ECONOMíA › REDRADO Y GONZáLEZ FRAGA PROPONEN UN HORIZONTE DE ENDEUDAMIENTO EXTERNO E INVERSIóN EXTRANJERA

Pintados para volver a seducir al mercado

Los referentes económicos del duhaldismo y el radicalismo defendieron en Rosario la teoría de financiarse con fondos externos para enfrentar la fuga de capitales. La misma fórmula que Argentina conoció en los ‘90.

 Por Javier Lewkowicz

Desde Rosario

“La clase media quiere trabajar y ve que otro que no trabaja gana lo mismo. Hay una cultura del consumo y no del trabajo.” Javier González Fraga, autor de la frase y candidato a vicepresidente por la Udeso, que encabeza Ricardo Alfonsín, compartió diversas críticas al Gobierno y propuestas para los próximos años con Martín Redrado, candidato a diputado por el Frente Popular de Duhalde y, en menor medida, con Angel Sciara, actual ministro de Economía de Santa Fe bajo la gobernación de Hermes Binner, en un encuentro que se desarrolló ayer en la ciudad de Rosario. González Fraga y Redrado propusieron que la Argentina vuelva a colocar deuda en el mercado internacional para atacar un supuesto problema en el sector externo, “crear un clima favorable a la inversión extranjera” y reducir el gasto público.

Al convite organizado por la Aseguradoras del Interior de la República Argentina (Adira) también estaban invitados el viceministro Roberto Feletti y Hernán Lorenzino, secretario de Finanzas. “Rosario no siempre está cerca”, bromeó Eduardo Sangermano, titular de Adira, para justificar los faltazos. El auditorio ofrecía en el escenario un sillón blanco a tono con dos mesitas “onda chill out”, según definió el propio Redrado, y tres enormes pantallas por detrás. La ausencia de los dos referentes del oficialismo, al parecer, permitió que los opositores desplegaran con mayor soltura sus propuestas. El ex “Golden Boy”, que compartía comentarios con González Fraga durante la presentación de Sangermano, fue el primero en presentar su análisis y también el primero en irse, ya que no bien terminó su exposición desapareció del salón.

Después de recordar entrañables charlas con Ben Bernanke, titular de la FED norteamericana, y Jean-Claude Trichet, presidente del Banco Central Europeo, que mantuvo en el encuentro de banqueros en la ciudad de Jackson Hole (ver aparte), Redrado pintó un panorama sombrío para la Argentina. “Hay un fuerte proceso de demanda de dólares. En un escenario optimista, este año se fugarán 17.800 millones, aunque en mi estimación más negativa puede subir a 23.300. Estamos en una situación de alarma. Yo esperaba que luego de las elecciones cediera la demanda de dólares, pero se ve que hoy tenemos incertidumbre poselectoral. Por primera vez las reservas van a caer y el año que viene quedarán sólo 800 millones de libre disponibilidad. ¿Cómo se va a financiar la Argentina?”, se preguntó.

Redrado anticipó un escenario negativo en el plano comercial y concluyó que la salida es “convocar a la inversión”. “Bernanke me dijo: ‘Lo único que yo puedo asegurar es plata barata’. Hay bajas tasas de interés, capitales en Estados Unidos, Europa y Japón que buscan en el mundo emergente oportunidades de crecimiento. Ese es un gran desafío para la Argentina, que ha estado en estos años fuera de los canales de inversión. También los empresarios privados deben tomar fondos”, resaltó. Su propuesta es muy similar a financiar la huida de divisas con endeudamiento público, un esquema bien conocido en el país.

La plataforma económica del radicalismo coincide en ese punto con la del peronismo opositor. “Hay niveles de deuda razonables y una presión impositiva razonable. La presión actual es muy alta y los niveles de deuda muy bajos”, explicó González Fraga.

–¿No es una estrategia contradictoria colocar deuda pública y atraer la inversión extranjera directa para obtener divisas, pagando altos niveles de intereses y utilidades, lo que termina empeorando el problema inicial? –le preguntó este diario.

–Dame una estrategia mejor –respondió el potencial vice de Alfonsín, quien también propuso que “el Tesoro vuelva a comprar dólares para pagar la deuda”, es decir, dejar de utilizar reservas y acudir a la recaudación para afrontar los vencimientos.

A la hora de explicar qué recursos afectaría para pagar la deuda y “fortalecer las cuentas fiscales”, González Fraga indicó que “hay que ir desarmando los subsidios con cuidado”, algo que también marcó Redrado. “Esta política económica tiene un culto al consumo y un desprecio por la inversión. Se olvida de crear clima favorable a la inversión. Eso nos va a alejando de la idea de país que teníamos 120 años atrás”, recordó. Tanto Redrado como González Fraga descartaron que la salida sea la devaluación.

En tanto, Sciara le reconoció algunos méritos al Gobierno, pero adhirió al “factor casualidad” que algunos economistas esgrimen. “Viento de popa, corriente a favor, llámenle como quieran a este modelo”, arengó. Consideró que “el gran problema para el próximo gobierno tiene que ver con el proceso inflacionario”. “No pensamos en bajar la tasa de interés ni la oferta monetaria. Pensamos en grandes acuerdos entre los agentes”, indicó, sin mayores precisiones.

Compartir: 

Twitter
 

Martín Redrado en el escenario, junto a González Fraga y el “binnerista” Angel Sciara.
SUBNOTAS
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.