoyo de más voluntades en Diputados, la gobernadora fueguina Fabiana Ríos convalidó que se sacaran del proyecto las “notebooks”. Sin embargo, el segundo problema llegó con una modificación realizada el día de la media sanción en la Cámara baja.

El proyecto enviado por el Ejecutivo señalaba que se subirían los impuestos a los aparatos de aire acondicionado fabricados en el continente hasta 6000 frigorías. Pero el día de la votación, Gustavo Marconato, presidente de la Comisión de Presupuesto de Diputados, introdujo una modificación que consistió en gravar los equipos de hasta 18.000 frigorías. Según sostienen desde el FpV, esa modificación habría llegado por un pedido explícito de la actual ministra de Industria, Débora Giorgi.

Cuando el proyecto llegó al Senado, la oposición no quiso tratarlo debido a los cambios realizados sobre el texto original. Frente a esa negativa, y la falta de quórum para sesionar, el titular del bloque oficial, Miguel Angel Pichetto, optó por revisar la media sanción. A su vez, Giorgi se desentendió de los cambios realizados mediante una nota enviada a Pichetto, quien avaló la versión de la funcionaria.

La iniciativa que ayer votó el Senado volvió sobre el texto original del Ejecutivo con relación a los aires acondicionados. “Los aumentos y bajas de precios en los equipos tecnológicos no responden a las presiones tributarias, sino a cuestiones de mercado, como la producción en escala y la innovación”, indicó el correntino Fabián Ríos, titular de la Comisión de Presupuesto del Senado. Su argumentación estuvo dirigida a responder los argumentos de la oposición, quienes señalaron que a partir de esta ley aumentará la brecha digital porque los equipos tecnológicos aumentarán de precio.

El oficialismo contó con el apoyo de los senadores fueguinos José Martínez y María Díaz. Ambos legisladores, que responden políticamente a la gobernadora Ríos, acompañaron al oficialismo en proyectos clave como las facultades delegadas y la ley de medios. “Esta ley no compite con ninguna industria del continente y sí con los productos importados y el lobby de ese sector. Esta normativa permitirá que se haga tecnología de punta”, afirmó Martínez.

Por su parte, la senadora María Eugenia Estenssoro argumentó en contra de la iniciativa, pero se abstuvo a la hora de la votación. La segunda abstención fue del radical santacruceño Alfredo Martínez. El resto del radicalismo presente a la hora de la votación –Ernesto Sanz, Gerardo Morales, Juan Carlos Marino, entre otros– votó en contra. A pesar de esta negativa, el bloque radical accedió a dar quórum para habilitar el tratamiento del proyecto. En sentido contrario actuó el interbloque Peronismo Federal, integrado por los puntanos Adolfo Rodríguez Saá y Liliana Negre de Alonso y el sanjuanino Roberto Basualdo, quienes se retiraron del recinto.

El único oficialista que votó en contra fue el jujeño Guillermo Jenefes. Durante su argumentación, el senador indicó que se oponía porque aumentarían los precios de los teléfonos celulares. Sin embargo, su oposición estuvo más relacionada con los alcances de esta ley sobre equipos de radiodifusión, tecnología que es utilizada en su actividad privada como dueño de varios medios de comunicación.

Ahora la media sanción deberá pasar a una segunda revisión en Diputados.

Según indicaron a este diario desde el oficialismo, la decisión del bloque K será acatar la revisión del Senado.

Compartir: 

Twitter
 

El Senado aprobó la suba de impuesto a electrónicos, menos a equipos de aire más potentes.
Imagen: Martín Acosta
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared