EL MUNDO › EN AFGANISTAN, 488 PRESOS ESCAPARON

La fuga de los talibán

 Por Julius Cavendish *

Desde Kabul

Una enorme cacería de hombres comenzó ayer después de que 488 prisioneros talibán escaparan de una cárcel de alta seguridad en el sur de Afganistán, a través de un túnel de 300 metros (foto) que serpenteaba por debajo de puestos de control, muros con alambre de púa arriba y una importante autopista, antes de emerger en una casa afuera del perímetro de la ciudad. Descripto por el gobierno afgano como “un desastre que no debiera haber ocurrido”, el escape ha puesto en ridículo a las fuerzas de seguridad sólo tres meses antes de que las tropas de la OTAN deban entregar el control de varias partes del país.

De acuerdo con un triunfante vocero talibán, los insurgentes en el exterior tardaron cinco meses para excavar el túnel antes de llegar a una de las celdas el domingo a la noche, usando gatos para automóviles para romper la última capa de concreto. Durante las siguientes cuatro horas y media, sacaron a los 488 prisioneros –incluyendo a 13 criminales comunes–, detenidos en el ala política de la cárcel de Sarpoza, hacia la libertad, transportándolos a autos que los esperaban, mientras un equipo de terroristas suicidas estaba listo para distraer a los guardias de la prisión. No fue necesario que actuaran. Los guardianes sólo descubrieron que los internos se habían ido al amanecer de ayer, media hora después de que el último detenido hubiera bajado al túnel. Fuentes de Kandahar dijeron que los tuneleros reformaron los canales de irrigación que eran financiados por Estados Unidos para ocultar sus excavaciones.

“Esto es un golpe”, dijo el vocero del gobierno. Una fuga de una prisión de esta magnitud por supuesto señala vulnerabilidad”, dijo, y que el gobierno investigaría “exactamente qué había sucedido”, pero lo analistas dijeron que todo indicaba que era una tarea desde adentro, y esto era apoyado por la declaración de un hombre que dijo ser uno de los fugados. “Había cuatro o cinco de nosotros que sabíamos que nuestros amigos estaban cavando un túnel desde afuera”, explicó Mohammad Abdullah, quien explicó que había sido un interno durante dos años después de que lo encontraran con una pila de revólveres. “Algunos de nuestros amigos nos ayudaron dándonos copias de las llaves. Cuando llegó el momento, a la noche, logramos abrir las puertas de amigos que estaban en otros cuartos.”

Tooryalai Wesa, el gobernador de Kandahar, culpó a los guardias de la prisión. “Esto es absolutamente la culpa de la ignorancia de las fuerzas de seguridad”, dijo. “Esta no es la obra de un día, una semana o un mes de actividad, esto en realidad fueron meses de trabajo para cavar y liberar a sus hombres.” Otro funcionario añadió que las bombas que dejaron los talibán en el agujero estaban dificultando la investigación de lo que había sucedido.

No es la primera vez que detenidos escapan en masa de Sarpoza: casi 1000 se fugaron durante un ataque talibán en 2008. Después de ese incidente, las fuerzas de la coalición en Kandahar gastaron millones de dólares mejorando la prisión, construyendo nuevas torres para los guardias, expandiendo el perímetro y fortaleciendo las puertas y ventanas de las celdas. Entonces, como ahora, se sospechó de ayuda del interior.

La fuga de la cárcel es el mayor de una serie de golpes de propaganda este año de los talibán, destinados a socavar la credibilidad de las fuerzas de seguridad de Afganistán y minar su moral antes de la transferencia de poder. Pero la fuga también podría tener serias implicaciones para la situación de lucha que se espera que comience en las próximas semanas.

Muchos ya están prediciendo la primavera más sangrienta de la década, mientras las tropas de la OTAN tratan de aferrarse a los logros que afirman haber conseguido en Kandahar desde que miles de refuerzos entraron como parte del aumento de tropas del presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Páginal12.
Traducción: C. D.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared