ECONOMíA › LI CITY ISTIBI SIRINI > JORNADA SIN PROBLEMAS EN LA PLAZA CAMBIARIA CON EL NUEVO SISTEMA DE CONTROL DE LA AFIP

Ansiedad en un debut con pocas operaciones

Las asociaciones de bancos de capital nacional y extranjeros informaron que en todas sus sucursales la normativa de validación de la AFIP fue aplicada sin dificultad. El dólar se mantuvo en 4,26 pesos por unidad. Pocos negocios en la city.

 Por Cristian Carrillo

En la primera jornada de operaciones luego de que se anunciara un control más exhaustivo para la compra de dólares, se desarrolló una rueda cambiaria en calma. El volumen negociado en el segmento mayorista se ubicó en 400 millones de dólares, monto reducido si se toma en cuenta que a fin de mes suele aumentar la demanda de divisas por compromisos del intercambio comercial. La intervención oficial también fue reducida. El Banco Central vendió cien millones que le permitieron equilibrar la cotización en los mismos valores de la semana pasada. En bancos y casas de cambio se registraron algunas complicaciones de adaptación en los sistemas informáticos a los nuevos requerimientos. No obstante, en las entidades consultadas por este diario coincidieron en que no se verificó una mayor propensión a adquirir dólares por parte de su clientela. Pasado el mediodía, la mayoría de los bancos y agencias había adecuado sus sistemas e hicieron algunas operaciones puntuales. En las pizarras de la city el billete verde se mantuvo a 4,26 pesos para la venta, mientras que las reservas cayeron en 75 millones de dólares, al ubicarse en 47.507 millones.

“En general, se pretendió generar (desde algunos medios) una expectativa casi de burbuja, donde la gente iba a abalanzarse sobre el dólar. No ocurrió nada por el estilo. Por el contrario, fue una jornada tranquila en materia cambiaria. Las distintas medidas anunciadas dan una señal importante de que se va a continuar con la misma política cambiaria”, explicó a Página/12 un colaborador de la titular del Central, Mercedes Marcó del Pont. El viernes a última hora de la noche, el Gobierno anunció una resolución en la que obliga a los bancos a requerir información a la AFIP sobre un potencial comprador de dólares y autorización para la operación. La medida termina de cerrar un paquete de herramientas que el Ejecutivo implementó la semana pasada para evitar la negociación informal de dólares y la consecuente salida de divisas. “Esta no es una medida cambiaria, sino fiscal; para hacer más transparente la compra de moneda extranjera”, agregó la fuente oficial.

Tal como sucedió en el transcurso de la semana pasada, agentes del Central y de la AFIP realizaron inspecciones en bancos y casas de cambios tanto en la city como en los principales centros financieros del interior del país. En los operativos hubo una particularidad: los inspectores del ente recaudador tuvieron ayer la tarea adicional de colaborar con los responsables de las entidades financieras para ajustar sus sistemas informáticos con el objetivo de que puedan conectarse on line con la AFIP. Estos ajustes impidieron en muchas entidades la normal venta de divisas. El sitio de consulta quedó casi colapsado por la mañana, arrojando en un 95 por ciento de las consultas el mensaje de “inválido”.

La Asociación de Banco Privados de Capital Argentino (Adeba) y de Bancos Privados (ABA), que nuclea a extranjeros, emitieron sendos comunicados en los que informaron que en todas las sucursales de los bancos asociados la normativa fue aplicada sin dificultad. Sin embargo, en un breve recorrido por algunas entidades se recogieron distintas situaciones. “Las computadoras no estaban preparadas con el sistema para todos los cajeros. De hecho, no llegamos en el día a aplicarlo completamente”, señaló a este diario Alfredo Piano, titular del banco homónimo. El sistema se comunica con la AFIP, a partir de la carga del CUIT o CUIL, y el dispositivo valida la operación. “Mañana (por hoy) va a estar funcionando bien”, agregó Piano. Desde el Banco Ciudad informaron que sólo operaron “escrituras con créditos hipotecarios, que fueron informadas al Central”. Por el contrario, el Francés, el Galicia y el HSBC no registraron inconvenientes.

Durante el fin de semana, las gerencias de los principales bancos locales mantuvieron un contacto fluido para “intercambiar información sobre el sistema”, según relataron desde el Ciudad. También se preparaban ante una posible ola de pedidos de compra. “No hubo mayor demanda por parte de ahorristas. La gente vino más para informarse que para comprar”, reconoció Piano.

En el segmento mayorista –por más de un millón de dólares, donde operan generalmente grandes bancos– también se exhibieron los efectos de la nueva regulación. Acotados los negocios con fines especulativos, el monto trocado se redujo fuertemente: se registró un volumen de 400 millones, casi un 20 por ciento menos que el promedio habitual. A fin de mes suele crecer la demanda de dólares por parte de exportadores e importadores. No obstante, el último día del mes se mantuvo equilibrado en precio y volumen. El Central reiteró su estrategia de colocar en pantalla una oferta de 500 millones de dólares, de los cuales se desprendió de sólo cien millones. “Es casi mitad de lo que colocamos en la jornada del martes y miércoles y menos que el viernes de la semana pasada”, explicó la fuente del BCRA.

La obligación de acreditar la capacidad de flujo de fondos para aquellos que compren hasta 250.000 dólares al año también comenzó a dar sus frutos. Las operaciones de contado con liquidación cayeron estrepitosamente, mientras que el costo asociado al riesgo de exposición se disparó a 5,15 pesos, contra los 4,89 que ya se registraba la semana pasada. El “contado con liqui” consiste en la compra de un bono o acción en el mercado local para luego ser liquidado en el exterior, obteniendo así los dólares que son depositan en cuentas de bancos externos. La medida apunta a los que financian desde el país este tipo de operaciones para la fuga de capitales, quienes ingresan nuevamente los activos al país y reinician la rueda. “El volumen en ese tipo de operaciones estuvo casi estancado. Se les está cerrando el cerco”, opinó la fuente del Central.

La tendencia se trasladó al minorista, donde el dólar se mantuvo en 4,26 pesos, mientras que por el blue (informal) se llegó a pedir hasta 4,70. El diferencial también refleja el mayor riesgo para los “arbolitos” y “cuevas” por negociar en negro. Para hoy se prevé que el sistema on line de los bancos funcione sin inconvenientes, con lo cual cualquier persona que tenga “bien su historial ante la AFIP” podrá adquirir dólares. Existen dos niveles de operaciones, con destino específico y sin destino específico. En el primer caso, si la AFIP objeta la operación, el Central entrega los billetes al banco. En el último caso, debe contarse con el visto bueno del ente recaudador.

Compartir: 

Twitter
 

El Banco Central vendió unos cien millones de dólares y sus reservas se ubicaron en 47.507 millones.
Imagen: DyN
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.