ECONOMIA › UN INTERVENTOR DESIGNADO POR LA FEDERACION SINDICAL DE SANTA CRUZ REEMPLAZA AL NOMBRADO POR TRABAJO

En la búsqueda de una salida negociada

Mientras el dirigente santacruceño desplazado resiste la intervención ocupando la sede sindical en Caleta Olivia, todo el resto del arco sindical, político y estatal involucrado negociaba dejar sin efecto el paro desde hoy.

 Por Raúl Dellatorre

El Ministerio de Trabajo convalidó ayer el nombramiento de un interventor en el sindicato del petróleo y el gas en Santa Cruz por parte de la federación de trabajadores de esa rama de actividad, que reemplazará de ese modo al previamente designado por la cartera laboral. De inmediato, la cartera que encabeza Carlos Tomada se abocó a una negociación que permitiera levantar el paro, que ya lleva 25 días. Hasta anoche, se seguía buscando una salida negociada y ya sin la participación de Héctor Segovia, el titular del sindicato petrolero de Santa Cruz, que había sido cuestionado por las asambleas de base en los campamentos. Fuentes oficiales aseguraban, a última hora, que se había arribado a un acuerdo corroborando el mismo compromiso firmados una semana atrás. Es decir, el cobro de los días de paro y reapertura de la negociación salarial. Las asambleas de base lo habían aprobado, pero mantuvieron el paro rechazando que Segovia siguiera al frente de la negociación. Ahora, desplazado el dirigente, las autoridades oficiales confiaban en el levantamiento del paro a partir de hoy.

El ingreso de un delegado normalizador de origen sindical en lugar de un funcionario del gobierno nacional, sin embargo, seguía siendo resistido por un grupo de dirigentes que responden a Segovia. Los adherentes al ex titular del gremio mantienen ocupada la sede sindical desde el domingo. “No estamos tomando el gremio, estamos dentro de nuestra casa y vamos a protegerla, nuestra intención es que al gremio lo manejen los afiliados santacruceños”, respondió un dirigente del sector de Segovia desde adentro de la sede.

Segovia no sólo está enfrentado con la asamblea de trabajadores de Caleta Olivia, que primero desconoció el acuerdo que hizo con las petroleras por un aumento salarial y luego mantuvo el paro reclamando su desplazamiento. Segovia también confronta dentro del peronismo santacruceño con el gobernador Daniel Peralta. E incluso quedó en veredas cruzadas con su secretario adjunto, Rubén Retamoso, quien una vez desatado el conflicto se paró del lado de los huelguistas. Ayer, con la resolución de la federación y la decisión de sus seguidores de resistir la intervención, Segovia también se enfrentó con Alberto Roberti, titular del gremio a nivel nacional y a quien el ministro de Planificación, Julio De Vido, señaló como alineado a nivel político con Francisco De Narváez.

El gobernador santacruceño respondió a los dichos de Segovia que “él dice que es un hombre del Frente para la Victoria y le está haciendo un daño enorme a la Presidenta al resistirse a abandonar el gremio, como le ordenó la Justicia y luego el Ministerio de Trabajo”. Daniel Peralta aseguró que “la Presidenta está muy preocupada por el conflicto petrolero en la provincia”.

Héctor Segovia había arremetido una vez más contra Peralta el domingo último, acusándolo de haber ordenado a la policía que le pidiera las llaves del sindicato. “Recibí un llamado en el que me advirtieron que si me oponía a la intervención iba a ser detenido. Hoy siento la traición de mis compañeros”, reflexionó, antes de recordar que “éste es el segundo gobernador que me tocó enfrentar, pero gracias a Dios con éste no hubo ninguna muerte”, en referencia al conflicto que mantuvo con el ex gobernador Sergio Acevedo, cuando ocurrió la muerte de un policía de Las Heras, Jorge Sayago, en un enfrentamiento en una manifestación de petroleros.

En la disputa verbal también participó el ministro de Planificación, Julio De Vido, quien aseguró que no faltará combustible por el conflicto gremial, pero reclamó al diputado Francisco De Narváez que le pida “racionalidad” al titular de la Federación Argentina Sindical de Petróleo, Gas y Biocombustibles, Alberto Roberti, de quien dijo es su “referente político”. “Todos los dirigentes de la federación han mostrado una absoluta responsabilidad (para solucionar el problema), pero entendemos que el señor Roberti, su secretario general, debería poner mayor enjundia en resolver el tema, ya que demoró casi 72 horas en designar su delegado” (más sobre De Vido, en página 10).

La Federación Sindical del Petróleo hizo ayer una presentación ante el Ministerio de Trabajo en la que expresa que, en virtud de lo dispuesto por el Juzgado de Instrucción de Caleta Olivia el jueves 21 (el desplazamiento de Segovia) y lo resuelto por la cartera laboral un día después (designando un interventor), asumía la responsabilidad de intervenir la entidad gremial de base “para proceder a la pronta normalización”. El interventor designado por la federación es Carlos Flaquier, prosecretario Gremial, de Interior y Organización de la entidad. Al reconocer su nombramiento, el ministerio dispuso dar por cumplidas las funciones del interventor nombrado el viernes 22, Roque Vitale.

Compartir: 

Twitter
 

Daniel Peralta, gobernador de Santa Cruz, contra Segovia. “Le hace mucho mal a la Presidenta.”
Imagen: Leandro Teysseire
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared