EL MUNDO › ITALIA SE SUMA A LA INTERVENCION MILITAR QUE LLEVA ADELANTE LA OTAN CONTRA EL REGIMEN LIBIO

Dos bombas destruyen la oficina de Khadafi

Los jets de la alianza atlántica descendieron en picada sobre Trípoli, impactando en el complejo residencial y militar del coronel. Los ataques suceden mientras las fuerzas del régimen azotan la ciudad de Misrata.

 Por Catrina Stewart *

Por lo menos dos bombas de la OTAN impactaron en el asediado complejo Bab Al Azizia del líder libio en el centro de Trípoli ayer, mientras la alianza militar de Occidente aumentaba su campaña contra el régimen de Khadafi. Los jets de la OTAN descendieron en picada sobre la capital temprano, rompiendo la calma antes del amanecer y destruyendo la oficina y la biblioteca en el complejo residencial y militar del coronel Muammar Khadafi, así como la estación televisiva estatal. Por otra parte, el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, anunció ayer que su país realizará bombardeos estratégicos en Libia, luego de haber jugado hasta ahora un rol limitado en la intervención militar internacional en ese país.

Examinando el daño en los edificios, incluyendo uno usado para albergar una reunión de la Unión Africana hace dos semanas, los funcionarios del régimen les dijeron a los periodistas que el ataque había sido un intento de asesinato al líder libio. Fue el segundo ataque a su complejo. El coronel Khadafi fue visto en la televisión estatal anoche, reuniéndose con los líderes de la comunidad en Trípoli.

El ataque de la OTAN a la residencia del dictador podría provocar inquietud entre los aliados más reacios, como Rusia. Moscú acusó a la coalición de exceder el mandato de las Naciones Unidas para proteger a los civiles. La OTAN dijo que los ataques había apuntado a las centrales de comunicaciones “usadas para coordinar los ataques contra los civiles”, insistiendo en que era necesario mantener un “ritmo operacional alto” para evitar que el régimen disparara contra su propio pueblo. El secretario de Defensa británico, Liam Fox, mientras tanto, se dirige a Washington para reunirse con su contraparte estadounidense, Robert Gates, para discutir planes incluidos en la campaña para apurar los ataques de precisión.

La oficina de Berlusconi dijo que el premier comunicó su decisión de participar en los bombardeos en Libia al presidente estadounidense, Barack Obama, durante una conversación telefónica y que planeaba llamar a colegas europeos para decírselos también personalmente. El comunicado de la oficina de Berlusconi dijo que el gobierno decidió “incrementar la flexibilidad operativa de sus aeronaves con acciones dirigidas a blancos militares específicos en territorio libio con el fin de proteger a la población civil”. Los ataques suceden mientras las fuerzas pro Khadafi continuaban azotando Misrata, la única ciudad en manos de los rebeldes en el oeste de Libia, a pesar de las afirmaciones del régimen el viernes pasado de que estaba deteniendo su fuego para que las tribus locales pusieran fin al conflicto, una afirmación que fue recibida con cierto escepticismo por los rebeldes. Misrata, devastada por la lucha urbana en los últimos dos meses, emergió como el campo de batalla clave entre los rebeldes y las fuerzas leales en el oeste, y el régimen es muy consciente de que la pérdida de esa ciudad dejaría en situación vulnerable a Trípoli.

Aunque los rebeldes han empujado a las tropas leales fuera de los baluartes en el centro de la ciudad, las fuerzas del régimen continuaron con sus bombardeos. Un residente en esa localidad indicó que al menos 42 personas habían muerto y otras 150 habían resultado heridas en los dos últimos días de intensos ataques. Esta cifra podría aumentar sensiblemente en las próximas horas, ya que se trata de bombardeos “violentos, intensos y anárquicos”, esencialmente contra zonas residenciales, según la fuente.

Las fuerzas leales al régimen ya no se encuentran en la ciudad, pues “fueron expulsadas por los rebeldes tras los combates de los últimos días”, y se han acantonado a unos 25 kilómetros, desde donde lanzan sus ataques con misiles Grad y obuses de carros de combate.

Saif al-Islam Khadafi, el más visible de los hijos del coronel Khadafi, apareció incólume por el ataque a Trípoli afirmando que el líder libio tenía a “millones de libios con él” y que la OTAN estaba destinada al fracaso. “Este ataque cobarde puede asustar o aterrorizar a niños, pero no abandonaremos la batalla y no tenemos miedo”, lo citó la agencia de noticias estatal Jana. “Ustedes, la OTAN, están librando una batalla perdida porque están apoyados por traidores y espías.” Sin embargo, los funcionarios en el sitio de la explosión de Tripoli, que se cree que no causó heridas serias, estaban notoriamente sacudidos, y uno de ellos emitió una advertencia de que tales acciones justificarían los ataques terroristas en los países de la OTAN.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Páginal12
Traducción: Celita Doyhambéhère.

Compartir: 

Twitter
 

El vocero de Khadafi, Mussa Ibrahim, habló a la prensa afuera del edificio bombardeado por la OTAN.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared